El Presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump, y dos miembros de su gabinete montaron una agresiva defensa de su política de separar a los niños de sus padres en la frontera con México. Mientras que AirBnb y también otros, incluida su mujer, lo han condenado.

«Podrían ser asesinos, ladrones y mucho más», dijo Trump de la gente que cruza la frontera. «Queremos un país seguro, y empieza con las fronteras”. Por ello cerca de 2.000 niños y niñas se han separado de sus padres en las últimas seis semanas.

La Administración no quiere dar información sobre los niños.

Kirstjen Nielsen, secretaria de Seguridad Nacional, insistió en que los niños que habían sido detenidos también estaban bien atendidos. No respondió a las preguntas de los periodistas que exigían detalles sobre su paradero y atención. Ella dijo que no había visto las secuencias que circulan de las familias encerradas. Ni las de la jaula de la cadena de acoplamiento, ni oyó el audio grabado de los niños llorando dentro de centros de detención.

Kirstjen Nielsen AirBnb
Kirstjen Nielsen

«Los padres que entraron ilegalmente son por definición criminales», dijo Nielsen. Además afirmó: «Al entrar en nuestro país ilegalmente, a menudo en circunstancias peligrosas, los inmigrantes ilegales han puesto a sus hijos en riesgo».

Que ya hay que tener poca vergüenza. Todos los grandes CEOs han puesto sus manos sobre la cabeza; las reacciones no se han hecho esperar.

Recogida de firmas contra esta barbarie.

AirBnb condenan tajantemente a la Administración Trump.

Han emitido una declaración conjunta esta tarde condenando la política del Presidente estadounidense. Concretamente los co-fundadores de Airbnb; Brian Chesky, Joe Gebbia, y Nathan Blecharczyk.

Parte de la declaración lee. «El gobierno de Estados Unidos necesita detener esta injusticia y reunir a estas familias. Somos un país mejor que este».

En enero de 2017, Chesky condenó la prohibición de inmigración de siete países propuesta por la administración Trump. Incluso ofreció vivienda gratuita a los refugiados y a los no permitidos en el país que fueron afectados por la prohibición.

Airbnb también dirigió un anuncio de televisión contra el Estado el pasado enero. Con el eslogan: «vamos a abrir las puertas, no construir muros.» A principios de ese mismo mes, Chesky promovió alquileres para la ciudadanía por parte de AirBnb hacia las personas que venían de los países que Trump llamó «países cloaca».

La propia Melania Trump critica a su marido.

“La señora Trump odia ver a los niños separados de sus familias y espera que las dos partes (en el Congreso) puedan finalmente ponerse de acuerdo para lograr una reforma migratoria exitosa”, dijo a CNN su directora de comunicación, Stephanie Grisham. “Ella cree que debemos ser un país que sigue todas las leyes, pero también un país que gobierna con corazón”, añadió.

Laura Bush calificó la política de “cruel” e “inmoral” en The Washington Post al igual que AirBnb. “Nuestro Gobierno no debería estar en el negocio de depositar niños en almacenes reconvertidos o hacer planes para colocarlos en tiendas de campaña provisionales en el desierto a las afueras de El Paso”, escribió. “Estas imágenes son una evocación siniestra de los campamentos de internamiento estadounidenses para japoneses en la Segunda Guerra Mundial, que actualmente están considerados uno de los episodios más vergonzosos de la historia de Estados Unidos”, agregó.

Microsoft se desbanca también de Trump.

El lunes, un empleado de Microsoft eliminó la parte de su trabajo con Ice. El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos. Microsoft emitió una declaración de seguimiento diciendo que estaba «consternado» por la política de Trump de separar a los niños de sus padres deteniéndoles. 

El jefe jurídico de Microsoft, Brad Smith, publicó una carta más directa y personal. Oponiéndose contra la política a través de su perfil de LinkedIn el domingo. 

Airbnb Arrestos frontera Mexico USA
Imagen | Clarín
Los detractores de la actuación de Trump y Nielsen.

El representante Fred Upton, republicano de Michigan, lo llamó una «práctica fea e inhumana». Pidió un final inmediato a esta situación. El representante Mario Diaz-Balart, republicano de Florida, calificó la práctica de «totalmente inaceptable». Y la representante Mia Love, republicana de Utah; cuyos padres emigraron de Haití, emitió una declaración. Condenó lo que ella llamaba la política de separación «horrible» de la administración. «Como madre de tres hijos e hija de padres inmigrantes, esto es algo muy tangible y desgarrador para mí», dijo Love. «Esto no es un asunto partidista, es un problema de lo correcto o lo incorrecto.»

Michelle Obama y Rosalynn Carter, ambas pesaron con la señora Carter. Diciendo en primer lugar en una declaración que «la práctica y la política hoy en día de la eliminación de los niños de la atención de sus padres en nuestra frontera con México es vergonzoso”. Por último de forma tajante exclamó que “es una vergüenza para nuestro país.»

¿Aún no nos sigues? Puedes hacerlo a través del Instagram de Miguel. También en mi Instagram tendrás noticias diarias. En mi Twitter verás opiniones de actualidad. Y en el pájaro oficial de Easy Smart Tech.

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO