Una de las principales preocupaciones de todos los usuarios que escuchamos música a diario es la vida útil de los nuestros auriculares. Desde hace varios años, hemos visto que el mercado de auriculares ha evolucionado muchísimo. Primeramente vinieron los auriculares “sin cables”, que al final sí tenían un pequeño cable que los unía. Después vinieron los auriculares denominados “true wireless”. Por ello, os voy a contar mi experiencia de 1095 días con los Bose Sound Sport Wireless, unos auriculares inalámbricos pero que tienen un cable que los une. ¿Habrá resistido la batería?

Compra los Bose Sound Sport Wireless desde aquí para apoyarnos.

Los productos con baterías acaban muriendo

Una triste realidad es que todos los productos que hoy en día tienen baterías recargables acaban muriendo. Es cierto que en muchos casos su batería puede ser sustituida, por ejemplo, yo lo hice en mi iPhone 7 hace unos días; dándole una nueva vida al terminal. Sobretodo los auriculares inalámbricos que hacen uso de baterías, suele ser casi imposible repararlos debido a sus diseños tan ajustados.

Bose Sound Sport Wireless

Tras mi experiencia personal de 3 años de uso de los Bose Sound Sport Wireless os quiero contar mis sensaciones con la batería. Es cierto que su duración se ha visto reducida algo pero no lo demasiado o al menos por ahora. De serie afirman aguantar hasta 6 horas de uso, tiempo que al principio se sobrepasaba. Yo he llegado a hacer 9 horas de uso, eso sí, aguantando hasta dejarlos sin batería. Actualmente, la batería me aguanta perfectamente unas 4-5 horas de uso. Esto depende mucho del volumen y del uso; ya que con llamadas suele durar más.

Compra los Bose Sound Sport Wireless desde aquí para apoyarnos

Personalmente sigo contento con la duración de la batería. Además, los Bose Sound Sport Wireless se cargan bastante rápidos. Aunque en la página oficial especifican que tarda unas dos horas, con el cargador del UE MegaBoom se cargan en unos 45 minutos. Cabe destacar que este cargador es de bastante más potencia que el original. Eso sí, una cosa que no me convence es que se cargan mediante Micro-USB; o por lo menos en mí unidad. Desconozco si en las unidades más modernas vienen con USB Tipo-C.

Bose Sound Sport Wireless
Como podéis observar, se cargan mediante un puerto Micro-USB protegido con una pestaña de goma para evitar la suciedad y el agua o sudor.

Auriculares muy cómodos y prácticos

Durante estos años he probado otros auriculares inalámbricos e incluso tengo los OnePlus Bullets 2 Wireless que analicé recientemente. Tras este tiempo, sigo usando ambos auriculares pero me quedo con los Bose Sound Sport Wireless por la sencilla razón de la combinación de diseño y sonido. Su diseño me parece muy elegante y es muy duradero. Están construidos con materiales plásticos y de goma haciéndolos super resistentes. Además, la longitud de su cable me parece mucho más acertada que en los auriculares de OnePlus.

Bose Sound Sport Wireless

Por otro lado, el ajuste de sus almohadillas es perfecto en mis oídos. Los Bose Sound Sport Wireless vienen con tres tamaños de almohadillas de plástico en la caja. Gracias a ellas, los auriculares tampoco se caen incluso cuando hago deporte. Cabe destacar que a lo mejor su diseño es bastante más voluminoso que el de los Airpods de Apple por ejemplo; pero la calidad de sonido es mucho mayor.

Sin ninguna duda los Bose Sound Sport Wireless siguen siendo mis auriculares inalámbricos preferidos por el momento. Además, un aspecto que me encanta de la marca Bose es que no renuevan sus productos anualmente. Es cierto que hace un tiempo sacaron la versión “true wireless” de los Bose Sound Sport Wireless pero siguen vendiéndolos. Llevan unos tres años en el mercado y no se ven pasados de moda ni desactualizados.

Un sonido potente y de mucha calidad

De una cosa que pueden sacar pecho los Bose Sound Sport Wireless es en el apartado del sonido. Su sonido sencillamente es perfecto tras mi experiencia. Suenan muy claros, tienen buenos graves, no distorsionan nada incluso si tenéis el volumen más alto de lo normal. Desde luego que para mí es el factor clave por el cual sigo utilizándolos después de tres años de uso.

Bose Sound Sport Wireless

Otro aspecto que también me ha gustado mucho es su compatibilidad. El mando de comandos que viene ubicado en la parte derecha del cable es compatible con dispositivos Android e iOS. Es decir, podrás subir, bajar el volumen, cambiar de canción, entre otras funciones, en ambos sistemas. Para mí es una función que agradezco ya que como sabéis uso ambos sistemas operativos a diario. ¿Qué os ha parecido el análisis de los Bose Sound Sport Wireless tras 3 años de uso?¿Os los compraríais a pesar de que lleven mucho tiempo en el mercado? Déjanoslo saber en los comentarios.

Compra los Bose Sound Sport Wireless desde aquí para apoyarnos.

¿Conoces nuestras redes sociales?

Y para no perderte nada puedes y estar siempre al día en el mundo de la tecnología. Puedes suscribirte gratis a nuestro canal de Telegram. Además, lo bueno que tiene, que como publicamos de media 5 artículos al día nada más. ¡No damos mucho la brasa!

*Este artículo no ha sido patrocinado por ninguna de las marcas mencionadas.

*Los enlaces de compra a Amazon pertenecen al programa de referidos. Un pequeño porcentaje de tu compra se nos reembolsará sin repercutir en el precio final del producto y, gracias a eso ayudarás a que el proyecto de Easy Smart Tech siga libre e independiente y pueda crecer.

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO