Esta semana os traemos el análisis de un gama media pero con mucho que decir. Esta vez Nokia ha apostado por Android One en su regreso al terreno de los smartphones. Os enseñamos el nuevo Nokia 6.1.

Embalaje

La carta de presentación del Nokia 6.1 está bastante cuidada. El embalaje está presidido por una imagen del propio terminal con la palabra Nokia y dos manos como su eslogan dice “connecting people”. En la parte trasera nos encontramos las especificaciones principales del terminal. Deslizamos hacia arriba la tapa para encontrarnos una caja blanca y el smartphone, dentro de la caja tenemos el cargador, cable usb tipo C y auriculares in-ear. Debajo del terminal tenemos la herramienta extractora de la bandeja de SIMs y las típicas instrucciones de uso.

El Diseño del Nokia 6.1

El terminal está pensado para gente que quiere tener un buen smartphone sin tener que gastarse demasiado. El diseño de este Nokia 6.1 es muy simple, pero a la vez elegante.

Cuando uno adquiere un terminal de precio relativamente asequible no espera que este le transmita sensaciones de un gama alta. Y es que este smartphone ofrece un tacto metálico sumamente agradable en la mano y este mismo armazón metálico, no solo lo hace agradable al tacto, sino que lo hace robusto.

En la parte frontal tenemos la pantalla de 5.5 pulgadas con resolución Full HD. Por encima podemos observar el altavoz, el sensor de proximidad y la cámara delantera.

En la parte trasera del terminal nos encontramos la cámara de 16MP con el dual flash led y tecnología ZEISS. En la mitad está la serigrafia de la marca finlandesa y el sensor de huellas dactilares.

A la derecha tenemos los botones de encendido / apagado y el controlador de volumen. A la izquierda solo tenemos la tapa para extraer / insertar la tarjeta SIM. Dicha bandeja tiene dos posibilidades, SIM + SIM o SIM + MicroSD.

En el borde superior esta únicamente el conector minijack 3.5. En el borde inferior se encuentra el micrófono, el conector de carga y el altavoz desplazado hacia el lado izquierdo.

Software

Nokia es una de las pocas marcas que han apostado por Android One y es un acierto. Algunos fabricantes meten aplicaciones que suelen cargar el producto y hace más mal que bien a la hora de funcionar correctamente.

El Nokia 6.1 viene con Android 8.0 Oreo sin ninguna modificación. Eso es un punto a favor de la marca porque así nos quita quebraderos de cabeza a la hora necesitar espacio.

Tenemos las ventajas de Android One, tanto con las actualizaciones de seguridad como las de sistema, ya que como he dicho antes, viene con Android 8.0 pero cuando encendí el terminal me llego la actualización a Android 8.1.

Las fotos que hace el Nokia 6.1

Llega el apartado donde la gran mayoría de terminales de precios inferiores a los 300€ se echan a temblar, el apartado fotográfico. En este Nokia 6.1 encontramos una cámara con un sensor principal de 16MP firmado por ZEISS y una cámara frontal de 8MP y un ángulo de 84º.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La cámara principal cumple bastante bien en entornos luminosos y exteriores, con un enfoque bastante rápido que se ira ralentizando a medida que la luz vaya disminuyendo o si activamos el modo HDR, pero que aun así cumple bastante bien. El modo HDR resuelve bastante mejor de lo que esperábamos. Las sombras y los disparos a contraluz obteniendo así fotografías que, lejos de ser las de un gama alta, están bastantes conseguidas. En las tomas oscuras es donde encontramos algo corto este sensor del Nokia 6.1 aunque cumple bastante bien para el rango de precios en los que nos movemos y mejor de lo que esperábamos.

Especificaciones

Dimensiones 149 x 76 x 80 mm   200 g
Pantalla 5.5 pulgadas
Resolución 1920 x 1080
Procesador Qualcomm Snapdragon 630
RAM 3/4 GB
Memoria 32/64 GB
Versión Software Android Oreo 8.0
Cámaras 16 Mpx + 8 Mpx
Batería 3000 mAh
Otros Sensor de huellas, LTE, SIM+SIM/SIM+SD
Precio 249 €

 

Rendimiento

Basándonos única y exclusivamente en las especificaciones de este Nokia 6.1 ya podemos prever que no tenemos ninguna bestia parda entre manos. Pero tampoco lo pretende, ya que el objetivo de este terminal es simple y llanamente el usuario que utiliza su terminal para contenido multimedia, redes sociales, juegos casuales… que dicha sea la verdad, es gran parte de la comunidad.

A la hora de utilizar este Nokia 6.1 agradecemos la utilización de Android One. Gracias a esto obtenemos una navegación fluida por la interfaz del dispositivo. Además de un rendimiento aceptable en la gran mayoría de apps y juegos. Aunque en los que requieren más musculo, como el Asphalt, notaremos la falta de potencia y bajadas de fps.

Conclusión

Por último, si queréis un movil con una buena relación calidad/precio de gama media para disfrutar de la música. También jugar a juegos como Clash Royale y disfrutar de las redes sociales, este es vuestro terminal. Por un precio de poco más de 250€; dependiendo de la oferta, os podéis llevar un terminal que se defiende muy bien de sus competidores con Android One; que eso siempre es una buena ventaja.

la serigrafia de la marca finlandesa