La verdad es que Jeff Bezos tiene que estar muy contento de lo que ha conseguido con toda su compañía. Su proyecto de domotizar y hacer inteligente cada cosa que se pueda meter en el hogar; va cada vez mejor y encima las tiene todas consigo para que le siga yendo como le va. Hemos estado probando durante más de 3 meses el Amazon Echo Show y ya os digo que especializarte tiene su sentido.

Una de las cuestiones que se estudian en Marketing es que la especialización sobre un tipo de materia exacta, puede ser, además de beneficioso, tu peor enemigo. Pero está claro que Amazon ha sabido tener a sus enemigos cerca para que Alexa triunfe como la espuma de aquella bebida carbonatada que todo el mundo conoce.

Teclado QWERTY completo partido por la mitad para poder escribir con las dos manos en el Amazon Echo Show

Alexa es el sistema más competente y el Echo Show lo demuestra.

Dentro de los diferentes ecosistemas que conocemos, existen multitud de asistentes de voz. La cuestión es que la competencia los tiene demasiado integrados en sus sistemas que eso hace que nos les deje florecer. Y es por ahí por donde Amazon ha sabido sacarle el partido a sus productos.

Por un lado, Amazon ha sabido conquistarnos con su market place. Una tienda en línea en la que tienen productos de todo tipo. Una vez que se ganaron la confianza de comprar a través de ellos; consiguieron vendernos sus propios productos y hasta sus propios servicios. Pero claro, ellos habían crecido gracias a la tecnología y no iban a dejarla de lado si querían que compráramos sus productos.

Amazon Echo Show
Cuando das el comando de activación a Alexa, en la pantalla sale una luz azul para que sepas que te está escuchando. La zona más clareada de esa barra, indica en qué micrófonos está recogiendo tu sonido.

De esta manera nació, explicado a muy grosso modo, los altavoces inteligentes. Estos altavoces incluían un asistente virtual que además podías enseñarle más cosas. Dependiendo de tus necesidades, Alexa se hace a ti y no tú a Alexa. Y por esto, también nacieron las habilidades; o las ‘skills’ como se les conoce comercialmente.

Las habilidades de Alexa solo conocen el límite que tú le impongas.

Frente al resto de sus competidores, Alexa es capaz de que le hagas aprender tú por tu cuenta y de forma bastante sencilla. De hecho, Amazon lo deja a tu libre albedrío gracias a poderle instalar skills externas, e incluso te paga por ello. Este tipo de cosas, hace que las empresas dedicadas a domotizar viviendas, lo tengan aún mucho más sencillo.

Quizás, por todo esto, tendría más sentido que los barrios inteligentes que está haciendo Google en Toronto, los hiciese Amazon. By the way. Las skills, o habilidades en castellano, sirven para hacer determinadas acciones directas con cualquier dispositivo Echo. Lo bueno de este Echo Show es que podemos verlas directamente desde su pantalla.

Como skills, tenemos a los grandes, y no tan grandes, medios de comunicación. También tenemos a las televisiones tradicionales, plataformas de vídeo y/o música en streaming… esto lo que consigue es incitar a más desarrolladores a crear contenido que pueda hacer aprender a Alexa.

Y es que, aunque no tenga mucho que ver, creo que el espíritu abierto y libre de Amazon, en este sentido, hace que hasta las programaciones de rutinas sean mucho más lógicas y directas. Que no tengas que ejecutar cincuenta comandos porque las rutinas son más modificables; y encima tienes a las skills ayudándote a hacerlo… poco se puede pedir al que podría ser el cerebro de la domótica de cualquier hogar u oficina.

La pantalla es el mejor invento que podía incluirse en un altavoz.

Vamos a hablar de la pantalla de 10,1 pulgadas en tecnología LCD y resolución HD. Un panel más que suficiente para el uso que le deberíamos dar aunque es capaz de mucho más. Y podría parecer que por incluirle una pantalla, el resto de cuestiones podrían perder esencia. Y no, y lo veremos más adelante.

En este panel, que además mantiene una estética sobria y con unos marcos nada comedidos; es capaz de darte mucha utilidad. Por un lado, este tamaño, tanto de pantalla como del propio dispositivo, nos deja sitio para incluir varios micrófonos. En concreto, tiene 8 omnidireccionales. Estos hacen que le hables desde donde le hables, te escuchará y entenderá perfectamente.

Los micrófonos, botones superiores y cámara del Echo Show
Los 8 micrófonos, la cámara para videollamadas y los botones de subir y bajar volumen con el botón de bloqueo y privacidad total. Éste deshabilita los micrófonos y la cámara.

Además, la pantalla es suficientemente nítida como para ver alguna serie de Prime Video, algún vídeo de YouTube o incluso ver la televisión. Porque sí, podemos ver la televisión con sus canales tradicionales con tan sólo pedírselo. Como ya hicieron para ver el debate de RTVE antes de las elecciones del 10 de noviembre.

Amazon sabía que los altavoces eran una prioridad en el Echo Show.

El Echo Show no ha sufrido de falta de tecnología para la salida de audio por incorporar un panel. Esto parecía que lo tenían claro desde Seattle y, desde luego, no tiene nada que envidiar a unos altavoces de marcas profesionales. Por ello han incorporado dos altavoces de neodimio y un radiador pasivo de bajos.

Pero bueno, sí, toda esta palabrería suena muy bien pero, ¿lo hace igual el Echo Show de Amazon? Pues la verdad es que sí. Los graves son excesivamente potentes si los pones a prueba y se nota que el sonido tira a ellos. Para escuchar música, es un espectáculo. Puedes disfrutar sin temor a equivocarte con el altavoz inteligente con pantalla integrada. Y pasa lo mismo con el sonido de conversaciones en series y películas; aunque aquí sí que echamos de menos tener una claridad mayor para aumentar en nitidez.

El Amazon Echo Show de perfil

Una batería y una mejor gestión de la pantalla, sería genial.

Como nos tienen acostumbrados, y acostumbradas, en los altavoces inteligentes; no contamos con ningún tipo de batería que consiga tener cierta autonomía para sus traslados. Es cierto que dispositivos como el Echo Show no están hechos para cambiarlos de manera asidua de lugar. Aun así, se hace incómodo, igual que en el resto, tener que desenchufar de manera brusca el dispositivo. Sin posibilidad de apagar antes. Pero repito, esto es algo de lo que pecan todos los altavoces inteligentes.

Conexiones traseras escondidas del Amazon Echo Show.

Quizás es porque siempre nos han enseñado a apagar los dispositivos antes de desenchufarlos, pero aquí si queremos cambiarlo de lugar o simplemente de enchufe para no colapsar esa toma de corriente, hay que desenchufar y hacer que se apague.

E igual de brusco que es tener que desenchufarlo, lo es con su propia pantalla. Al ser una pantalla LCD, su inicio va cambiando constantemente para no mostrar siempre los mismos colores, haciendo que la pantalla sufra más. Porque sí, no se puede programar para que se apague cuando no se está usando. Le tienes que dar la orden tras activar el comando que hayas elegido.

Si aprendiéramos a usar más a Alexa, otro gallo cantaría.

Y es que frente a su competencia, en cualquier dispositivo con Alexa integrada, incluido el Echo Show, se puede cambiar el comando de activación. Podemos invocar a Alexa llamándola por su nombre, llamándola por la empresa que la creó –Amazon–, o por el nombre de su línea de productos, Echo.

Esto dejaría cierta libertad a que en un futuro podamos llamar a Alexa con el nombre que queramos. Y eso sería un puntazo para tener a un dispositivo completamente integrado en la familia. Aunque es cierto que haría perder imagen de marca y esto no se puede permitir tan fácilmente.

Lo cierto es que Alexa es el asistente más natural que existe a día de hoy. Además de ser uno de los más avanzados gracias a introducir todas las tecnologías posibles de la domótica y así hacer lugares inteligentes controlados por Alexa. De hecho, esta es una de las razones por la que ha conseguido acaparar el 22,1 por ciento de las ventas. Por delante de Google y Apple. Con unas unidades vendidas de 4,6 millones de dispositivos altavoces inteligentes, según Canalys.

Alexa, me voy.

Si activas este comando en tu Echo Show, y en cualquier dispositivo de Echo, tendrás a un guardián constante en tu casa. Sin necesidad de conectarle otros dispositivos de videovigilancia. Al final, actúa como el Modo Centinella de Tesla que vimos hace poco.

Cuando le damos esta orden a Alexa, el Echo Show activa la cámara, los sensores y los micrófonos. Esto hará que vigile el lugar en el que esté. En caso de notar alguna presencia o escuchar algún ruido fuerte, como la rotura de un cristal, de forma automática se pondrá a grabar y te enviará una alerta al dispositivo móvil donde tengas la aplicación de Alexa instalada.

Gracias a que el Echo Show cuenta con una cámara de 5 megapíxeles, podrá grabar la situación peligro. La cual incluso podrá ser capaz de enseñártela a través de su pantalla y escuchar lo que estaba ocurriendo en sus altavoces. Por lo que Alexa se convierte en un complemento para tu sistema de seguridad en el hogar.

De momento esta función sólo está disponible si tienes tu cuenta vinculada a amazon.com en inglés. Además de darle el comando en el idioma anglosajón.

Utiliza al Echo Show de altavoz Bluetooth sin miedo.

Esta es una de las razones por la que ansío con un altavoz inteligente con batería incluida. Y es que el Echo Show suena muy bien para poderse conectar a través de Bluetooth con cualquier dispositivo. De hecho, lo he conectado muchas veces a los smartphones que pruebo normalmente y a mi Xiaomi TV Box.

El hecho de poderse conectar como salida de audio Bluetooth de cualquier dispositivo con esta tecnología, ha hecho que me salve de muchas. Cuando probé el monitor Momentum de Philips, el sonido era bastante pésimo. Siempre lo tuve que conectar al Echo Show a través del Bluetooth de la TV Box de Xiaomi para mejorar la experiencia cada vez que la usaba.

Por lo que el Echo Show es un compañero ideal para amenizar fiestas o reuniones familiares o entre amigos y amigas. ¿Cuántas veces hemos visto a nuestro/a amigo/a sacando la televisión al jardín para poner el evento deportivo o la música en una barbacoa?

Pues justo, el Echo Show es un elemento que hace que no tengas que cargar con una pantalla de 10 kilos y lo hagas con el altavoz que pesa casi un kilo 800 gramos. Es un poco pesado pero justificado por la calidad de su sonido y la tecnología que tiene dentro.

El Echo Show crea más valor al uso de los servicios de Amazon.

Como todo el mundo ya sabe, Amazon cuenta con diferentes plataformas con las que ha modelado su negocio durante todos estos años. Por un lado, tenemos la tienda en línea que vende todos los productos que nos podamos imaginar. Es por ello, que el Echo Show es capaz de añadirte productos de Amazon a la cesta e incluso comprarlos de forma directa.

Esto hace que podamos realizar compras habituales o de emergencia de forma rápida y sencilla. Y no solo eso, sino que gracias a contar con una pantalla de 10 pulgadas, podremos ver los detalles del pedido por completo.

Pero evidentemente, esto no se iba a quedar solo en poder hacer este tipo de cuestiones; que por otro lado es lo que más dinero le da a Amazon. En el Echo Show tiene mucho más sentido usar las plataformas de vídeo y de música en streaming. Y es que cada vez que queramos reproducir cualquier canción o vídeo; Alexa va a buscarlo en Prime Video o en Amazon Music.

Esto tiene toda la lógica porque van a priorizar sus servicios, algo que no le hizo mucha gracia a la senadora Elizabeth Warren, pero que además si te das de alta en su servicios, te facilitará la vida ya que no tendrás que añadir más palabras a las órdenes para reproducir en otro tipo de plataformas. De hecho, Netflix está completamente capado y ni siquiera podemos reproducirlo ni siquiera desde el navegador que integra.

¿Conoces nuestras redes sociales?

Y para no perderte nada puedes y estar siempre al día en el mundo de la tecnología, puedes suscribirte gratis a nuestro canal de Telegram. Además, lo bueno que tiene, que como publicamos de media 5 artículos al día nada más, ¡no damos mucho la brasa!

*Este artículo no está patrocinado por ninguna de las marcas mencionadas.

*Los enlaces de compra a Amazon pertenecen al programa de referidos. Un pequeño porcentaje de tu compra se nos reembolsará sin repercutir en el precio final del producto y, gracias a eso ayudarás a que el proyecto de Easy Smart Tech siga libre e independiente y pueda crecer.

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO