La inclusión de los sistemas móviles dentro de los sistemas de infoentretenimiento de los vehículos no es algo que a las marcas fabricantes de coches les haga demasiada gracia. Y es que incluyendo este tipo de tecnologías, les hacen perder dinero ya que se puede utilizar los servicios de mapas gratuitos que tenemos a la mano en nuestros smartphones. Y esto lo sabe BMW pese a incluir ahora Android Auto de forma inalámbrica en sus nuevos coches.

Aunque la estrategia de incluir Android Auto inalámbrico en los nuevos vehículos BMW también tiene su intríngulis. Y es que este sistema no está implementado en todos los países ni tampoco en todos los dispositivos Android. Así que esto le hace seguir segmentando a la marca hacia un público mucho más selecto si es que la conexión de sus smartphones es imprescindible.

Interfaz de Android Auto tal y como se vería en un BMW con un dispositivo que se conecte inalámbrico

BMW integrará Android Auto para aprovecharse de Google Assistant.

Pese a que la compañía alemana ya dispone de su propio asistente virtual al que se le invoca con un “Hola, BMW”, saben a la perfección que el “Hey, Google” o el “Ok, Google” es mucho más efectivo y por ello Peter Henrich, el Vicepresidente Senior de Gestión de Productos de BMW comenta que “Muchos de nuestros clientes han señalado la importancia para ellos de tener Android Auto dentro de un BMW para usar una serie de características familiares de teléfonos inteligentes Android de forma segura sin distraerse de la carretera”.

Si finalmente todo esto se sigue introduciendo dentro de los vehículos de BMW y Google Assistant evoluciona por fin a Google Duplex; la productividad y el tiempo invertido en la conducción podrá ser mucho más lógica. Aprovechar los trayectos en vehículo para gestionar tu vida con el asistente de Mountain View puede hacer que el futuro sea mucho más cercano. Sobre todo porque BMW, en sus gamas más altas, también cuenta con ayudas a la conducción parecidas a las que usan los famosos Tesla.

El cliente BMW es cliente Apple.

Y es que la clientela de la marca Premium de vehículos tiene un carácter parecido a la de la marca Premium de smartphones. Solo ofrece productos y servicios de alta calidad a precios por encima de la media porque están lo suficientemente diferenciados como para permitirse este tipo de estrategias comerciales. Esto hacía saber que la mayoría de personas compradoras de un BMW tenían un iPhone y es por ello por lo que BMW solo tenía la implementación de sus vehículos con Apple CarPlay.

Interfaz de Apple CarPlay
Crédito de la imagen | Sdogg7159 a través de Wikimedia.

Y el que el uso de este tipo de tecnologías le hace perder dinero a las marcas es una realidad. Ya vimos como BMW comenzó a cobrar 110 euros al año para permitir al sistema de BMW utilizar Apple CarPlay. Porque claro, pudiendo replicar la pantalla del iPhone en la pantalla del coche, hacía poder utilizar los Mapas de Apple o Google Maps u otras aplicaciones de manera gratuita o de pago sin pasar por la caja de BMW para futuras actualizaciones necesarias.

Pero esto fue suprimido por la marca alemana hace una semana. De esta manera quedaba liberado Apple CarPlay para poder instalarse en los vehículos de manera gratuita y dejar de cobrar a quienes sí pagaron la suscripción anual o la de por vida.

Si no te gastas más de 800 euros en un Smartphone, no tendrás Android Auto inalámbrico en tu BMW.

Si ya tener un BMW es síntoma de pertenecer a una clase social mayor a la media obrera y trabajadora (al menos si te lo compras nuevo), tener un Smartphone de gama alta también te hace diferenciarte un poco. Pues todo esto irá de la mano ya que Android Auto inalámbrico también está sólo disponible para algunas personas.

Y es que la compatibilidad inalámbrica de Android Auto sólo está disponible para los Google Nexus 5X, 6P, y los Pixels, tanto los XL como los normales. Además, no solo veíamos a los últimos Galaxy beneficiarse de Google Duplex sino que de esta tecnología también; ya que además de los dispositivos de Google, los Galaxy S8 y S8+ y Note 8 en adelante son los únicos compatibles. Y solo estos, la gama S y la gama Note de Samsung tienen la capacidad de conectarse a Android Auto inalámbrico sea en un BMW o en otro vehículo.

La parte trasera de un Samsung Galaxy S10+, uno de los dispositivos compatibles con Android Auto inalámbrico en BMW

”Estamos entusiasmados de trabajar con BMW para llevar Android Auto inalámbrico a sus clientes en todo el mundo el próximo año. La conexión fluida de los teléfonos inteligentes Android a los vehículos BMW permite a los clientes salir a la carretera más rápido mientras mantienen el acceso a todas sus aplicaciones y servicios favoritos en una experiencia más segura”. Comenta Patrick Brady, vicepresidente de ingeniería de Google.

Pese a la implementación, donde más BMW se venden es donde menos Android Auto inalámbrico habrá.

No solo Android Auto de forma inalámbrica está atado a ciertos dispositivos exclusivos sino también a ciertos países. De momento, sólo se puede utilizar en Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Filipinas, Guatemala, México, Paragua, Perú, Puerto Rico, Urugua y Venezuela.

Por lo que se hace extraño que donde se puede utilizar esta tecnología que sólo está disponible para smartphones de gama alta-premium sea en países en vías de desarrollo exceptuando algunos. Y mucho más extraño que ningún país europeo ni asiático aparezca en la lista.

Aún así, si queremos disfrutar de este sistema, además de vivir en algunos de los países americanos, deberemos esperar al verano de 2.020. En donde se comenzará a comercializar tras su puesta en escena en el CES de Las Vegas 2.020.

Por lo que seguramente tengamos que seguir dependiendo de utilizar el sistema de GPS que venden en BMW cuando implementas su propio sistema integrado.

¿Conoces nuestras redes sociales?

Y para no perderte nada puedes y estar siempre al día en el mundo de la tecnología, puedes suscribirte gratis a nuestro canal de Telegram. Además, lo bueno que tiene, que como publicamos de media 5 artículos al día nada más, ¡no damos mucho la brasa!

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO