Crear la mejor pantalla para los dispositivos no es algo fácil ni que se le deba olvidar a ninguna compañía que se dedique a la fabricación y distribución de éstos. Desde Foxconn están apostando por la tecnología MicroLED. Mientras que su mayor cliente, Apple, está apostando por mezclar el OLED y el QLED en una misma tecnología. ¿El “QOLED”?

Apple necesita invertir en la comprobación de qué tecnología es mejor para montarla en sus pantallas. Y si todo resulta bien, llegar a fabricarlas por sí misma; deshaciéndose de los contratos que le obligan a fabricar dispositivos antiguos de los que quiere deshacerse para vender siempre, dentro de lo posible, lo último de lo último.

Apple mezclar OLED QLED

Los de Tim Cook no les hacen ascos a nada. Por un lado, utilizan la tecnología LED para sus ordenadores y tabletas. De este modo dejan los paneles OLED que le proporciona Samsung para sus iPhone y Apple Watch de última generación. Haciendo que se olvide de las famosas “pantallas Retina” de hace algunos años.

Apple quiere mezclar el OLED y el QLED para aprovechar las ventajas de ambas.

Tanto la tecnología OLED como la QLED tienen sus puntos positivos y negativos. La tecnología QLED lo que hace es utilizar la retroiluminación para mejorar el contraste de colores. También, el QLED permite mayores nits de brillo y que los ángulos de visión sean mayores. Mientras que la tecnología OLED hace que sus píxeles tengan su propia iluminación individual; por lo que los negros son mucho más puros al apagar el píxel por completo. Además, son más finos que el QLED.

Todas estas ventajas son las que Apple, en una patente registrada en Estados Unidos, está intentando investigar para aunarlas. En caso que el equipo de Ingeniería lo consiguiese, estaríamos delante de pantallas de 1.000 píxeles por pulgada. De este modo sería mucho más fácil utilizar sistemas de realidad virtual, realidad aumentada y mejores definiciones en la calidad de la imagen.

Como siempre, es una patente pero siempre acaban sirviendo para algo. El que Apple quiera mezclar el OLED y el QLED no es algo aleatorio. Es una manera de demostrar que se puede utilizar la tecnología existente para mejorarlas sin necesidad de buscar nuevas que solo creen confusión ante las personas consumidoras.

Foxconn MicroLED
Oficinas de Foxconn en la República Checa. Crédito de la imagen | Nadkachna a través de Wikimedia.

Por su lado, Foxconn quiere apostar por el MicroLED en las pantallas.

Mientras que Apple acaba de mezclar, o no, el QLED y el OLED como si de una mayonesa se tratase; Foxconn está interesado en hacer nuevas tecnologías. Para quien no lo sepa, Foxconn es la compañía mayoritaria que ensambla los productos de Apple. Y todo esto lo hace con intención de vendérselo a Tim Cook.

Eso sí, para que Foxconn consiga vender estos paneles de MicroLED tiene que cumplir unos estándares mínimos medioambientales que los de la manzana obligan a todos sus distribuidores y proveedores. Y es que claro, si Foxconn quiere invertir en MicroLED; realmente está siendo competidor de Apple con la mezcla de tecnologías.

Una de las grandes ventajas del MicroLED que quiere Foxconn es que la vida útil de la tecnología es mucho mayor que la del resto de tecnologías competidoras existentes. Por lo que si la jugada saliese bien, se podría convertir en el principal proveedor de paneles de Apple. Quitándole el puesto a Samsung, a quien no le gustaría nada después de las pérdidas que presentaron esta semana.

¿Conoces nuestras redes sociales?

Y para no perderte nada puedes y estar siempre al día en el mundo de la tecnología, puedes suscribirte gratis a nuestro canal de Telegram. Además, lo bueno que tiene, que como publicamos de media 5 artículos al día nada más, ¡no damos mucho la brasa!

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO