Cuando era pequeño escuchaba predicciones futuras en las que se incluían grandes dosis de tecnología. Hoy en día es cierto que muchas se han cumplido. Otras tantas ni están ni se esperan, lo que sí es cierto es que la tecnología ha avanzado mucho en esta última veintena. Se ha extendido en electrónica de consumo como dispositivos móviles de todo tipo. Sobre todo en comunicaciones. Estamos en la nueva era de la tecnología en los vehículos, la inteligencia artificial y la domótica.

asistentes voz

Dispositivos de comunicaciones como Tablets, Smartphones, Smartwatches son los más conocidos y donde más ha avanzado la tecnología. Los asistentes virtuales como el de Google, Amazon o Apple también han mejorado mucho. Estos asistentes nos permiten realizar acciones utilizando la voz. Entre muchas automatizaciones y consultas que podemos pedir a estos asistentes, tenemos la posibilidad de manejar dispositivos y te dan la posibilidad de automatizar tu hogar.

Controla tu hogar con la voz

Estos asistentes de voz nos permitirán manejar dispositivos como enchufes, bombillas, cortinas, aspiradores, entre otras muchas opciones. En este artículo vamos a ver como podemos automatizar algunos elementos de nuestro hogar. Automatizar algunas cosas no nos costará muchos dinero ya que podemos comenzar por lo básico. Podremos manejar estos dispositivos con el propio asistente de nuestro móvil o tablet. También podemos utilizar los altavoces de Google, Amazon o Apple si queremos un dispositivo extra.

controla tu hogar

Para comenzar lo que necesitaremos será tener instalado cualquiera de los tres asistentes anteriormente mencionados.

Comenzando con los dispositivos

En este articulo vamos a hablar de los adaptadores para las antiguas bombillas led que tengamos por casa y no queramos cambiar. También hablaremos de las bombillas led que son totalmente automáticas y con posibilidad de cambiar de color. Por último hablaremos de los enchufes automáticos, hay de varios tipos pero nos centraremos en dos de ellos.

Adaptadores para bombillas antiguas

Muchos de nosotros pensamos, que esto está muy bien, pero, ¿que hago con las bombillas led que compré y funcionan a la perfección? Pues bien, estas bombillas las podemos aprovechar. En el mercado hay opciones para estas bombillas. Existen unos adaptadores para el tipo de rosca que necesitemos. Este adaptador lo enroscaremos a la bombilla, y este adaptador junto a la bombilla, lo enroscaremos a nuestra lámpara, plafón o lo que tengamos en casa.

bombillas

Muchas de estas bombillas tienen su propia aplicación para conectarlas, al menos la primera vez. Luego las podremos vincular a nuestra cuenta de Google, Alexa o Apple, esta última siendo más complicado.

Pack de adaptadores inteligentes para bombillas.

Una vez configurada nos permitirá desde la aplicación del dispositivo, añadir un programa de apagado y encendido automático. Añadir temporizadores de encendido. O bien añadir un nombre al dispositivo y encenderlo con la voz directamente. También podremos añadir el dispositivo a un grupo, por ejemplo “Salón”. Si añadimos varios dispositivos a este grupo podremos apagar o encender todos los dispositivos con un solo comando de “Apagar salón” o “Encender salón”.

Bombillas automáticas

Hay otras bombillas que ya vienen preparadas, es una buena opción si las vamos a comprar nuevas. Estas bombillas nos permiten las mismas funciones que los adaptadores. Pero además nos añaden alguna funcionalidad extra. Podremos cambiar el color de la luz así como la intensidad con la que brilla la bombilla. Pero no solo esto, también nos permitirá seleccionar escenarios. Estos escenarios consisten en una configuración de colores e intensidades prefijadas que van cambiando o no, según el tipo de escenario. Por ejemplo, escenario “Estudio”, se nos pondrá en color blanco con la máxima intensidad. Otro ejemplo sería; escenario “Fiesta” donde cada x segundos se cambian los colores de forma aleatoria mientras va cambiando de distintas intensidades.

bombillas colores

Como vemos tiene alguna opción extra de la que podremos disfrutar. De igual manera los colores, escenarios, intensidad lo podremos manejar sin ningún problema con los comandos de voz.

Comprar bombilla inteligente LED.

Enchufes automáticos

Los enchufes son un adaptador que se pone entre el enchufe del aparato y el enchufe de la pared. Se puede utilizar para una regleta de varios enchufes o únicamente para uno solo. Podemos encontrar dos tipos de enchufes, el más básico que nos permitirá automatizar el encendido y apagado con comandos de voz y/o programando un horario. O por otro lado otro más avanzado con el que podremos también medir el consumo eléctrico del aparato que tenemos enchufado. Este último muestra con una gráfica día a día y mes por mes el consumo total que ha realizado el aparato.

Pack de enchufes inteligentes WiFi.

enchufe consumo

También en algunos casos, estos enchufes tienen un aro de luz que podemos configurar al igual que una bombilla. Podremos cambiar el color e intensidad, no es igual que una bombilla, pero también hace algo de luz consiguiendo automatizar tu hogar de forma fácil.

Consideraciones previas y resumen

Es muy importante que si compramos alguno de estos dispositivos hay que tener en cuenta que solo son compatibles con redes de 2,4 Ghz. Esto implica que si tenemos un router que solo tenga WiFi a 5 Ghz no vamos a poder enlazarlos. También es probable que si el router es dual, es decir, tenemos las dos redes no podamos manejar o sincronizar los dispositivos si estamos en redes distintas.

Si tenemos los dispositivos enlazados a una cuenta Google podremos manejarlos desde cualquier lugar fuera de nuestro hogar.

Podremos conseguir una automatización de luces, y aparatos electrónicos con muy poco dinero y con estos dispositivos consiguiendo así automatizar tu hogar de una forma rápida y divertida.

¿Conoces nuestras redes sociales?

Y para no perderte nada puedes y estar siempre al día en el mundo de la tecnología. Puedes suscribirte gratis a nuestro canal de Telegram. Además, lo bueno que tiene, que como publicamos de media 5 artículos al día nada más. ¡No damos mucho la brasa!

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO