Las marcas tradicionales fabricantes de vehículos no dejan ni un segundo de intentar estar a la moda. Por la sencilla razón de necesitar que se hablen de ellos tan bien como se hace de Tesla. O que al menos, hagan parecer que son vanguardistas. Pero todos, todos, todos los vehículos eléctricos experimentan un gran inconveniente; y el Audi e-tron no se iba a escapar de este talón de Aquiles.

Y es que nos parece genial que todas las marcas ahora apuesten por la motorización eléctrica. Porque sí, pese a que en muchos de los procesos de fabricación se emiten gases nocivos; al menos en la vida útil del vehículo apenas lo hará. A no ser que recargue en una instalación eléctrica convencional.

Como es obvio, los vehículos de combustión interna en la actualidad, son bastante menos contaminantes. Pero eso no les excluye de poder romper esos filtros magníficos que tienen en sus tubos de escape. Y si eso llega a romperse o a no funcionar bien; la Organización Mundial de la Salud ya estima en 12 millones 600 mil personas las que fallecen anualmente por la contaminación atmosférica.

El precio de los eléctricos siempre es elevado por las mismas razones.

Por norma general, los vehículos eléctricos suelen ir acompañados de paquetes de equipamiento superiores al resto. Y esto no es una banal coincidencia. Poder investigar y fabricar motores eléctricos con baterías óptimas para su rendimiento no es un trabajo fácil ni barato.

Audi e-tron
Imagen | Audi

Por este motivo, la implantación de tecnología ya existente y conocida por los fabricantes es una gran maniobra. Ya que todo esto no es más que software actualizable y elementos de hardware fabricados en masa y con tiradas sobrantes. Así el vehículo se encarece en la venta pero no en la fabricación.

Todo esto hace que la excusa al precio sea más justificada. Pudiendo así implementar mejores tecnologías de baterías. Además, es lógico que sea más barato montar en un vehículo un depósito hueco que una plancha de celdas de baterías. Que el depósito no se preocupan ni de llenarlo al vendértelo.

Audi e-tron
Imagen | Audi

Y los inconvenientes de los eléctricos como el Audio e-tron es el mismo de siempre

Que sí, el nuevo Audi e-tron es un gran vehículo dentro de su segmento. No es más que un Audi Q5 actualizado a las nuevas tecnologías de la filial del Grupo VAG y con un nuevo añadido. El cual tendrá mención especial.

Según confirmó ayer la marca, este coche será como un eléctrico diario típico. Con unos 400 kilómetros de autonomía y haciendo un 0 a 100 en tan solo seis segundos. Una bestialidad para un SUV. Pero como ya sabemos, estas autonomías se verán afectadas porque los ciclos europeos no son los más fiables. Sobre todo en la versión de primera venta con llantas de 21 pulgadas.

Audi e-tron
Imagen | Audi

Y, justamente es la autonomía el mismo inconveniente que comparten los vehículos eléctricos. Incluso aunque te compres un Audio e-tron por 80.000€ en su acabado más ‘básico’. El inconveniente es crear productos sin tener soluciones. Algo que no hizo Tesla y que por eso triunfa en el mercado de los eléctricos de lujo.

No puedes pretender vender un vehículo eléctrico de más de ochenta mil euros sin una red de carga internacional. De hecho la propia Tesla Motors tiene este inconveniente ya que no puedes cambiar de continente y hacer uso de los Superchargers. Ya que los estándares eléctricos americanos son de la época de Colón.

Audi e-tron
Imagen | Audi

El Audi e-tron trae otro problema añadido

Como marca tradicional, Audi sabe que no debe comenzar a vender sus vehículos nada más se presenten. Es por eso, que a día de hoy se están fabricando 200 Audi e-tron diarios. Así hasta que se lance a mediados del 2.019.

No solo es esa su prevención sino que además sus nuevos sistemas tecnológicos incorporan retrovisores digitales. Con cámaras de alto rango dinámico, aperturas focales bastante amplias y con Inteligencia Artificial.

Estos sistemas, como vemos en el vídeo, son muchísimo más cómodos y seguros. Además de hacer que el vehículo sea más aerodinámico y perder ruidos en la cabina provocados por los retrovisores. Pero estos retrovisores aún no tienen una legislación en muchos países, como España o Estados Unidos. Por lo que debemos esperar a ver cómo se comporta la DGT en este sentido.

¿Conoces nuestras redes sociales?

¿Aún no nos sigues? Puedes hacerlo a través del Instagram de Miguel. También en mi Instagram tendrás noticias diarias. De igual modo, en mi Twitter verás opiniones de actualidad. Al igual que en el pájaro oficial de Easy Smart Tech. Incluso puedes estar al día en nuestro canal de Telegram.

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO