La verdad que en el momento en el que te pones a buscar unos auriculares de diadema medio en condiciones; que además cumplan con un precio asequible porque son para llevártelos y seguramente un día acaben rotos o perdidos; la búsqueda se hace interminable, desesperante, desquiciable y agobiante. Hasta que pruebas los Aukey EP-B36.

En concreto la compañía se encarga de distribuir muchísimos gadgets. O como le llamarían nuestras madres y nuestros padres: cacharros con cablerío. Y justamente esto es otra de las cuestiones que yo no quería. Aunque ya os comenté la razón por la cual me gusta el USB C en los auriculares.

No quería pasar por la pesadilla del cable, de tener que meterlo por dentro de la ropa pero que la calidad del Bluetooth fuese decente. Y vuelvo a hacer hincapié en que no me apetecía gastarme más de 30€ en ello.

Unos muy buenos compañeros los auriculares Aukey EP-B36.

Tampoco os voy a querer engañar. Sí, Aukey me mandó unos auriculares de diadema de regalo para probarlos. Pero de ser una basura, no me molestaría en escribir esto. Directamente sería mejor no darle ni siquiera bombo.

Pero es que todo lo contrario. Tanto en mi casa como yo mismo los hemos probado durante más de un mes. Nos llegaron antes del Día de Reyes y cumple lo que casi todos podemos buscar. Eso sí, no busques la mejor experiencia auditiva.

Con unos graves bastantes significativos y unos agudos suficientes, la experiencia se hace cómoda. Carecen de cancelación de ruido, por lo que puede a llegar a molestarte el ruido externo si es sumamente excesivo. Y esto es una por una razón.

Y es que esa razón es que por otro lado el volumen es muy alto, por lo que te cancela el ruido de forma tradicional; no como aquella caseta de perro con micrófonos. Y lo bueno de ser unos auriculares de diadema es que la salud de nuestros oídos estará más protegida.

También puedes llevarte los Aukey EP-B36 a todos lados.

La verdad es que ese a ser unos auriculares económicos, han pensando en todo. El Bluetooth llega a algo más de 10 metros de distancia. La calidad no se pierde aunque se nota al conectar el cable Mini Jack 3,5 milímetros.

Cable que por cierto viene incluido, es un cable muy finito que en caso de conectarle otros más gruesos, no entrarán del todo. Esto hará que uno de los altavoces de los auriculares no se escuchen por falta de conexión del propio cable.

Contenido de la caja.

Y el que se pueda doblar viene genial para poderse guardar en nuestro bolso diario, mochila o incluso en la propia funda que viene con los propios auriculares de diadema de Aukey. Funda que he aprovechado para guardar el cablerío que tan nerviosa pone a mi madre que tenga por los cajones.

 

No tienen un peso excesivo y no se hacen incómodos de llevar. La única incomodidad que se puede experimentar es la falta de costumbre que tenga una persona de llevar auriculares de diadema. Pero una vez que te haces, no molestan para nada. Aunque un mudillito en la zona superior que choca contra la cabeza no hubiera venido nada mal.

La verdad es que para el transporte público o los típicos viajes a clase o al trabajo vienen genial. Y, ¿sabes también para qué vienen genial? Para escuchar nuestros podcasts en Spotify.

¿Conoces nuestras redes sociales?

Y para no perderte nada puedes y estar siempre al día en el mundo de la tecnología, puedes suscribirte gratis a nuestro canal de Telegram. Además, lo bueno que tiene, que como publicamos de media 5 artículos al día nada más, ¡no damos mucho la brasa!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here