La compañía lleva un tiempo experimentando con distintos proyectos e investigaciones. No solo quiere dedicarse a tener coches autónomos, y hacerle la competencia a los taxis, si no que quiere ir más allá. Por eso, han informado ahora de las bicicletas y patinetes eléctricos de Uber.

Bicicletas y patinetes eléctricos de Uber

La última idea de la compañía ha sido crear bicicletas y patinetes eléctricos. El año pasado, en el mes de abril, adquirieron la compañía Jump, dedicada a estos productos. Y que hoy en día, sigue funcionando bajo el nombre de Uber. La principal idea, era ganar mercado en otros sectores.

Así pues, han introducido mejoras en las bicicletas y patinetes eléctricos. Y son las baterías intercambiables. Ahora, los usuarios no tienen que esperan a que las bicicletas se recarguen, sino que en ese preciso instante, pueden cambiarlas por otras. Con ello, también se pretende reducir costes.

Seat también ha querido entrar en este juego con su patinete eléctrico.

Bicicletas y patinetes eléctricos de Uber
Imagen sacada de la web de Uber. Es la bicicleta Jump.

De esta forma, solucionan uno de los mayores problemas que se les planteaba a este servicio de transporte. Los usuarios ya no tienen que estar pendientes de recargarlas. Y lo pueden hacer al momento. Solo, habría que llevar la batería a un punto de carga.

Lo malo de este sistema: eliminación de puestos de trabajo

El avance tecnológico es bueno, incentiva a los investigadores a darle cada vez más vueltas al coco. Y por supuesto, a facilitarle la vida y la comodidad del día a día a las personas. El problema, es que se eliminarían puestos de trabajo. Al no tener las bicicletas y patinetes eléctricos la necesidad de acudir tantas veces a un puesto de recarga, no serían necesarios tantos operarios que se encarguen de ello. Sus puestos y funciones de: ir a recoger dicha bicicleta o patinete eléctrico, y llevarlos al punto de carga, y volver a distribuirlos por la ciudad; ya no serían necesarios.

Bicicletas y patinetes eléctricos de Uber
Imagen sacada de la web de Uber. Es el patinete Jump.

Incluso, se especula con que podrán contratar personas ajenas a la empresa, para que se dediquen por las noches a recargar las bicicletas o patinetes que queden. Eliminando plantilla y ahorrando en costes.

Además, quieren en un futuro que sean autónomas. Que tengan la capacidad de moverse por sí solas sin ayuda de nadie. De esta forma, podrían distribuirse mejor por la ciudad, moverse ellas solas al punto de carga y volver a otro sitio de la ciudad. Se prevé, que en un futuro muy próximo, sea así.

Uber versus Taxi

Todos conocemos la eterna batalla entre Uber y la compañía de Taxis en España. Discutiendo por ver quién tiene razón y quién puede monopolizar el mercado de transporte personalizado. Y la guerra por ejercer su actividad y conseguir el distintivo VTC en este tipo de servicios, es decir, Vehículos de Turismo con Conductor.

Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid, se trata de una bandera de la Comunidad pegada en la luna delantera y otra en la parte trasera. De esta forma, tantos los usuarios como otros vehículos, pueden reconocerlos.

Bicicletas y patinetes eléctricos de Uber

No solo eso, hace poco se unieron a Google, para ofrecer sus servicios a través de la chaqueta de Inteligencia Artificial de Google. Ofrecen sus servicios de reparto a domicilio con Uber Eats, utilizando bicicletas normales, que imagino, cambiarán por eléctricas dentro de poco.

¡Para no perderos ninguna noticia de actualidad, sigue nuestro canal de Telegram para enterarte de todo al momento!

¿Conoces nuestras redes sociales?

¿Qué os parecen las bicicletas y patinetes eléctricos de Uber? ¿Seguirá esta eterna pelea entre Uber y Taxi?