Las start ups con base en aplicaciones y páginas webs se basan en poder solucionar, de un modo u otro, los inconvenientes que nos acechan de forma diaria. Uno de los ejemplos es el sistema de transportes que existe en Andalucía y del que se ha podido beneficiar positivamente BlaBlaCar.

Para las pocas personas de este mundo que no conozca esta empresa; BlaBlaCar es una empresa que se dedica a conectar a viajeros y a viajeras por el mundo. Pudiendo así compartir los gastos de un viaje que de otra forma sería bastante más costoso.

BlaBlaCar
Logo de la compañía tras su renovación de branding.

El ‘low cost’ de calidad.

Es cierto que este tipo de plataformas se utilizan por el ahorro económico que supone. Y hemos elegido a BlaBlaCar por su veteranía. Y es que los y las andaluces y andaluzas elegimos esta plataforma y; conformamos la gran cifra del 32 por ciento de usuarios/as; por alguna razón.

La facilidad que supone reservar un viaje con BlaBlaCar es pasmosa. Tan solo registrarnos y buscar el viaje necesario. Además de la confianza que nos aporta poder ver las opiniones de otras personas. Ver cómo es esa persona que llevará el coche, o quienes lo compartirán, la experiencia de los demás… esto es impensable cuando hablamos de escoger la Renfe o ALSA.

Aunque algún momento podremos compartir hasta nuestro propio avión.

BlaBlaCar
Ahora incluso es una opción en Google Maps.

Todo esto se suma que todas las personas que usamos la plataforma de viajes compartidos, estamos asegurados. Tanto la plataforma como AXA tienen un acuerdo para salvaguardar la seguridad de todos.

La tecnología se apodera de BlaBlaCar.

Gracias a que las personas que realizan los viajes en esta plataforma; BlaBlaCar conoce las carencias del resto de transportes. Por ejemplo, yo que me he ido a Málaga, y he vuelto desde la misma ciudad, en un viaje compartido de BlaBlaCar; era impensable hacerlo en tren. Ya que la Renfe en Granada es prácticamente inexistente y tienes que ir hasta Antequera en un autocar que te facilita la empresa vial.

BlaBlaCar

Coger un ALSA podría ser otra opción. Pero sube de precio y la estación no está cerca de todos. ¿Qué queda? Buscar un BlaBlaCar con alguien que, además, asegura que en las plazas traseras sólo viajarán dos personas. Comodidad, confianza (por el seguro) y económico. ¿Alguien da más? ¿Una moto voladora quizás?

Pues sí, lo da BlaBlaCar con su próxima Inteligencia Artificial. Desde la plataforma quieren añadir un algoritmo para que, de forma automática, se añadan los puntos de recogida. Sin que se tengan que estar especificando y perdiendo el tiempo.

La seguridad de compartir el viaje con desconocidos/as.

Se podría entender el miedo a lo desconocido. El miedo a subir en nuestro coche, o subir al coche de otra persona, con gente que no conocemos de nada. Pero es cierto que esta economía colaborativa se lleva haciendo en el resto de Europa durante muchísimo tiempo.

Esto se difumina gracias a su programa de ‘experimentados’. Donde las opiniones del resto de viajeros y viajeras y el porcentaje de sus buenas opiniones, les convierte en ‘Expertos’ o en, incluso, ‘Embajadores’. Estos últimos tienen la posibilidad de recibir primero las últimas actualizaciones, de probar nuevas ideas y de asistir a mesas redondas para contar sus experiencias. Tras esto, BlaBlaCar se nutre de un enorme feedback para entender cual es el camino a seguir y qué deben mejorar.

BlaBlaCar
La nueva imagen de BlaBlaCar.

Por ello, la experiencia en su gran mayoría es satisfactoria. Sueles conocer gente nueva con la que podrás hablar sobre diferentes temas. Sobre todo cuando la actualidad está a la orden del día. Lo bueno de esto es que siempre podremos aprender de las personas con las que vamos. Nuevos puntos de vista u opiniones distintas. O simplemente, pasar un rato agradable.

Una experiencia sumamente agradable.

Por otro lado, mis dos últimos viajes realizados con la plataforma BlaBlaCar indican muy bien como somos las personas. En el primero, un viaje muy dicharachero y que se pasó extremadamente rápido. En el segundo, un viaje con algo de conversación al principio pero bastante relajado el trayecto. Por lo que todas las personas se pueden sentir muy cómodas y al final es algo natural.

BlaBlaCar
Merchandising de un sorteo.

Cuando estas con gente que no conoces, intentas que haya buen rollo y el viaje sea lo más ameno posible. Por lo que si eres un(a) charlatán(a) o una persona tímida, en el 95 por ciento de las veces que viajes con este tipo de plataformas; estarás cómodo/a. Por lo que sí, viajar en un BlaBlaCar, a parte de ser súper recomendable, es muy fiable.

BlaBlaCar ya no es solo para la juventud.

Por otro lado, es completamente entendible que más de un millón seiscientas mil personas en Andalucía usen la plataforma. En un principio, la juventud andaluza, ceutí y melillense tenían que desplazarse un mínimo de tres veces. Las tres vacaciones existentes en los cursos escolares españoles. Y esto era una medida muy cómoda.

Gracias a esa experiencia de la juventud, los más mayores se animaron a usar la plataforma. Sus padres, madres, familiares, conocidos… tanto es así que la media de edad ha superado los 30 años.

¿Conoces nuestras redes sociales?

¿Aún no nos sigues? Puedes hacerlo a través del Instagram de Miguel. También en mi Instagram tendrás noticias diarias. De igual modo, en mi Twitter verás opiniones de actualidad. Al igual que en el pájaro oficial de Easy Smart Tech.

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO