Siempre pensamos que las competencias directas de Qualcomm viene por parte de Exynos o HiSilicon pero su verdadera competencia directa es Broadcom. Es una empresa de circuitos integrados con más de 10.000 empleados en plantilla. En el Top 20 de empresas de semiconductores. Entre Qualcomm y Broadcom está habiendo una disputa por su fusión. Qualcomm quiere comprar a NXP, otra empresa de semiconductores holandesa. Esta es especialista en chips para elementos electrónicos y de muy buena aceptación en el sector automovilístico. Qualcomm y Broadcom se fusionarían si la primera realiza una compra de valor subjetivo de la segunda.

¿Qualcomm se va a dejar comprar?

No lo está poniendo muy fácil, de hecho, parece que no quiere. Ambas empresas estadounidenses llevan meses reuniéndose y ofreciendo ofertas y contraofertas. Qualcomm ve ‘inaceptables’ las ofertas que lleva ofreciendo Broadcom durante todas las reuniones de febrero. La mayor oferta por parte de Broadcom acabó el pasado 14 de febrero en 97.187 millones de euros. Lo que suponía unos $82 USD por acción. Ni siendo una gran oferta ni el día de los enamorados llegaron a un acuerdo.

Qualcomm publicó lo siguiente: «Nuestro consejo está abierto a nuevas discusiones con Broadcom por si puede alcanzarse una propuesta que refleje apropiadamente el verdadero valor de las acciones de Qualcomm y garantice unos niveles apropiados de certidumbre a la operación».

Broadcom se desmarca y baja su oferta de compra

Acaban de ajustar su oferta de compra y como menos se esperaba la han rebajado. Ya avisaron a Qualcomm que su oferta anterior era inamovible. ‘Era su última oferta y la mejor‘. Quizás la última no ha sido pero sí la mejor. Hace escasas horas, Broadcom ha ofrecido a Qualcomm una oferta de 94.460 millones de euros, lo que supondría un abono de $79 USD por acción. La cual se pagaría en $57 USD en efectivo y $22 USD en acciones de Broadcom. Donde además han dado una propuesta de buena fe contemplando la posibilidad de aumentar automáticamente 3 dólares americanos a su oferta en efectivo, pasando a $60 USD en efectivo y manteniendo los 22 en acciones.

Toda este intento de compra está pasando antes que el MWC. Con terminales como el Nokia 8 Sirocco que montaría un chip Snapdragon.

¿Por que Broadcom se ha cansado de Qualcomm? ¿Qué tiene que ver NXP en todo esto?

Está claro que los holandeses están esperando comiendo palomitas viendo el circo montado. El trabajo de NXP está yendo cada vez mejor y contemplan un aumento de su valor económico por ello. Al menos esto así lo considera Qualcomm. Los de San Diego ofrecieron el año pasado por NXP unos 30.810 millones de euros. Aunque el fondo de inversión asociado asesoró buscar un mejor precio por la compañía. Qualcomm está dispuesta a comprar a NXP por valor de 35.674 millones de euros, suponiendo un coste de $127,50 USD por participación accionaria. Esto revalorizaría a NXP Semiconductors un 16%.

Fácil. Broadcom quiere que Qualcomm compre a NXP por valor de $110 USD por acción. Ni un sólo dólar más. Ya que si lo hiciese por más la empresa de San Diego podría revalorizar su mercado y sus ofertas a Broadcom. Qualcomm está actuando de forma prepotente pudiendo hacerlo. Es una marca que proporciona chipsets a enormes marcas como Samsung, Google o Apple. Es por eso que Qualcomm está aumentando la oferta de NXP y Broadcom bajando la de Qualcomm.

Si Broadcom acabase fusionándose con Qualcomm se convertirían en los mayores fabricantes de semiconductores del mundo. Algo así como si el Grupo Volkswagen y Ford se uniesen o con el Grupo PSA.

Fuente: Europa Press

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here