El LG Q60 es un terminal de gama media-baja que está principalmente enfocado a aquellos jóvenes o no jóvenes, los cuales no se quieren gastar mucho en un nuevo terminal “llamativo”. Con este terminal “económico” la marca busca aumentar su catalogo para llegar a un mayor público al más estilo Samsung. Por ejemplo, hace un tiempo analizamos el interesante Samsung M20 y el completo Samsung A50.

Un diseño llamativo por detrás pero “gordo” por delante

Al sacar de la caja el LG Q60 me llamó mucho la atención su diseño trasero, un color azul brillante super llamativo. El terminal sigue las líneas de diseño de la marca, montando una cámara triple trasera y un lector de huellas redondo y situado abajo de la cámara como los de antaño. Que por cierto, me ha funcionado muy bien aunque pienso que es un poco pequeño para mí gusto.

LG Q60 triple camara
Como podéis ver, el color del terminal es muy llamativo.

En cambio, si nos fijamos en el diseño frontal, es decir, el de la pantalla, está claro que sigue la última tendencia del mercado. Su pantalla con notch de 6,26 pulgadas con formato 19:9 intenta ocupar “casi todo el frontal” pero tiene unos bordes demasiado gordos. Todos mis conocidos decía lo mismo del terminal: “qué bonito el color azul pero los marcos lo hacen grueso a la vista”.

diseño Q60
Los marcos del LG Q60 me parecen excesivos, sobre todo la parte inferior.

La primera vez que cogí el terminal, me quedé impactado. Esto se debió a que como yo tengo un terminal de OnePlus, la diferencia de marcos es considerable. Aunque cuando llevas unas horas con el LG Q60 te olvidas completamente de los bordes y no le das importancia. En cuanto al notch tipo gota, se puede decir que está dentro de la media. Un aspecto que me ha llamado la atención es que no tengamos la posibilidad de usar reconocimiento facial (por lo menos en la unidad que hemos estado probando).

Fotografía variada gracias a sus tres sensores

Al LG Q60 no le faltan sensores fotográficos, al revés, tiene 4 sensores en total. Una combinación de sensor triple en la parte trasera y un sensor frontal ubicado en el notch tipo gota. Un aspecto que agradezco es que los sensores traseros no sobresalen apenas. Están prácticamente dentro del marco del terminal, sin aumentar el grosor. También, la interfaz de la cámara es muy sencilla e intuitiva. Tiene bastantes modos de configuración y personalización.

Ávila Q60
Fotografía de las murallas de Ávila con el LG Q60.

El sensor principal del terminal de 16 megapíxeles se defiende correctamente en la gran mayoría de situaciones durante el día. A éste, le acompaña un segundo sensor de 5 megapíxeles que agranda el espacio de la fotografía que no destaca en exceso debido a que pierde definición. El tercer sensor sirve para realizar el famoso modo retrato y no me ha gustado mucho el efecto que realiza. En cuanto al sensor frontal, os puedo decir que a mí me ha funcionado bastante bien.


4 postes avila
Fotografía de los 4 Postes, en Ávila, con el LG Q60.
cámara Q60
Fotografía de los 4 Postes, en Ávila, con la cámara de gran angular del LG Q60.

En cuanto al apartado nocturno, los resultados son peores que los obtenidos durante el día. La gran mayoría de las fotografías cuentan con grandes niveles de ruido y distorsiona mucho las luces exteriores. Por ejemplo, lo podéis observar en la segunda fotografía. En cambio, en la primera fotografía, seleccionando donde enfocar y el nivel de luminosidad, la calidad mejora algo.

cuadro de mandos coche
fotografia nocturna Q60
interior coche

A continuación, veréis dos fotografías de la muralla de Ávila con escasa definición. Desde luego el apartado nocturno no es el punto fuerte del apartado fotográfico de este LG Q60.

muralla de ávila
Fotografía nocturna de las murallas de Ávila con el sensor principal del LG Q60.
Murallas de Ávila
Fotografía nocturna de las murallas de Ávila con el sensor de gran angular del LG Q60.

¿Recomendamos el LG Q60?

Tras haberlo probado más de un mes, perfectamente cualquier persona puede sobrevivir con el terminal. La batería del terminal dura demasiado, eso sí, carga demasiado lento y se carga mediante Micro-USB (un aspecto que no entiendo en pleno 2019). Su diseño es elegante por detrás aunque no mucho por delante. Su pantalla cumple perfectamente. Así que por su precio de 230 euros aproximadamente, si buscas un terminal llamativo, este terminal podría estar dentro de tus opciones. Además, si te interesa, ayer publicamos nuestras opiniones sobre el Honor 20.

¿Conoces nuestras redes sociales?

Y para no perderte nada puedes y estar siempre al día en el mundo de la tecnología. Puedes suscribirte gratis a nuestro canal de Telegram. Además, lo bueno que tiene, que como publicamos de media 5 artículos al día nada más. ¡No damos mucho la brasa!

*Los enlaces a Amazon pertenecen al programa de afiliados en el que recibimos un porcentaje de la compra realizada. El precio final del dispositivo no se incrementará a la persona compradora en ningún momento.

*Este artículo no ha sido patrocinado por ninguna de las marcas registradas mencionadas.

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO