La mensajería instantánea ha cambiado mucho desde los inicios. Hace ya mucho tiempo del casi extinto servicio de mensajes de texto, más conocido como SMS. En la actualidad su uso es prácticamente un tramite. En su mayor parte se utiliza para poder activar otras aplicaciones, donde nos llega el código de seguridad. WhatsApp es la reina en este campo, aunque no hay que olvidarse de Telegram, una aplicación menos utilizada pero mucho más potente y segura. Muchas aplicaciones de este tipo han aparecido, pero han sido un asomar fugaz. Muchas de ellas ya no recordamos ni el nombre o bien han dejado de usarse en nuestro país.

Aplicaciones de comunicación “everywhere”

Google Hangouts (conocida anteriormente como Google Talk) fue la pionera en chat de escritorio y móvil. Poco tiempo después llegó WhatsApp a los dispositivos, otra aplicación de mensajería, aunque los usuarios pedían una aplicación para escritorio. La aplicación rusa Telegram se le adelantó haciendo una aplicación para todas las plataformas y Sistemas Operativos. WhatsApp, hizo algo parecido aunque a mi parecer, no es tan buena como la de la competencia. Para utilizar Whatsap en un ordenador tienes que tener el móvil cerca para poder escanear el código que aparece en la pantalla y poder entonces, iniciar las conversaciones.

En resumen, es posible que en un día acabemos utilizando una o varias de estas aplicaciones, incluso, algunas no tan conocidas. La mayoría de estas aplicaciones se han pensado para ser usadas en un dispositivo móvil. Si queremos utilizar una o varias de ellas en nuestro ordenador, deberemos instalar todas ellas, o a priori, es lo que pensamos.

Después de un resumen general por las aplicaciones más utilizadas de mensajería instantánea y sus aplicaciones para escritorio, vamos a hablar de Franz. Esta aplicación que integra las principales plataformas de mensajería instantánea en una aplicación de escritorio para los tres Sistemas Operativos más utilizados.

Franz, todas la mensajería en una sola aplicación

La aplicación de mensajería centraliza hasta 20 tipos de servicios de mensajería. Podemos decir que es un inenarrable placer tener todo centralizado, y no depender de varias aplicaciones. De esta manera cada uno de los servicios activados nos aparecerá con una pestaña en la aplicación y con un nombre que podemos asignarle al activar el servicio para poder diferenciar en caso de tener varias cuentas, por ejemplo en Twitter, y poder identificarlas fácilmente.

La aplicación está disponible de forma gratuita para Linux, Windows y MacOS. La podemos descargar de su página oficial, y en cuanto al uso, es muy sencillo ya que bastará con abrir la aplicación de mensajería Franz, y seleccionar cualquiera de los servicios que nos ofrece, donde escribiremos un nombre para identificarlo en la etiqueta que nos crea, y a partir de ahí, sólo tendremos que configurar el acceso con nuestra contraseña y usuario para poder hacer uso del servicio.

¿Conoces nuestras redes sociales?

Para estar siempre al día en el mundo de la tecnología, suscríbete a nuestro canal de Telegram. Además, como publicamos de media 5 artículos al día nada más, ¡no damos mucho la brasa!

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO