La vida son ciclos, en eso estamos todos de acuerdo, ¿no? Pues el ciclo principal se Siri se ha acabado. Después de que Apple adquiriese la compañía en 2.010, quien inventase a la asistente personal de la manzana mordida se han ido yendo poco a poco. Justamente hoy, ha presentado su dimisión el último fundador que trabajaba para la división de Siri.

Siri no es una creación de Apple.

Siri nació como una start up más. Donde quisieron enseñar al mundo ? una nueva forma de comunicarnos con nuestros dispositivos. La idea ? era tan sumamente buena y el proyecto estaba tan bien ejecutado que Steve Jobs, que en paz descanse, no dudó ni un segundo en adquirir esta empresa.

Siri

Lo hizo en 2.010, antes del lanzamiento del iPhone 4S. Prepararon toda la inteligencia que precisaba Siri para que en 2.011 se implementase completamente en el iPhone 4S. Una compra de 200 millones de dólares estadounidenses que tenía que ser, sí o sí, rentable.

Los padres se desentendieron de Siri.

Dag Kittlaus y Adam Cheyer decidieron invertir el dinero de la compra en otra start up parecida. Donde gestionaron y crearon a una nueva asistente personal. Pero claro, si Apple tenía a Siri su mayor competidor no podía no tener nada. Y llegó la surcoreana Samsung quien compró VIV Labs, la nueva start up, para comenzar a moldear a Bixby.

Siri

Pero otro de los papis, Tom Gruner se quedó en Apple y siguió trabajando con Siri como jefe del grupo de desarrollo avanzado de la división. Al menos, hasta hoy. Cuando ha decidido salir de la empresa para “perseguir intereses personales en fotografía y conservación oceánica”.

Google llega para salvar a Siri.

Bueno, no Google como tal sino su antiguo jefe de Inteligencia Artificial de la empresa de la gran G. Ya tiene Google suficiente con lo que tiene como para encargarse de su competencia… John Giannandrea se suma al equipo de Apple como Jefe del aprendizaje de las máquinas y de estrategia de Inteligencia Artificial de la empresa de Cupertino.

Siri
También si le dices ‘Oye Siri 112’, llama a Emergencias.

Y es que Giannandrea viene de una presentación espectacular de Google Assistant donde deja en ridículo a cualquier asistente personal. Que aunque él en esa fecha ya estaba en Apple, eso seguro que lo vio crecer. Por otro lado, Siri también necesita aprender de un lenguaje mucho más natural que es un poco su talón de Aquiles.

Un largo camino para los asistentes personales.

Desde luego que esta carrera es de fondo porque a las máquinas les cuesta entender el tono y la forma de decir las cosas. Al igual que el lenguaje natural, los acentos o palabras propias de la semántica geográfica. Aún así, hace unos años si alguien nos hubiese dicho que podríamos encender las luces o hacernos un café con la voz; le trataríamos de persona loca. Y, aún a día de hoy, no todo el mundo estamos acostumbrados a estas cosas.

Y a ti, ¿qué te parecen los asistentes personales de voz? ¿Les das uso?

¿Conoces nuestras redes sociales?

¿Aún no nos sigues? Puedes hacerlo a través del Instagram de Miguel. También en mi Instagram tendrás noticias diarias. De igual modo, en mi Twitter verás opiniones de actualidad. Al igual que en el pájaro oficial de Easy Smart Tech.

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO