Hay veces que parece que un ratón para un ordenador no puede dar más de sí. Parece que simplemente es un periférico que sirve para mover el cursor alrededor de todo el sistema y hacer ciertas acciones clicando sus botones. Y es eso justamente lo único que no quiere hacer Logitech con el MX Anywhere 2. Un ratón con muchas más funciones y más cosas qué decir.

La productividad no sólo pasa por el dispositivo que utiliza como herramienta principal. Bien sea un ordenador de sobremesa, un portátil o una tableta; con un sistema operativo u otro dependiendo de las necesidades que tengas. También cuentan, y mucho, los dispositivos periféricos que utilizas a lo largo del día y que cambian tu experiencia por completo.

Un MacBook, un iMac y un iPad acompañados del MX Anywhere 2 y un teclado de Logitech sobre una mesa de oficina.

No me dí cuenta de lo necesario que es un buen ratón hasta tener el Logitech MX Anywhere 2.

Durante mucho tiempo he estado trabajando, como muchas personas de las que nos leéis ya sabéis, con un iPad de 2017. Y la verdad que cuando he trabajado con esta tableta sí que veía necesaria la implantación de un ratón para trabajar con ella. Sobre todo por mejorar la salud de las muñecas.

El iPad lo tengo conectado a un Logitech Slim Folio que ya analizamos en su día y que, a día de hoy, me sigue pareciendo la mejor opción para sacarle todo el rendimiento que es capaz de tener un iPad para trabajos ofimáticos. Pero si además, le añadimos un ratón del calibre del MX Anywhere 2, todo va un paso más allá. Y dejas de estar incómodo/a al tener que desplazarte por la pantalla con la mano, elevándola a una posición nada natural.

Pero evidentemente, no sólo lo he usado con el iPad, ahora trabajo con un ordenador dada las necesidades que tengo actualmente. Siempre he sido muy pro trackpad y me ha parecido más útil ya que al poder realizar gestos, siempre me ha facilitado la vida más que un ratón tradicional. Pero es cierto que un ratón te ayuda en los trabajos de precisión.

Una sensación extraña en su ruleta pero que tiene la mejor lógica aplicada jamás.

La primera vez que fui a clicar la ruleta para cerrar una pestaña, el clic que hizo fue con un sonido que parecía que se había roto el botón. Pero no, la ruleta tiene dos posiciones para según qué necesidad tengas en el momento.

Por un lado, tiene un modo de vueltas infinitos. Algo que hace que puedas hacerle el scroll hasta el final a una página de manera ultrarrápido. De esta manera, no pierdes tiempo en tener que estar bajando poco a poco. Pero como la gente de Logitech sabe que esto no es lo más preciso, el MX Anywhere 2 también puede hacerlo de forma tradicional.

La ruleta del ratón Logitech MX Anywhere 2 señalada con un círculo blanco y flechas del mismo color.

Yo que soy un enamorado de la mezcla de lo tradicional con lo vanguardista esto me vuelve loco. Porque además de poder girar la ruleta de manera infinita, puedes volver a clicarla para que se comporte como una ruleta tradicional. Así podrás hacer scroll ‘clic a clic’. Como en cualquier ratón tradicional.

La precisión es máxima y la tecnología inalámbrica ha demostrado ser mucho mejor que la que conocíamos.

Es cierto que durante mucho tiempo, hemos tenido a la conectividad inalámbrica como si fuese una paria entre nosotros. Y la verdad es que esto se ha resuelto hace mucho tiempo. La latencia que tiene es imperceptible. Por lo que los movimientos son completamente naturales y precisos.

Además, el láser utilizado en su parte inferior se acopla a cualquier tipo de superficie con la que quieras, o tengas que, trabajar. Puede trabajar sobre una superficie de cristal, de madera o incluso encima de un edredón para así trabajar dónde y cuándo te apetezca.

Y esto sucede también con las teclas laterales para ir hacia atrás o hacia adelante en los navegadores. Una función que es bastante accesible y rápida y que ojalá las aplicaciones también trabajen en hacer que esos botones funcionen como atajos para deshacer o rehacer.

El Logitech MX Anywhere 2 se conecta dónde quieras

Cinco meses son los que llevo probando este ratón y utilizándolo casi a diario. También porque para tareas sencillas suelo utilizar más el trackpad del portátil y dejo el ratón para las tareas de precisión pero esto no va más que a gustos de cada persona.

Lo bueno que tienen los ratones más avanzados de Logitech es la posibilidad de poder conectarlos hasta a tres dispositivos diferentes. Con solo clicar el botón que se encuentra en la zona inferior, se cambia entre los dispositivos con los que los hayas emparejado mediante tecnología Bluetooth.

Logitech USB Unifying Receiver que viene incluido con el MX Anywhere 2

Y no solo eso, sino que además viene con él un pequeño dispositivo USB denominado como Logitech Unifying Receiver. Un receptor unificador de dispositivos que es capaz de conglomerar hasta 6 dispositivos diferentes para así no saturar el Bluetooth de tu dispositivo y ahorrarle batería a los 6 dispositivos que se conecten y al propio ordenador al que lo conectes.

Tres veces lo he cargado en estos 3 meses de uso.

El ratón MX Anywhere 2 de Logitech tiene una batería bastante grande en su interior. También es cierto que es lógico que cualquier batería que se le incluyese sería difícil de descargar. Aun así, también es de agradecer la buena gestión de la misma y que se recargue mediante cable Micro USB; de esta manera ahorramos el uso de litio y pilas tradicionales.

Un cable micro USB frente al ratón MX Anywhere 2 de perfil en una foto sombreada.

Es cierto que el ratón no lo he usado todos los días pero cuando lo he usado, le he dado un uso bastante intensivo. Algo que ha hecho que sólo lo haya tenido que cargar 3 veces en estos cinco meses de uso. Además, se puede cargar en cualquier enchufe USB, en el USB del propio ordenador, en una batería externa… dependiendo de dónde te vaya mejor.

La ergonomía también ha sido bien trabajada.

Una de las cuestiones que siempre afectan a la hora de usar los ratones para ordenador es la ergonomía con la que se han fabricado. En Logitech llevan muchísimos años trabajando en la fabricación de periféricos de ordenadores por lo que saben lo que se hacen.

Yo no tengo una mano muy grande pero sí bastante ancha. Como yo en general, vaya. No crecí a lo alto pero sí a lo ancho. Pues mi mano ha sido coherente con el resto de mi cuerpo.

Y la verdad es que trabajo con él de la manera más cómoda posible. No se me hace pequeño ni grande. Aunque siempre es aconsejable la utilización de una alfombrilla que te agarre la muñeca para así evitar el síndrome del túnel carpiano al usar mucho los ratones; un síndrome al que estamos expuestos las personas que trabajamos mucho con ordenadores.

¿Conoces nuestras redes sociales?

Y para no perderte nada puedes y estar siempre al día en el mundo de la tecnología, puedes suscribirte gratis a nuestro canal de Telegram. Además, lo bueno que tiene, que como publicamos de media 5 artículos al día nada más, ¡no damos mucho la brasa!

*Este artículo no ha sido patrocinado por ninguna de las marcas mencionadas.

*Los enlaces de compra a Amazon pertenecen al programa de referidos. Un pequeño porcentaje de tu compra se nos reembolsará sin repercutir en el precio final del producto y, gracias a eso ayudarás a que el proyecto de Easy Smart Tech siga libre e independiente y pueda crecer.

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO