Los datos son lo que todas las empresas tecnológicas, o casi todas, quieren tener. Y ya cuando se trata de datos médicos, es cuando más ímpetu ponen para recabarlos. Esto es lo que parece que está haciendo Google con los datos médicos de los pacientes del centro médico de la Universidad de Chicago en Estados Unidos. O al menos así se puede leer en una de sus entradas del blog de la compañía.

Pero claro, esto no está gustando demasiado a los defensores férreos de los datos en Internet. Quienes acusan a la compañía de haber recibido más datos de los debidos por culpa de los propios hospitales. Y es que de ser así, estarían infringiendo una ley federal bastante importante; algo que en países como España es sumamente difícil acceder a este tipo de datos si no es la persona quien los pide y/o cede.

Google podría estar recibiendo los datos médicos con la ayuda de los móviles Android.

La demanda publicada por el medio estadounidense The New York Times acusa a la firma de un acuerdo entre Google y la Universidad Médica de Chicago que se realizó en 2.017; por lo que han decidido demandar a la universidad como a Google. Y todo por usar la Inteligencia Artificial de los de Mountain View.

Google datos médicos
Crédito de la imagen | Zol87 a través de Wikimedia.

Pero no son los únicos que la usan sino que también hay otras empresas que lo hacen. Esto se realiza para poder “predecir con precisión los eventos médicos de los pacientes. Para saber si podrían ser hospitalizados y el tiempo de la hospitalización. Además de conocer si la salud del paciente se está deteriorando o no”. Según dice Google.

Pero los demandantes dicen que no se está utilizando para esto. Sino que los datos no están cumpliendo la ley de ser anónimos y que además gracias al geoposicionamiento de los dispositivos Android; Google “es capaz de reconocer y confirmar si se trata de esa persona o no”. Además, las conversaciones también pueden hacer mucho, no sería la primera vez que Google leía los correos y los vendía a terceros

Todos los datos médicos en la mano de Google.

Los datos médicos en los hospitales incluyen absolutamente todo. Desde los signos vitales, sus enfermedades padecidas, intervenciones, necesidades; como cuestiones básicas como la altura, el peso o el tipo de sangre. Y todo esto vino a raíz de que la Universidad de Chicago no notificase a los pacientes.

Universidad Chicago
Crédito de la imagen | Mr. Granger a través de Wikimedia.

Evidentemente ambas entidades han negado por completo todas estas acusaciones. Desde Google comentaron que creen que sus investigaciones “podrían salvar vidas en el futuro” y que por ello se toman “muy en serio la privacidad”.

Lo interesante de todo esto es que la denuncia se activó por parte de un trabajador del propio centro médico. Por lo que podría tener sentido. Teniendo en cuenta que este tipo de información puede ser muy jugosa para venderse después a empresas de seguros médicos y de vida. Algo que haría que directamente se nos calculase el precio sin rebatir. O incluso para cosas peores, como dar información médica en el trabajo o para chantajes. En muchas ocasiones la privacidad está sobrevalorada pero en este caso, debe haber un control exhaustivo en el que la persona deba decidir qué hacer con ello.

¿Conoces nuestras redes sociales?

Y para no perderte nada puedes y estar siempre al día en el mundo de la tecnología, puedes suscribirte gratis a nuestro canal de Telegram. Además, lo bueno que tiene, que como publicamos de media 5 artículos al día nada más, ¡no damos mucho la brasa!

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO