Las compañías tecnológicas han conseguido cosas que parecían que podían ser bastante complicadas. Pues justo cuando lo han conseguido, Elizabeth Warren, senadora demócrata por Massachusetts, ha salido a la palestra para querer eliminar a Google, Facebook, Apple y Amazon

Y es que según Warren, estas empresas gozan de un privilegio bastante significativo. A parte de ofrecer servicios y/o productos de terceros; también ofrecen los suyos propios pero desde un “estado de privilegio. Gracias a la información que disponen del cliente y al poner sus productos por encima del resto”.

Eliminar a Google, Facebook, Apple y Amazon puede llegar a ser más fácil de lo que parece.

Contra una ley que se pueda aprobar poco se puede hacer. Ya lo vimos cuando el estado de California dictó una ley de protección de datos muy parecida a la europea. Pese a que las grandes empresas ponían mucho dinero en el estado al afincarse allí y tener a miles de empleados.

eliminar a Google, Facebook, Apple y Amazon
Warren, senadora demócrata. Crédito de la imagen | Edward Kimmel

Las empresas que generen más de 25.000 millones de dólares en adelante se les consideraría “plataformas de servicio público. Por lo que si en tu plataforma hay terceros vendiendo; tú no puedes vender ya que tienes dos ventajas competitivas”. Comentó en una extensa entrevista a The Verge sobre el eliminar a Google, Facebook, Apple y Amazon del mercado.

De esta misma manera, se tendrían en cuenta las filiales de esas empresas; sobre todo para evitar quedar por debajo del mínimo y burlar así la ley de la que habla la demócrata.

A Elizabeth Warren le preocupa aún más el poder político que ejercen estas empresas.

”No solo debemos preocuparnos del poder económico de estas empresas; sino del poder político que ejercen. Por ello separamos la Comisión Federal de Comercio. Así, nos asegurábamos de que no utilizasen prácticas desleales”.

También se quiere, con esta misma ley, “revertir las fusiones anticompetitivas del sector de la tecnología”. Como por ejemplo sucedió con la fusión de AT&T y Time Warner, la cual absorbió gran parte del tejido de los medios de comunicación y entretenimiento de los Estados Unidos. Y la guerra interna que sucedió ahí, que tuvieron que paralizarla.

Del mismo modo que vimos como Donald Trump tuvo que intervenir entre la guerra de compra entre Broadcoam y Qualcomm. Los cuales si se hubiesen fusionado, hubieran creado un monopolio casi mundial de fabricantes de microprocesadores.

¿Conoces nuestras redes sociales?

Y para no perderte nada puedes y estar siempre al día en el mundo de la tecnología, puedes suscribirte gratis a nuestro canal de Telegram. Además, lo bueno que tiene, que como publicamos de media 5 artículos al día nada más, ¡no damos mucho la brasa!