En España ?? nunca habíamos tenido ningún aerogenerador marino instalado en ninguna de nuestras aguas. Pero cuando algo se hace en este país, se hace para romper y dar honor al ‘Spain is different’. Y esto es posible gracias a Elisa. Un aerogenerador con tecnología innovadora y pionera en el planeta. Situada en Canarias.

Gracias al proyecto ELICAN, ejecutado por la empresa española Esteyco; por fin existe un aerogenerador vanguardista. Dentro de este proyecto se ha puesto en marcha acabar con uno de los inconvenientes mayores de las instalaciones. Sus altos costes por montaje.

Elisa termina con los altos costes de montar parques eólicos.

Deberíamos entonces dejar de llamarle aerogenerador, pobre, tiene nombre. Pero es lo que es. Y no uno cualquiera. Y es que toda su estructura se fabricó y ensambló directamente en el puerto de Gran Canarias. Como si de una casa prefabricada se tratase. “La tecnología es novedosa porque existen una ideas diferenciadoras respecto al estado del arte actual»; habla el responsable de Arquitectura Naval de Elisa: Bernardino Couñago.

Elisa
La visita de Plocan a la construcción de Elisa en el puerto.

Las aspas que componen a Elisa tienen una longitud mayor que la de unos de los aviones más imponentes de Boeing. La altura total del proyecto de Esteyco mide 160 metros. De este modo, fue más fácil preconstruir a una de las hijas del proyecto ELICAN en puerto. Esta envergadura se hubiera visto comprometida de realizar de forma directa en alta mar. Y el corazón de esta máquina se alimenta por medio de una turbina Siemens. Una Gamesa de 5 megawatios.

Según comentan, “al telescopar, una vez se ha llegado a la localización final, se puede alzar el aerogenerador hasta su altura de funcionamiento sin necesidad de grandes buques grúa o jack ups». Otro de los motivos de la facilidad de este aerogenerador es que la turbina y aspa están directamente integradas en el ‘pequeño’ mástil.

La energía eólica tiende a la ‘grandeza’.

Por este motivo, cuanto más grande son las turbinas, mayor energía es capaz de capturar. O al menos esta es la evolución tecnológica que se alcanza en los parques eólicos en tierra. Pero claro, en tierra no hay disponemos de tantos terrenos disponibles para la construcción de aerogeneradores. 

Elisa
La instalación de Elisa.

Pero esto deja de ser así en los parques marinos. En alta mayor las mismas turbinas son capaces de captar el doble de energía que en tierra. Ya que en estos lugares el viento tiene una mayor velocidad y es muchísimo más constante. Por lo que el recurso se vuelve más eficiente y de calidad.

Pero, de momento, Elisa es un estudio.

La instalación es el objetivo centrado por la Plataforma Oceánica de Canarias. Para poder demostrar y seguir estudiando los desarrollos científicos y tecnológicos de los parques eólicos marinos. Los cuales, además, tienen una legislación propia para no afectar al medio e intentar beneficiar a las especies protegidas.

“Es preciso establecer una serie de alianzas estratégicas con compañias constructoras capaces de proporcionar el músculo financiero requerido por los bancos o el desarrollador del parque eólico offshore». Hablaba Couñago. Del mismo modo que el otro día lo comentaba con el CEO de Easy Smart Tech. “Poderoso caballero es D. Dinero”.

Elisa
Construcción de Elisa.

Las intenciones de Esteyco son poder promover estas iniciativas a gran escala. Aunque desde la empresa son realistas y es que saben que es muy complicado por la falta de presupuesto. Por ello, “como paso intermedio se podría desarrollar una pequeña preserie de 5-10 unidades antes de pasar a la contrucción a gran escala. Ambas opciones son perfectamente factibles y veremos en un futuro próximo qué ocurre al respecto».

Veremos más parques ‘offshore’ en España y otras formas de energías renovables.

Esta idea es genial para abaratar los costes de montaje de un parque eólico. Y en el Cantábrico existe otro proyecto de innovación. Una boya undimotriz capaz de recoger la energía de las olas. Por parte de Oceantec. La cual se está sometiendo a pruebas desde el último trimestre del 2.016.

Elisa
La boya undimotriz en las aguas de Santoña.

Por último, debemos destacar que todo esto es lógico. El petróleo se acaba y la innovación tecnológica seguirá hasta límites insospechados. Las energías limpias quizás no generan todos los beneficios que buscan las grandes petroleras. Pero claro, la idea es la misma y cada empresa podrá gestionar sus márgenes de beneficios hasta que se regule de forma general. 

España es un país rico en renovables y nos encanta que se innove por estos ‘lares’. ¿Y a ti?
¿Conoces nuestras redes sociales?

¿Aún no nos sigues? Puedes hacerlo a través del Instagram de Miguel. También en mi Instagram tendrás noticias diarias. De igual modo, en mi Twitter verás opiniones de actualidad. Al igual que en el pájaro oficial de Easy Smart Tech.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here