Facebook bloquea más de 200 aplicaciones tras el escándalo de Cambridge Analytica

Durante el mes de marzo y abril Facebook no ha parado de ser noticia. La compañía ha tenido que hacer una investigación exhaustiva de todas las aplicaciones que tenían acceso a la plataforma. De hecho, el consejo encargado no está del todo seguro. Actualmente están a “a la espera de una investigación exhaustiva sobre si de hecho hicieron un mal uso de los datos”. Al igual que lo hizo Cambridge Analytica para influir en las elecciones pro Trump.

Esa investigación involucrará a Facebook realizar entrevistas con los desarrolladores. También a solicitar información sobre la aplicación y los datos a los que tienen acceso. Realizando auditorías “que pueden incluir inspecciones in situ”.

Facebook tiene ahora que limpiar su empresa levantando los sofás.

En el caso que Facebook descubra que más aplicaciones han abusado del acceso a este tipo de datos de usuario; los prohibirá inmediatamente y notificará a los usuarios a través de esta página. Al igual que con Cambridge Analytica les informará si ellos o sus amigos permitieron su acceso. Ya que lo malo que tuvieron los accesos de antes de 2.014; es que la información se recogía aunque el/la propio/a usuario/a no permitiese la aplicación. Bastaba con que un(a) contacto hubiese accedido y permitido el trasvase de información. Esto hizo que el propio Mark Zuckerberg tuviera que declarar ante el Senado de los Estados Unidos de América.

Es bueno ver que Facebook está tomando medidas aquí, pero estos primeros resultados ayudan a ilustrar cuán grande fue realmente el problema con la plataforma. El hecho de que Cambridge Analytica tenga acceso a millones de datos de usuarios ya era bastante malo, pero que podría haber otras 200 compañías potenciales que tenían acceso similar, incluso si resulta que las 200 son totalmente benignas, durante años no es una señal alentadora. De hecho la fuente es oficial. Facebook ha publicado una nueva actualización sobre toda la investigación en desarrollo.

Más de 3 millones de personas expuestas por los famosos test.

En muchisimas ocasiones nos parecían inofensivos y hasta divertidos. Nos decían cómo éramos o dejábamos de ser. Aunque no incluía los nombres de los/as usuarios/as; en muchos casos contenía su edad, sexo y estado de relación. Para 150,000 personas, incluso contenía sus actualizaciones de estado. Los datos fueron recopilados por una prueba de psicología llamada myPersonality.

En total, 280 personas tuvieron acceso, incluidos los empleados de Facebook y otras compañías tecnológicas importantes. Esta ha sido también una de las razones del ‘Impuesto Google‘. La facturación de los beneficios de grandes empresas vienen acaecidas por la recogida de información y no por la venta de productos y/o servicios directos a los/as usuarios/as de la plataforma.

¿Ganará la confianza perdida?

Es una pregunta generada y recurrente cuando hablamos sobre Facebook y Mark Zuckerberg. No sabemos hasta qué límites han podido llegar con nuestros datos; sabiendo o no lo que se hacían con ellos. También es cierto que las propias personas usuarias de la red social no leían todo lo que debían. Y es porque estamos acostumbrados a firmar sin leer y ya en el mítico capítulo de South Park nos enseñaban las consecuencias que ello podría conllevar. Si nos leyésemos más de una de las condiciones no tendríamos según qué aplicación. De hecho, a mí se me asignó el análisis de una aplicación y tras ver las condiciones de la misma me negué. ¿Por qué? Porque no voy a permitir que ciertos datos estén en manos de una aplicación que no conozco.

Deja un comentario