Una de las grandes prioridades que deberían tener en todas las redes sociales la de controlar absolutamente todo lo que se publica, al menos en lo que a sus anuncios se refiere. La desinformación está haciendo muchísimo daño. Tanto de manera general como específica hacia ciertas personas o colectivos en concreto. Ahora, Facebook es incapaz de controlar sus propios anuncios.

Y no es que Facebook sea incapaz de forma real, es porque si lo hace perdería muchísimo dinero. Para que una red social controle cada anuncio que se propone en la plataforma; ha de haber cientos de personas controlando lo que se escribe en esos anuncios y corroborando la información para dar el visto bueno. Una acción que haría dejar de ingresar tanto dinero por este negocio tan rentable y redondo.

Los anuncios políticos se aprovechan de esto.

Durante mucho tiempo, sobre todo durante las campañas electorales de los Estados Unidos de América, se realizó muchas campañas publicitarias que eran falsas. Como por ejemplo, un anuncio que afirmó la propuesta de derogación de la Segunda Enmienda de Estados Unidos por parte de los demócratas; u otro anuncio en el que supuestamente Trump cerraría la frontera sur “la próxima semana”.

El problema de este tipo de anuncios es que se dirige de forma concreta a un colectivo. Por desgracia, las personas mayores son las que menos tiempo dedican a corroborar la información que leen y/o comparten en sus muros. Es por eso por lo que este tipo de estrategias de desinformación ponen su mirada para que estos anuncios les salga a estas personas; gracias a la opción de segmentación que permite esto dentro de Facebook Adds.

Y esto ha estado sucediendo también en España con medios de comunicación que ya se han hecho un hueco en esto de la desinformación y que la propia Cuatro creó “Las cloacas del periodismo” para desmontar alguno de estos casos que solo hacen daño y buscan la confrontación ciudadana en pro de ciertos activos económicos.

Elizabeth Warren a la carga de Facebook por ser incapaz de controlar los anuncios.

La senadora ya ha dejado claro en multitud de ocasiones que no va a dejar a las compañías tecnológicas hacer lo que quieran si esto puede perjudicar al resto de las personas. La abogada demócrata declaró que “no hay indicios de que Zuckerberg o los directivos de Facebook hayan llegado a un acuerdo para evitar otro ataque en las elecciones de los Estados Unidos de 2.020”.

Cierto es que nadie debe decidir qué es verdad y qué no lo es. La verdad solo es una y no hay más variantes de ellas pese a que cada uno tenga la suya. Es por ello por lo que se debería crear, a nivel mundial, un grupo experto que realicen auditorías capaces de multar a quien se dedique a la desinformación. Pero contra esto hay muchos intereses, entre los que hay jueces como Timothy Black que comenta que no quiere “que el gobierno decida qué es la verdad política. En una democracia son los votantes quienes deben decidir”.

El problema llega cuando la red social mueve a casi 2.100 millones de personas usuarias activas al día. Las cuales suelen hacer alusión en sus publicaciones a intervenciones políticas. Y por mucho que no nos guste, la política decide sobre absolutamente en nuestras vidas. Sobre tu trabajo, sobre tu compra, sobre tu casa y sobre lo que respiras.

Parece que Facebook no quiere controlar sus anuncios.

De hecho, las falsas creencias han hecho bastante daño. Lo veíamos cuando en India tuvieron que realizar publicidad los mismos de Facebook para llamar a que se dejasen de crear rumores falsos a través de WhatsApp. Y sin irnos tan lejos, Donald Trump cree que Huawei espía al gobierno estadounidense en favor del gobierno chino y todo esto ha caído sobre la declaración de emergencia nacional y todo lo que está sufriendo la compañía china actualmente.

Facebook controlar anuncios
Crédito de la imagen | Minette Lontsie a través de Wikimedia.

Es extraño que Facebook sea incapaz de controlar lo que se publica a través de su plataforma de anuncios. Ya que la propia compañía se reunió con la Comisión Europea para “amurallar” las elecciones de la Unión. Y no solo eso, sino que la propia compañía cerró decenas de páginas de fans de la ultraderecha que se dedicaba a desinformar contra minorías étnicas, religiosas y de raza para crear confrontación y odio.

¿Conoces nuestras redes sociales?

Y para no perderte nada puedes y estar siempre al día en el mundo de la tecnología, puedes suscribirte gratis a nuestro canal de Telegram. Además, lo bueno que tiene, que como publicamos de media 5 artículos al día nada más, ¡no damos mucho la brasa!

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO