Las últimas noticias sobre Facebook no están siendo muy buenas ni agradables para la compañía. Ahora, algunos de sus empleados se han atrevido a hablar, dar la cara y poner las cartas sobre la mesa. Dicen que Facebook es como una secta, y que no quieren seguir ocultándolo.

La realidad es muy distinta

Hay que tener en cuenta todo lo que ha estado pasando en Facebook los últimos meses. Por un lado, todos los problemas con Sheryl Sandberg, directora de operaciones, que entró en el comité ejecutivo y se convirtió en una de las mujeres más influyentes del sector tecnológico. En especial, por ser la primera mujer en lograr entrar en dicho comité.

Por otro lado, el pasado mes de diciembre, Italia multó a Facebook con 10 millones de dólares por las prácticas con Cambridge Analytica.

Facebook es como una secta

Además, no se queda ahí, está intentando patentar el seguimiento de sus usuarios. Espiarles, y averiguar los recorridos que hacen cada día en su vida. Es decir, ver dónde van a comprar, donde trabajan, donde se paran a descansar o donde emplean su tiempo de ocio.

Por tanto, no todo es tan bonito como lo pintan siempre, y por fin, los empleados han dicho la frase de “Facebook es como una secta”.

Facebook es como una secta

Durante una de las asambleas de Facebook, una empleada, le plantó cara a Sheryl Sandberg, y decidió reunir valor y exponer frente a todos sus dudas y su propia realidad sobre la compañía. Habló sobre la presión que sienten constantemente todos los empleados, una presión, que les obliga a actuar como si todo fuera bien. Declara, como si todos los que están trabajando allí, fueran 100% felices y estuviesen encantados de trabajar para Facebook.

Facebook es como una secta
Sheryl Sandberg

Cuando, la realidad, era muy distinta. Se fingía que no había estrés, ni presión, ni agobios. Y que algunos empleados, ya no podían más. La empleada anónima, comentaba que no debería existir esa presión social de fingir que todo iba bien y que algo te gustaba, cuando no era así para nada.

Se utiliza la palabra secta, porque la multitud de los empleados lo catalogan como un culto hacia la compañía. Que se ven forzados en su atmósfera de trabajo a fingir y actuar de una determinada manera. Independientemente de sus pensamientos individuales. Por ejemplo, sonrisas falsas y fingidas. Y más, al enterarse de las noticias que comentábamos al principio.

Declaraciones de los empleados

Por no hablar, de dar su propia opinión sobre ciertos temas. Algunos empleados, declararon a CNBC, que tomarse días libres o tener una opinión distinta en un tema polémico. Era motivo de rechazo y estaba mal visto. Incluso, hablar mal de otra persona, o chivarse un compañero sobre la opinión de otro. Eran prácticas que fomentaba Facebook para enterarse de todo.

Como pasa en todos los sitios, no todo es tan bonito por dentro como lo quieren pintar. Pero una cosa es que hay problemas, y otra que la propia compañía fuerce a sus empleados a actuar de una determinada manera por conservar su puesto de trabajo.

¡Para no perderos ninguna noticia de actualidad, sigue nuestro canal de Telegram para enterarte de todo al momento!

¿Qué os parece la noticia? ¿Qué opináis al respecto?

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO