¿Hasta qué punto una empresa, o una persona, es capaz de renunciar a los valores y a los Derechos Humanos por dinero? Esto último lo vimos con Hitler, Mussolini o el ‘generalísimo’ Francisco Franco. Pues hasta este límite hemos llegado con Google y su afán de ser el motor de búsqueda del mundo.

Y es que China no se lo está poniendo fácil a las empresas tecnológicas norteamericanas. Más que nada porque su régimen es quien decide cómo se hacen las cosas. No hay mucho margen de maniobra por mucho intento de incluir los Derechos Humanos en el país.

Google

Google prefiere dárselo todo al gobierno chino a cambio de un fajo de billetes.

Según la información que se ha estado publicando; China aceptaría que Google existiese en el país bajo unos preceptos. Algunos de ellos ya los conocimos pero lo que jamas hubiéramos pensado es que la filial de Alphabet cediese tanto.

Pese a que ya sabemos que vivimos vigilados por parte de Google; lo que no imaginábamos es que fuese capaz de desarrollar su proyecto ‘Dragonfly’ bajo estos mandatos. Pero claro, los clics y los grandes contratos publicitarios en China serán grandiosos.

Google
Imagen | Akifrases.com

Por un lado, el gobierno chino quiere que Google vincule las búsquedas a los números de teléfono de los y las usuarios y usuarias. Y, al parecer, Google está aceptando con tal de meter su cabeza dentro del país asiático.

Estados Unidos contra su empresa más importante.

Si un día todas las empresas tecnológicas se pusieron en contra de los Estados Unidos; ahora le ha llegado el turno de darle la vuelta a la tortilla. Y no es para menos.

El Senado de los Estados Unidos de América mandaron una carta a Sundar Pichai, CEO de Google. En un extracto de ella se lee que “como responsables de la formulación de políticas, tenemos la responsabilidad de garantizar que las empresas norteamericanas no están perpetuando los abusos contra los derechos humanos en el extranjero. Además de asegurar que nuestros sistemas reglamentarios y estatutarios puedan hacer frente a los cambios en los entornos empresariales».

Google

Por otro lado, se vio como Google no quiere dar ningún paso en falso ni declarar absolutamente nada. Como ya se vio el otro día ante la cámara americana. Se podría especular que el gobierno chino está apretando demasiado las tuercas en el contrato. Por lo que la propia Google tampoco quiere verse envuelta en más problemas y crear conflictos diplomáticos.

La censura no gusta nada a la plantilla de Google.

De este modo, muchas personas que conforman los distintos cargos en la compañía están dimitiendo. Como por el ejemplo el antiguo científico de investigación de Google. El señor Jack Poulson.

Poulson ha decidido dejar la empresa de esta manera: “Veo nuestra intención de ceder ante las demandas de censura y vigilancia a cambio del acceso al mercado chino como una pérdida de nuestros valores y posición de negociación gubernamental en todo el mundo».

Imagen | REUTERS/Christina Hu

Y es que el motor de búsqueda ‘Dragonfly’ realmente nació para manipular los controles de contaminación. Para falsear los datos y la información sobre las toxinas del aire y sus contraindicaciones. Esto ha llegado a un nivel que ahora se censurarán ciertas etiquetas. Tales como ‘derechos humanos’, ‘Premio Nobel’, ‘sindicalismo’…

Además, también se investigarían a esas personas ya que gracias a que Google ha cedido ante China; todas estas búsquedas estarían vinculadas al número de teléfono de la persona.

¿Conoces nuestras redes sociales?

¿Aún no nos sigues? Puedes hacerlo a través del Instagram de Miguel. También en mi Instagram tendrás noticias diarias. De igual modo, en mi Twitter verás opiniones de actualidad. Al igual que en el pájaro oficial de Easy Smart Tech. Incluso puedes estar al día en nuestro canal de Telegram.

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO