Todas las empresas tecnológicas, o que son conocedoras de que pueden crear algún tipo de adicción por un motivo u otro, se ven en la obligación de realizar proyectos en pro de la salud de las personas. Este tipo de marketing se realiza como limpieza de imagen. Si bien es cierto que hay organizaciones que lo hacen de verdad, también hay otras que lo hacen por quedar bien. Y Google en esta ocasión lo ha intentado con su teléfono móvil de papel al que han denominado Paper Phone.

En esta ocasión lo han hecho con la colaboración de una empresa especialista en crear nuevas esferas para recrear lo que desea la compañía. No solo han trabajado el enseñar cómo prescindir del Smartphone sino incluso a utilizarlo hace algunos años con otra gran compañía. Esto, lo veremos al final del artículo. Lo que sí vamos a ir es poniendo en contexto la necesidad de hacer este tipo de cuestiones. Tanto por parte de Google como por parte de las administraciones públicas en la educación.

Más de 7 millones y medio de personas se consideran adictas al smartphone.

El que un total de 7,6 millones de españoles y española consideren tener una adicción al Smartphone es bastante preocupante. O al menos estos son los datos que publicó en 2.018 la gente de Rastreator. Según el mismo estudio, en 2.018 se utilizó casi media hora más de media el Smartphone que el año anterior. Haciendo que más de la mitad de las personas consultemos el dispositivo móvil inteligente una vez nos despertemos.

Un chico joven sin camiseta sentado en el suelo con el fondo de los logos degradados de las diferentes redes sociales

Y la única preocupación no es la de la adicción. Porque al final, como cualquier otra adicción, tiene solución y tratamiento. De hecho, programas como los de Proyecto Hombre, trabajan con este tipo de adicciones y las evitan para no influir en otras que sí tienen activas en ese momento. Esto lleva a la capacidad de personas de estar más de cinco horas al día delante de la ínfima pantalla. Algo que se ha denominado como ‘phubbing’ que es el aislamiento que realizan aquellas personas que prefieren estar con el dispositivo móvil.

Pero como decíamos, la única preocupación no es solo la adicción. En ese estudio se reconoce que el catorce por ciento de las personas consultan el Smartphone mientras conducen. Y esto lo vemos, por desgracia, a diario a multitud de jóvenes. Éstos creen gustar más por subir un vídeo a las historias de Instagram mientras conducen. Una conducta, además de ilegal, irresponsable que es capaz de llevarse muchas vidas por delante. Y esto es algo que las redes sociales deberían trabajar en lectura mediante vigilancia con Inteligencia Artificial.

El Paper Phone intentaría enseñar que podemos vivir sin móvil.

El proyecto se ha realizado en conjunción a Special Projects. Emma Turpin, Jefa de Google Creative Lab, comenta que “el teléfono móvil de papel de Google pretende ofrecer a la gente una solución alternativa a la de llevar un teléfono todo el tiempo. Ofrece la información en un papel impreso. Creemos que podría ser un experimento útil para que las personas lo intenten”.

Según Adrian Westaway, el fundador de la empresa colaboradora del proyecto, comentó que realizar el experimento del Paper Phone fue bastante complicado dado que “las personas estaban aterrorizadas ante la idea de no llevar consigo su teléfono”. Afirmación que se reafirma al estudio de Rastreator anteriormente mencionado que comentaba que hasta 3,7 millones de españoles no son capaces de estar más de una hora sin mirar el dispositivo móvil.

Al final, no es más que dar un paso atrás en el Smartphone y volver donde estábamos antes de vivir con estos dispositivos. El dispositivo móvil inteligente es un pequeño ordenador que supo concentrar un reproductor de música, un buscador, un pequeño programador, una calculadora, una cámara fotográfica y de vídeo, una agenda, un despertador, un reloj… un todo en uno, al fin y al cabo. Y lo que hace esta herramienta es convertirte ese todo en un uno en papel.

La aplicación de calculadora en un iPhone

La idea no es tan responsable como debería.

Es cierto que con un solo árbol se pueden sacar hasta 12.000 hojas de papel. Por lo que con un solo árbol podríamos estar 12.000 días sin teléfono móvil. Casi 33 años que podríamos pasar con nuestro Paper Phone. Lo que haría que se gastasen 120.000 litros de agua para crear esas 12.000 hojas. Una cantidad demasiado ingente para ello.

El papel es capaz de reciclarse. Eso sí, sólo es capaz de reutilizarse un total de seis veces; ya que la limpieza que sufre el papel hace que las fibras se desgasten y vayan perdiendo longitud.

Una persona doblando el Paper Phone o el teléfono móvil de papel de Google

Aún así, la idea es bastante original y llamativa. Lo que hace el proyecto, como hemos podido observar en el vídeo que hemos adjuntado anteriormente, es imprimir en una hoja de papel que trae consigo 8 actividades diferentes para realizar. No, el papel no se doblará 8 veces ya que se diseña de forma automática para que quede tipo periódico o tríptico pero en 8. De esta manera se consigue que se imprima por ambos lados y justo por el lugar donde se doblará para no perder información.

Cómo se tira Google piedras sobre su propio tejado pero de forma sutil

Si no son por los dispositivos móviles y el uso excesivo de ellos, Google no estaría entre las empresas tecnológicas más ricas del mundo. A Google le han acusado varias veces de monopolizar su sector haciendo que las compañías instalen sus aplicaciones en los dispositivos de manera obligatoria para usar el sistema operativo que casi todo el mundo quiere. Esto es lo que hace que ganen dinero, gracias a recabar todos los datos posibles y a venderlos en la medida de lo posible.

Es por ello que este tipo de proyectos no los verás publicitándose a lo grande ya que no existe un retorno interesante ni para Google, ni para sus filiales hermanas ni para su empresa matriz, Alphabet, Inc. Pero al final, por lo menos es interesante de ver cómo podemos vivir con la información básica y necesaria. Ir del punto A al punto B sin pasar por C, D, E e incluso F porque los vamos viendo alrededor del trayecto o porque nos la recomienda la propia aplicación.

Una persona señalando un punto en el recorrido desde el punto A al punto B en el trozo de Google Maps impreso de un pequeño ratio del mapa de Londres

El teléfono móvil de papel de Google es un paso más allá de lo que estaban haciendo todos.

Las grandes empresas tecnológicas han querido incluir un software que cuantifique la utilización del dispositivo. De hecho, es uno de los requisitos de Google para que se pueda autorizar el uso de Android 10 en los nuevos dispositivos a partir de febrero de 2.020. Apple ha hecho lo mismo con sus sistemas operativos. Y lo que se intenta es que creemos límites a la utilización de aplicaciones nada productivas; como por ejemplo, las redes sociales.

Otros como Samsung crearon la carga inalámbrica reversible. Según la propia compañía surcoreana, esto lo hicieron con una razón muy simple. Y es que mientras estás cargando otro dispositivo con los dispositivos compatibles, no puedes usar de forma cómoda ninguno de los dos. Así, ambas personas pueden socializar.

Además, este tipo de cuestiones vienen muy bien para el control parental de los dispositivos móviles inteligentes. Por lo que Paper Phone podría ser incluso una estrategia y una excusa de los padres y las madres para no tener que comprarles un Smartphone a los/as niños/as pequeños/as que todavía no tienen la responsabilidad ni la educación suficiente como para utilizar dispositivos inteligentes que no paran de recabar información.

¿Conoces nuestras redes sociales?

Y para no perderte nada puedes y estar siempre al día en el mundo de la tecnología, puedes suscribirte gratis a nuestro canal de Telegram. Además, lo bueno que tiene, que como publicamos de media 5 artículos al día nada más, ¡no damos mucho la brasa!

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO