Google Home
Un altavoz con un asistente virtual incluído que está todo el día enchufado y atento a que se le digan las palabras mágicas. Eso era para mí el Google Home y el poco uso que podía tener, o al menos que yo creía tener pero oye; la gente de Google me ha callado la boca de un tortazo. Si es que a veces me lo merezco…

Y es que cuando me puse en contacto con la agencia de comunicación de Google en España les pedí analizar dos de sus grandes dispositivos de su cartera de productos. El Google Píxel 3 y el Google Home, además del Google Home Mini, del cual tendréis el análisis dentro de muy poco por parte de nuestro compañero Óscar Linares. Aunque fui bastante reticente a probar el altavoz de la compañía, lo pedí para comprobar si de verdad merece la pena.

Fui a por cobre y encontré oro en el Google Home.

De hecho el probar el Google Home era para poder pensar en qué altavoz podía dirigir mi mirada de cara a hacer la carta a los Reyes Magos o a Santa Claus. Un altavoz potente, ‘pequeño’, el cual se le pudiese incluir dispositivos de manera inalámbrica y que la calidad de sonido fuese mucho más que aceptable.

Además, que se pueda utilizar el altavoz de Google con Siri desde un iPhone siempre es un punto a su favor.

Todos y todas ya conocemos las bondades de Google Assistant. Las evoluciones que sufrirá para el avance de su inteligencia artificial y todo lo que rodea siempre a Google. Y una de las cosas que más me preocupaban era la calidad de su sonido. No sabía si Google realmente había prestado atención a que su Google Home tuviese una gran calidad de sonido o se habían preocupado más del control de la domótica desde el mismo.

Pero es que se han preocupado a partes iguales, incluso más en la calidad de su sonido. El altavoz cuenta con un transductor de 50 milímetros más dos altavoces pasivos. Lo que podría corresponder a que sabe combinar muy bien los graves y los agudos de lo que estemos escuchando y poder tener una gran experiencia de sonido.

Google Home

En concreto, yo la he tenido pese a que un par de veces se ha escuchado un enlatamiento por distorsión de la conectividad del momento. Dos ocasiones puntuales que no ha hecho que me deje de plantear comprármelo.

Si este me ha dejado buen sabor de boca, estoy ansioso por poder probar el Google Home más grande de la familia, el Max.

Las cosas interesantes que puedes hacer con el Google Home y las que no.

Se pueden hacer muchas cosas con este tipo de altavoces, sobre todo cuando se tiene en casa ciertos elementos domotizados. Desde mandar contenido a la Smart TV como a los dispositivos inteligentes que se conectan al televisor. Como por ejemplo el Xiaomi Mi TV Box 3. Con tan solo vincular nuestras cuentas de reproducción de vídeo en streaming favoritas.

Google Home

Del mismo modo que se puede utilizar para reproducir contenido de audio en nuestra plataforma de audio en streaming. Las cuales se pueden vincular directamente desde la aplicación propia de Google Home. Una de las cosas que más me gustó y sorprendió es la de usarlo como centro de juegos de mesa.

Trasteando con el asistente virtual, me preguntó que si quería jugar, y como le iba a decir que no… Una de las opciones que daba era la de jugar a Preguntados, el Trivial en línea. Le dije que sí, y comienza preguntando por cuanta gente hay en la mesa; cuántos equipos se quieren crear y cómo nos queremos llamar. El locutor parece sacado de Madrileños por el Mundo por los dramatismos. Aunque es bastante interactivo y entretenido.

La pena es no poder realizar compras directamente desde el propio altavoz. Esperemos que se puedan integrar las webs de compras en línea a este tipo de altavoces. Vincular nuestra cuenta en la tienda que ya tiene nuestros métodos de compra. Tampoco es capaz de configurar sus propios ajustes por sí mismos más allá de cambiar su volumen, pausarse y cuestiones básicas.

Esperemos que los desarrolladores sigan apostando por este tipo de altavoces.

Actualmente, Google tiene una oferta en la que solo cuesta 129€ y en Fnac si eres socio acumulas en tu cuenta el 5%, como siempre. Un ofertón que si te lo compras, te aseguro que no haces una mala compra en absoluto.

Que sí, que podían haberle incluido una batería para que no tenga que estar todo el día enchufado. Pues sí. Pero recordemos que es la primera generación y apuesta por la conectividad inalámbrica.

Por lo que no sería descabellado ver evoluciones de este altavoz con batería recargable con tecnología Qi. De esta manera podríamos moverlo por la casa, aunque sea un rato. Ya que con los altavoces que monta; la batería se fundiría en cero coma dos.

Ya que es capaz de estar conectado a varios dispositivos a la vez por Bluetooth. También está constantemente conectado por WiFi para que en el momento en el que le pidamos algo; responda rápido desde su propia conexión y no tirando del dispositivo que está conectado a él. Porque esto es otra, los dispositivos se conectan a él y no él al resto de dispositivos.

¿Conoces nuestras redes sociales?


Incluso puedes estar al día en nuestro canal de Telegram.