Hace unos días, The Guardian reseñó como el gobierno australiano aprobó leyes que penalizan las plataformas de redes sociales por la inclusión de contenido violento; como respuesta a los recientes ataques terroristas. Atendiendo la actual situación, también Gran Bretaña prepara legislación sobre Internet.

La propuesta Británica

Los principales puntos de esta legislación incluyen:

  • Creación de un órgano independiente que supervise el contenido.
  • Revisión específica en el contenido de Redes Sociales, Motores de Búsqueda, Mensajería y plataformas de intercambio de archivos.
  • El contenido a penalizar incluye los temas de abuso sexual, violencia, incitación al odio y terrorismo, autolesiones y el envío de mensajes sexuales a menores de edad.

La Ministra de Cultura británica, Margot James, explicó a Business Insider que el organismo ha ser creado podrá imponer multas; e incluso acusar a directivos de las compañías por no acatar la nueva legislación. Dichas multas podrían llegar a los millones de dólares en el caso de las grandes empresas de Internet.

La Unión Europea por su parte, propone que el contenido extremista deberá ser eliminado en una o dos horas según el discurso de Julian King, comisario para la Unión de la Seguridad, pronunciadas durante la clausura del EU Internet Forum.

regular Internet

Por su parte las compañías estarían obligadas a cumplir con medidas para garantizar la seguridad de los usuarios; desde publicación de informes de transparencia, pronta respuesta a quejas de los usuarios hasta el establecimiento de códigos de prácticas para minimizar las noticias falsas.

«La era de la autorregulación de las empresas en línea ha terminado«.

Jeremy Wright (secretario de Cultura, Medios y Ambiente Digital del Reino Unido) en entrevista a la BBC

La opinión de la Industria

Los medios de Internet, encabezados por Facebook ya pedían una mejor legislación en estos temas; y esta propuesta legislativa tiene un camino por delante, por lo que la opinión de las empresas puede influir en el documento final.

“Al actualizar las reglas de internet, podemos preservar lo mejor: la libertad para que las personas se expresen y para que los empresarios construyan cosas nuevas, al tiempo que protegen a la sociedad de daños mayores”

Mark Zuckerberg, Presidente Ejecutivo de Facebook – The Washington Post

La preocupación de La Asociación de Internet (integrado por las empresas más importantes del sector) tiene que ver con que las normas deben ser de aplicación práctica y muy específica para evitar errores de juicio.

¿Remedio peor que la enfermedad?

Como siempre la tecnología está varios pasos más adelante que la legislación; esto ocasiona diversos problemas incluido el de una legislación apresurada que no reconoce completamente las realidades e implicaciones del medio que regula.

Cuando hablamos de mayor seguridad, la palabra censura viene a la mente; en este caso podría aplicarse ya que algunas expresiones pueden cambiar de sentido con el tiempo. Por ejemplo, a la luz de la tendencia de la corrección política. La libertad de expresión puede llegar a sacrificarse por medidas arbitrarias y la subjetividad de quienes revisan el medio.

Regular Internet
Facebook, principal objeto de investigación

Las implicaciones económicas de estas medidas no se han cuantificado; representan costos de personal e infraestructura para revisión por parte del estado y por parte de las Empresas. En el caso de Google, recientemente anunció que contratará a 10.000 personas para revisión de contenido; pero, ¿qué pasa cuando hablamos de un medio que no cuenta con los recursos para afrontar esta tarea? Recordemos que la mayoría de mensajes de odio se presentan en los foros y que estas medidas representarían el final de la participación de los internautas con sus comentarios.

Hecha la ley, hecha la trampa

Los terroristas y criminales siempre encuentran un resquicio en las medidas de restricción. Hace poco vimos en Youtube la presencia de una red de pedófilos comentando videos infantiles; o consejos sobre como suicidarse escondidos en la plataforma Youtube Kids.

Se requiere más análisis

El caso de Australia es un precedente peligroso ya que se aprobó la legislación en sólo 5 días sin consultas significativas; y no se abordó completamente el problema de fondo del discurso de odio. Así lo comentó Sunita Bose, Directora General de Digital Industry Group al New York Times. La unión Europea debe tomar medidas para evitar un mosaico de legislaciones nacionales sobre un medio de implicaciones mundiales.

¿Conoces nuestras redes sociales?

Para estar siempre al día en el mundo de la tecnología, suscríbete a nuestro canal de Telegram. Además, como publicamos de media 5 artículos al día nada más, ¡no damos mucho la brasa!