Samsung ya empezó con su andadura de comercializar el primer smartphone plegable que se podía comprar en Europa. Y le fue mucho más que bien. Tanto, que agotaron las existencias que ellos preveían vender en España antes de tiempo. Algo que a Huawei parece que le ha gustado porque va a empezar a vender el Huawei Mate X. Y, además con una sorpresita más.

Los dispositivos plegables intentan ser un híbrido entre una tablet pequeña y un smartphone. Gracias a poder plegarlo, se puede adaptar mejor a cada una de las circunstancias. Y es por esta razón por la cual es muy probable que las tablets acaben con los ordenadores y los relojes inteligentes con los smartphones. Pero eso sí, todavía tenemos que acostumbrarnos.

Además de vender el Huawei Mate X es probable que haya uno más.

Que se estén empezando ahora a comercializar los primeros dispositivos plegables no significa que existan desde ahora. Tanto Samsung como Huawei anunciaron estos dispositivos en fechas próximas al Mobile World Congress de Barcelona para después exhibirlos en la feria de tecnología móvil más importante del mundo.

Huawei podría estar planeando el lanzamiento también del Huawei Mate Xs. Que en esta ocasión sí se llamaría ‘equis ese’ de verdad; sin que la gente se equivoque al leer los números romanos que ha utilizado Apple durante dos años consecutivos. Y es que habría dejado para esta versión mejorada el último procesador y la conectividad que tantos quebraderos de cabeza le ha traído con la administración estadounidense.

Para este Huawei Mate Xs se reserva el HiSilicon Kirin 990. Un procesador fabricado por ellos mismos y que además cuenta con un chipset para dotar al dispositivo de conectividad 5G. Algo en lo que la compañía lleva apostando mucho tiempo después de la venta de más de 400.000 antenas por el mundo especializadas en esta conectividad.

Huawei vender Mate X

Por precio no van a competir con el resto.

Huawei ha decidido comenzar a vender al Mate X con un precio de salida de 16.999 yuanes. Lo que al cambio son aproximadamente 2.160 euros. Por lo que finalmente, en España podría tener un precio que rondase los 2.300 euros. Superando así en 300 euros al de su competencia surcoreana.

Eso sí, el precio debería estar completamente justificado porque la empresa comenta que la tardanza en el lanzamiento de este dispositivo ha sido para «mejorar su durabilidad y fiabilidad; cumpliendo así con las expectativas de los usuarios». Y es que después de todos los errores cometidos con el Samsung Galaxy Fold, los chinos no iban a caer en la misma trampa.

Además, es posible que Huawei también lo retrasase para poder incluir EMUI 10 en el terminal. Así, se aseguraban un mejor funcionamiento de software ya pensado y que además, se podía trabajar sobre Android 10 oficial y sin ser AOSP; ya que este dispositivo se registró antes de toda la batalla campal. Y encima, cumple con los últimos requisitos de Google para montar Android 10.

¿Conoces nuestras redes sociales?

Y para no perderte nada puedes y estar siempre al día en el mundo de la tecnología, puedes suscribirte gratis a nuestro canal de Telegram. Además, lo bueno que tiene, que como publicamos de media 5 artículos al día nada más, ¡no damos mucho la brasa!

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO