Últimamente Estados Unidos tiene su frente abierto en contra de las supuestas actuaciones de Huawei. Desde que la Consejera de Financiación de Huawei, quien también es la hija del fundador, fuese detenida en Canadá; la historia no ha hecho nada más que comenzar.

Y es que según el Departamento de Seguridad de los Estados Unidos de América; Huawei ha estado cometiendo, supuestamente, varios delitos de índole tecnológico. Tales como “fraude financiero, robo de secretos comerciales, obstrucción a la justicia”, entre otros más.

Huawei es el daño colateral del conflicto americano y chino.

Mucho tiempo lleva Donald Trump con el país asiático entre ceja y ceja. Y es que Huawei es una de las empresas más potentes a nivel mundial y de China. Gracias a su expansión en telecomunicaciones, debemos agradecer mucho a la compañía pero absolutamente todos los datos los tienen ellos.

directora financiera huawei
Meng Wanzhou CFO de Huawei

Parece que Qualcomm quiere hacer con Apple lo mismo que Estados Unidos con Huawei.

Algo que no era formal, ya hoy se ha confirmado. Estados Unidos demanda ante un juzgado en Brooklyn por los delitos anteriormente mencionados. Aunque en total son diez de los que se les acusa; en el cual el principal delito es de espionaje a T-Mobile. La compañía líder de telecomunicaciones en el país.

Christopher Wray, el director del FBI sentencia que “Huawei representa una doble amenaza tanto a la seguridad nacional como a la económica. Por otro lado, exponen la descarada desconsideración de Huawei por las leyes estadounidenses actuando de forma descarada y persistente”.

Estados Unidos veta a Huawei

Los negocios para Huawei peligran alrededor del mundo.

Vodafone también está paralizando todos los contratos para la implementación del 5G. Sobre todo porque lo que iban a utilizar son las torres de comunicaciones de la compañía china.

Por su parte, el fundador de Huawei rompió su silencio para defender a su hija y a su compañía. De este mismo modo, Huawei también se ha defendido y comenta que “está decepcionada”. Esto se debe al “conocer los cargos presentados contra la compañía. Ni la Sra. Meng ni ninguna empresa subsidiaria o filial han cometido ninguno de los delitos de los que se nos acusan. Seguro que los tribunales llegarán a esta conclusión”.

De momento, parece ser que Huawei tendrá que indemnizar a T-Mobile con una cuantía de 4,8 millones de dólares por los supuestos daños causados a la compañía de telecomunicaciones americana.

¿Qué pasará, qué misterio habrá?

La verdad es que la Comunidad Internacional seguro que entrará en este debate. Básicamente porque lo que suceda con los chinos afectará de manera global. Hay que tener en cuenta que es el mayor proveedor de tecnología de telecomunicaciones, sobre todo en Europa.

Decir lo que puede suceder quizás es demasiado pero desde luego que lo que necesitamos es que todo esto se resuelva cuanto antes. Que si ese tipo de acusaciones son reales, se solventen cuanto antes. En caso contrario, que se limpie su imagen y sigamos aprovechándonos de su tecnología.

¿Conoces nuestras redes sociales?

Incluso puedes estar al día en nuestro canal de Telegram.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here