El humano es una de las cosas más complejas y perfectas que ha sido capaz de crear la naturaleza sin necesidad de grandes tecnologías ni estudios anteriores para llegar a nosotros. Sin embargo, nosotros todavía no somos capaces de imitar nuestro cerebro aunque en Intel lo están intentando con el proyecto Pohoiki Beach.

Con nombre de una playa hawaiana han querido llamar al nuevo sistema neuromórfico que desde Intel han creado. Eso sí, para poder intentar copiar el funcionamiento de nuestro cerebro han tenido que tirar de hardware. De mucho y de algo que ya tenían, en concreto los procesadores Loihi que trabajan con ingeniería neuromórfica.

Pohoiki Beach
Crédito de la imagen | Tim Herman / Intel Corporation.

La ingeniería neuromórfica, para que podamos entender todo el artículo, se refiere a cuando un sistema intenta imitar las estructuras neurobiológicas del sistema nervioso. Ya sea del humano o de cualquier otra especie animal que conozcamos. Algo que le convierte en multidisplinar al unificar la biología, la física, la informática, la ingeniería electrónica y las matemáticas en un mismo trabajo.

Intel intenta imitar el cerebro con chips que se creen neuronas.

El proyecto de Pohoiki Beach es capaz de tener 10 mil veces menos de ‘neuronas’ que el propio cerebro humano. Pero esto le hace ser mil veces más rápido y diez mil veces más eficiente que el resto. Lo que le supone un gran hito para la evolución de la tecnología en general.

En concreto han escogido 64 chips para que puedan trabajar en equipo en este proyecto de Intel que intenta imitar al cerebro humano. Una tecnología que viene en un momento perfecto para el nuevo CEO de la compañía. Y es que su uso en el ámbito de la Inteligencia Artificial pueden ser múltiples y casi infinitos.

Intel imitar cerebro
El procesador Loihi también sirve para objetos ortopédicos y así mejorar su adaptación y uso. Crédito de la imagen | Sumit Bam Shrestha.

Eso sí, de los mejores usos que ahora se le podría dar a Pohoiki Beach es su aplicación ante el Internet de las Cosas. El IoT, por sus siglas en inglés, necesita de una ayuda extraordinaria para que sea lo más natural posible. Esto conseguiría caracterizarle de una gran manera para no tener que convocar comandos tan robotizados.

Ser eficiente es uno de las grandes metas de Pohoiki Beach.

Y es que no debemos olvidarnos que conjugar tantísima información hace que los consumos se eleven. No es lo mismo mover un utilitario que un superdeportivo. Pues esto es prácticamente lo mismo; y la gente de Intel se congratula de haber conseguido un sistema muy eficiente energéticamente hablando.

Al menos, realizando la comparación con la competencia como han querido realizar. De momento, serán 8 millones de neuronas artificiales las que trabajarán en este proyecto. Ya tienen otra idea de avance pero que le hará seguir trabajando hasta que Intel consiga de verdad imitar al cerebro con sus procesadores.

¿Conoces nuestras redes sociales?

Y para no perderte nada puedes y estar siempre al día en el mundo de la tecnología, puedes suscribirte gratis a nuestro canal de Telegram. Además, lo bueno que tiene, que como publicamos de media 5 artículos al día nada más, ¡no damos mucho la brasa!

Este artículo no está patrocinado por ninguna de las marcas mencionadas.

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO