Un nuevo estudio del Wall Street Journal comprueba lo que todos sospechábamos: Google altera los resultados de las búsquedas. Aunque lo han negado por activa y por pasiva, este nuevo reporte corrobora las conjeturas de preferencias hacia sus socios comerciales; premiándolos en las posiciones de búsqueda.

Buscador de Google

El Estudio

Más que un reportaje investigativo, lo que el Wall Street Journal realizó fue un estudio; con más de 100 entrevistas y pruebas independientes. Compararon el algoritmo de búsqueda con el de sus rivales Bing y DuckDuckGo, desde Julio 23 hasta septiembre 19.

Se utilizaron una serie de computadoras que escondían su ip (dirección en internet) para aparecer en cierto lugar; con el fin de comprobar que tanto afecta el factor geográfico a las búsquedas. Adicionalmente simulaban el comportamiento humano al generar las búsquedas.

Algunas de las palabras que se buscaron son: Donald Trump, Elizabeth Warren, Joe Biden, aborto, inmigración, Bernie Sanders, armas, recesión o como cometer suicidio.

Los principales hallazgos

En líneas generales el estudio pudo comprobar que el buscador de Google ha pasado de un enfoque de no tocar, dejar que el algoritmo haga su trabajo a otro de tomar un papel más activo en decidir como se muestra la información a los usuarios.

El estudio pudo comprobar que Google ha hecho 3.200 cambios a sus algoritmos en 2.018. Esto contrasta con los 2.400 cambios que hizo en 2.017 y 500 en 2.010.

computador portátil, buscador Google

Según el sitio Gizmodo, que recoje y analiza las conclusiones del estudio; entre los descubrimientos más condenatorios (y menos sorprendentes) está que Google cambia su algoritmo para favorecer a las grandes empresas como Amazon y Facebook por encima de pequeños vendedores independientes. Se pudo comprobar que por lo menos en un caso, Google realizó cambios a favor de eBay cuando un tercio de su tráfico descendió durante 2.014.

Otro punto es el del manejo de “listas negras” para prevenir que ciertos sitios se muestren en los resultados de búsquedas. Esto ha sido negado por la compañía. Estamos hablando de listas aparte de las que tienen que ver con abuso infantil o violaciones de derechos de autor; cosa que es mandatorio por ley para Google. Estamos ante una fina línea de lo que es correcto; ya que Google tiene un grupo de ingenieros creando algoritmos para filtrar resultados. Tan controvertidos en temas como aborto, inmigración, racismo, negación del holocausto, etc.

Como si fuera poco, Google tiene ingenieros que regularmente manipulan las sugerencias de autocompletado; incluso los resultados de noticias. Como estas características no hacen parte de la generación “natural” de búsquedas, parece que no están sujetas a los mismos criterios; y por ende es más fácil para que Google las edite.

buscador Google autocompletar
Cajón de búsqueda, autocompletar. Imagen: Google

El tema del manejo de las noticias ha sido siempre polémico para Google; ya que algunos medios le acusan de aprovecharse de sus contenidos para generar tráfico y grandes ingresos sin necesidad de producirlo. Por tal motivo, Google ha tenido que realizar cambios para sólo mostrar extractos de noticias, no mostrar imágenes. Incluso ha tenido que retirar ciertos medios de sus búsquedas.

Se ha podido comprobar que Google paga contratistas externos para asegurar la calidad de los rankings de su algoritmo. Estos trabajadores cuentan con lineamientos para saber lo que Google considera como un ranking correcto y como ajustarlos adecuadamente.

Este es otro punto muy sensible, si Google altera resultados de las búsquedas; ya que estadísticamente un puesto en los rankings puede significar muchas visitas o ninguna; y ni qué hablar de quedar en la segunda o tercera página de búsqueda; la cual es como una “zona fantasma” porque en general los usuarios no llegan hasta allá para buscar lo que necesitan.

Análisis posicionamiento buscador

Tocar o no tocar los resultados

Es posible entender que Google haga ajustes en los resultados cuando interpreta los deseos de quien busca; por ejemplo cuando se busca la palabra “suicidio” debe aparecer el número de una línea de ayuda. El problema está en que Google es una Empresa con una clara agenda política cómo se ha podido comprobar; y puede que ciertos temas puedan ser favorecidos para sus intereses.

La controversia está en que Google regularmente se defiende de las entidades regulatorias diciendo que no hay manipulaciones humanas en su algoritmo de búsqueda. Pero al mismo tiempo, se le presiona para que haga algo con la desinformación que prolifera en internet.

Así que la manipulación de las búsquedas puede ser algo peligroso, pero también necesario; pero parte del problema es que Google mantiene un hermetismo total sobre la frecuencia y la forma en que altera los resultados. Se especula que que Google lo hace para para impedir que inescrupulosos se aprovechen de esta situación para ganarle al sistema. Por tal motivo, cuando Google encuentra un error, lo más común es que lo corrija sin notificar a las partes.

Definitivamente es imposible que Google se mantenga fuera de polémicas; ya que su mismo crecimiento lo ha convertido en una mega corporación y está en los ojos de las entes regulatorias.

La respuesta de Google

Google se ha defendido argumentando que la información del artículo es anticuada e inexacta. En un correo dirigido a Gizmodo, aclaran:

Oficinas Google
Oficinas de Google. Imagen: Shawn Collins, vía Flickr

“Hemos sido transparentes y públicos sobre los tópicos cubiertos por el artículo del WSJ, como nuestras pautas de búsquedas, nuestras políticas para características de búsquedas especiales, como autocompletar y las remociones válidas por razones legales, nuestro trabajo para combatir la desinformación a través del proyecto Owl, y especialmente en que los cambios que hacemos a las búsquedas apuntan a beneficiar a los usuarios y no a nuestras relaciones comerciales”.

Google, no seas malvado

Estas palabras no son un consejo. Son el lema de la compañía de Mountain View, “Don’t be evil”; a medida que crece, le cuesta más vivir acorde con este ideal. Son los intereses económicos, políticos, e incluso sociales que pueden influir en sus criterios por lo que Google altera resultados de las búsquedas. Así como en la vida, lo que ayer era común, hoy puede ser algo mal visto; en las búsquedas de internet puede ocurrir lo mismo. Y no hay ningún algoritmo que pueda estar siempre a la moda de los tiempos y menos en la era de la Corrección Política.

¿Conoces nuestras redes sociales?

Para estar siempre al día en el mundo de la tecnología, suscríbete a nuestro canal de Telegram. Además, como publicamos de media 5 artículos al día nada más, ¡no damos mucho la brasa!

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO