Ya hablamos de cómo TCL está apostando por la tecnología de la telefonía móvil, lanzando unos dispositivos de gama media bastante competitivos. Ahora, la compañía matriz de Alcatel, Thompson y OK (los televisores de Alcampo) va a por el sector de los smartphones con su propio móvil plegable. De esta manera podrían afianzarse mucho mejor en un segmento que está más destinado a personas usuarias expertas que al resto de mortales.

Y es que la estrategia podría ser bastante lógica. Si conocen a la marca y al final es un dispositivo que funciona bien y tiene un buen diseño; es mejor lanzarlo para las personas más expertas y de un alto nivel adquisitivo. De esta manera se consigue que esas personas hablen del dispositivo y el resto de personas se puedan replantear la compra de otros terminales de la propia marca.

Un móvil plegable en forma de acordeón es la apuesta de TCL.

Este dispositivo lo han podido probar la gente de Cnet y es quizás el más versátil de todos los que han ido teniendo un minuto de gloria en el sector tecnológico. El móvil plegable de TCL se pliega en forma de acordeón, tal y como ya vimos patentar a Samsung. Es la mejor forma de hacer un verdadero dispositivo que se convierta en una Tablet lo suficientemente funcional por su tamaño y en un Smartphone completo y cómodo al cerrarlo.

Este tipo de formato de móvil plegable hace que TCL también tenga otra ventaja competitiva. Y es que gracias al sistema en ‘Z’ o en acordeón, hace que no haya ninguna pantalla al aire libre. Es decir, no sucede como con el Huawei Mate X que acaba de salir a la venta que parte del panel queda en la parte posterior siendo susceptible de rallarse o romperse por un mal uso o un descuido.

El dispositivo cuenta con un panel completo de 10 pulgadas; haciendo que cuando se abre el acordeón tenga más sentido que otros paneles de algo más de 8. Sobre todo para quienes estamos acostumbrados a trabajar en tabletas y acabamos necesitando algo más de tamaño.

móvil plegable TCL
Crédito de la imagen | TCL Communication Technology Holdings Limited a través de Wikimedia.

El móvil de TCL aún es un enigma para todo el mundo.

La compañía no ha querido dar demasiados detalles sobre las especificaciones técnicas de su dispositivo. Más bien no ha querido dar ninguno. No se sabe qué tipo de panel tiene, no se sabe las pulgadas exactas. No se sabe ni siquiera el procesador con el que acabará contando, la memoria interna o la RAM.

Esto hace saber, más que nunca, que es un prototipo fabricado y que quizás pueda quedarse en eso o acabar lanzándolo. Todo depende de las ventas que tengan el resto de dispositivos plegables, los mercados y la capacidad que tengan para hacer estrategias de marketing lo suficientemente potentes como para que las personas compren un TCL sin haber probado otro antes.

Lo único que se ha podido saber gracias a la prueba de los compañeros, es que tiene cuatro sensores en la parte principal del dispositivo. Además, cuenta con un único sensor de cámara para las selfies y/o videollamadas. Para la carga del dispositivo y la transferencia de archivos han escogido el USB C; indispensable para montar Android 10 según apuntaba Google. Eso sí, han prescindido por completo del mini Jack 3,5 mm para auriculares con cable.

¿Conoces nuestras redes sociales?

Y para no perderte nada puedes y estar siempre al día en el mundo de la tecnología, puedes suscribirte gratis a nuestro canal de Telegram. Además, lo bueno que tiene, que como publicamos de media 5 artículos al día nada más, ¡no damos mucho la brasa!

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO