La jornada media laboral como la conocemos en España, consta de 40 horas a la semana, sin embargo Microsoft ya ha dado un paso al frente. Pero algo está cambiando en muchas compañías; están adoptando nuevos horarios laborales. John McDonnell comentó una vez; “deberíamos trabajar para vivir, no vivir para trabajar”. Después de estas palabras implementó un plan de trabajo de sólo 4 días a la semana.

Sólo cuatro días de trabajo a la semana.

Esta jornada laboral para muchos sonará un tanto extraño pero, podría cambiar la manera de vivir de las personas actualmente. Poder dedicar más tiempo al ocio, estar más tiempo con familia, etc, el cambio es éste. Según estudios realizados, hacer jornadas laborales de mucho trabajo están relacionadas con diversas enfermedades. Con la reducción planteada se mejoraría mucho en este aspecto a los trabajadores de las empresas. Otro beneficio sería el descanso, como se dice, una mente y un cuerpo descansado son más efectivos; por lo tanto, aumentaría la productividad.

Pelota antiestres en mesa de trabajo junto a un portátil y unas gafas.

Por ahora los países más punteros no tienen entre sus planes implementar este sistema en un plazo de 10 años vista. Pero sin embargo, si hay empresas que están probando el método planteado por el sindicalista John McDonell. Hoy os vamos a contar la nueva jornada laboral probada por Microsoft en Japón.

Microsoft prueba cambios laborales en Tokyo.

Japón es de los países que menos productividad tiene del mundo por sorprendente que parezca. Su jornada media a la semana es de la friolera de 80 horas a la semana; exigencias de muchas empresas a sus trabajadores. Estos datos fueron dados por el propio gobierno japonés. Viendo estas cifras, Microsoft decidió este pasado verano voltear estas cifras. La primera conclusión nada ver los datos de los nuevos métodos de fueron que; a menos trabajo, la inteligencia en la toma de decisiones es mayor.

Empleado trabajando con unas gafas de realidad aumentada en una jornada laboral de Microsoft

La famosa jornada laboral de 4 días fue realizada en la ciudad de Tokio donde alberga Microsoft una sede . Los trabajadores obtuvieron muy buenas ventajas. Entre las que destacan, todos los viernes del pasado mes de agosto libres; así como una remuneración extra. Además de estas propuestas, se realizaron talleres especializados para los empleados.

Todas estas medidas entran de lo que se conoce como Work-Life Choice. Éste es simplificando un poco; da a elegir al trabajador la forma de llevar a cabo su trabajo y poder compaginarlo con su vida del día a día. Una excelente forma de incentivar a los trabajadores, de la que han quedado realmente satisfechos. El 92% de los mismos así lo confirman en una encuesta realizada por la empresa.

Números que afianzan la productividad y mi punto de vista.

Y esta forma de hacer las cosas ha Microsoft le ha funcionado muy bien con respecto a su año anterior. Según los datos de la compañía; se ha reducido los días laborables, la impresión de documentos y el consumo eléctrico. Su informe también arrojó un 40% más en lo que ha productividad se refiere.

Con todos estos beneficios encima de la mesa, la conclusión es clara; menos es más. Dada la repercusión de esta forma de trabajar; el país nipón quiere tomar ejemplo. Y es que ya son más del doble las empresas que realizan esta metodología; más que en los últimos diez años. Y Microsoft no ha sido la única. Otra empresa ubicada en Nueva Zelanda obtuvo resultados muy positivos en tan sólo una semana con esta jornada laboral de cuatro días.

Esperamos que todos estos beneficios sean bien anotados por los países, para poder usarlos en sus ministerios de trabajo. Una persona descansada y feliz con su vida personal siempre rinde mejor; ante todo somos personas al fin y al cabo.

¿Conoces nuestras redes sociales?

Y para no perderte nada puedes y estar siempre al día en el mundo de la tecnología, puedes suscribirte gratis a nuestro canal de Telegram. Además, lo bueno que tiene, que como publicamos de media 5 artículos al día nada más, ¡no damos mucho la brasa!

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO