Parece ser que esto de cumplir la ley a Uber y a Lyft no les ha tenido que hacer mucha gracia. Mucho menos en el país y en el Estado en el que se gestaron y acabaron naciendo. Pero es que claro, cuando quieres crecer gracias al trabajo de otras personas, al final esas otras personas se revelan y eso puede suponer un grave problema para ti. Tal y como ahora ha sucedido.

El estado de California lleva mucho tiempo siguiendo los modelos políticos y legislativos europeos. Esto le hace tener una visión más internacional y abierta de lo que sucede y escoger aquellas opciones que pueden beneficiarle más a su pueblo. Esto le llevó a hacer una gran reforma laboral en contra de estas grandes empresas.

Para poner en contexto, Lyft y Uber se beneficiaban de aquellos viajes que realizaban las personas conductoras a modo de taxi. Pero éstas no estaban contratadas ni seguían un régimen general de contratación. Tal y como ha sucedido con los riders de Glovo y Uber Eats, por ejemplo, en España. Hasta que California ha obligado a revertir la situación que tantos ingresos les generaba.

La ley hunde la bolsa de Uber y Lyft.

El día que Uber salió al Mercado de Valores, todos los de su alrededor sabía que no les iría bien. De hecho, hasta ellos mismos sabían que dentro de la SEC no iban a estar mucho mejor. Además, tenían que tener en cuenta que en ese preciso instante, todas las administraciones iban a estar pisándole los talones para ver cualquier fallo.

Ahora mismo, los legisladores se encuentran en una transición que no se veía desde hacía siglos. Y es que hay que reajustar todo el sistema a las nuevas tecnologías. Hay que salvaguardar los derechos de las personas trabajadoras y la economía del propio país. Y lo primero ha sido lo que menos se esperaba la empresa de transporte público.

La Ley de California obligó a Uber y a Lyft a contratar a aquellas personas que se dedican en gran medida a transportar personas a través de sus aplicaciones. Por lo que tenían que darles de alta, cobrar un sueldo mínimo y hasta el derecho al subsidio por desempleo. Cuestiones que antes no tenían obligación y que dejaba a sus conductores a merced de lo que les pudiera pasar.

Uber Lyft ley
Crédito de la imagen | Pkg203 a través de Wikimedia.

Entre ambas empresas podrían llegar a tener hasta un millón de conductores. Esto se traduciría en unos gastos fijos de unos 500 millones de dólares al año al tener que cumplir con la obligación de contratar a quienes, realmente, son sus trabajadores. Y esto les ha hecho mucho daño en la bolsa.

Uber y Lyft en mínimos históricos.

Mientras que Lyft ha bajado en un 3,4 por ciento, Uber lo ha hecho en un 4 por ciento en sus acciones en un sólo día. Algo que se podía vaticinar que iba a estar sucediendo desde que ambas empresas decidiesen hacerse públicas a través del Mercado de Valores.

La ley que les hará cumplir con los derechos de los trabajadores no se aplicará hasta el 1 de enero del 2.020. Aún así, los mercados se mueven por las cuestiones que les van sucediendo a las empresas y lo que les sucederá en un futuro. Y ese futuro para Uber y Lyft no va a ser nada bueno por mucho que intenten cambiar la ley. Cosa que ya quisieron hacer y que les salió bastante mal y no consiguieron por ningún lado. Y que la ley sí consiguió que Uber y Lyft bajasen de media un 16,5 por ciento en menos de dos semanas.

¿Conoces nuestras redes sociales?

Y para no perderte nada puedes y estar siempre al día en el mundo de la tecnología, puedes suscribirte gratis a nuestro canal de Telegram. Además, lo bueno que tiene, que como publicamos de media 5 artículos al día nada más, ¡no damos mucho la brasa!

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO