Jered consigue mantenerse de pie con algo de ayuda
Jered consigue mantenerse de pie con algo de ayuda

“Soy paralítico, pero acabo de andar más de 100 metros” decía Jered Chinnock. Con más de 100 metros hace referencia a 102 metros y 331 pasos a lo largo de 16 intensos minutos. La tecnología avanza, y hemos podido comprobar que a pesar de todo nunca nos olvidamos de uno de los sectores más importantes: La Medicina. Ya hablamos de como Apple integra tecnología y salud. Y en este caso la tecnología avanza contra la parálisis. 

Jered caminando después de 6 años
Jered caminando después de 6 años

El paciente llevaba desde 2013 con una parálisis de la parte inferior de su cuerpo, desde la cintura hasta los dedos de los pies. Un desafortunado accidente con una moto de nieve que le impediría andar, hasta el momento, para siempre.

Al parecer varios científicos han estado investigando sobre la estimulación eléctrica de la medula espinal, la causante de las parálisis; permitiendo así que los pacientes puedan volver a andar.

Tras largos años de investigación y sacrificio, el duro trabajo realizado y el nunca tirar la toalla han dado sus frutos; y se ha demostrado que esta tecnología es funcional. No menos largo y duro será el camino que queda hasta que esto se convierta en una terapia real; y pueda llegar a todo el mundo.

¿Cómo puede ayudar la tecnología en pacientes paralíticos?

Pues el problema en las lesiones de médula espinal viene dado por un “cortocircuito” entre las partes que conecta la médula. Un accidente que dañe esta parte, rompe la “conexión” entre las dos partes, por lo que el cerebro es incapaz de enviar información a la otra.

Implante en la médula espinal de Jered, paciente con parálisis
Implante en la médula espinal de Jered

En el caso de Jered Chinnock, publicado por la clínica Mayo ayer mismo, se explica como han intentado “puentear” el daño causado en la médula con implantes de estimulación eléctrica. En el caso de Jered mediante rehabilitación y dicha estimulación, el paciente logró recuperar gran parte de su actividad motora de una manera coordinada.

Hay unos cuantos casos similares al de Jered publicados en el New England Journal of Medicine; y que tenían un aspecto muy esperanzador. Aquí es donde el estudio de todos los casos, podría dar la fórmula correcta y definitiva para llevar a cabo todo el proceso de manera exitosa y real.

Una vez se ha visto que el proceso de “puentear” el daño es efectivo; habría que ir un poco más allá. Intentar crear una nueva conexión entre el cerebro y el cuerpo; con unos implantes modelados a partir del que hizo andar a Jered. Pero a una escala de complejidad mucho mayor.

¿Realmente es posible curar la parálisis?

Sabemos que el estudio global de la situación puede que no esté en un punto muy avanzado; y aún queda lejos de la realidad. ero todo esto solo son buenas noticias de unas mejores que se avecinan.

Al final el cuerpo funciona mediante “impulsos eléctricos”; por lo que no está muy lejos de la manera que repararíamos una conexión en cualquier dispositivo electrónico; salvando diferencias claro está. Somos un organismo complejo y creado minuciosamente al detalle, pero como todo, el estudio hace al sabio.

¿Pensáis que puede llegar a suceder esta realidad en un futuro no muy lejano? ¿O aún quedan años para que siquiera podamos planteárnoslo? Nos leemos en comentarios y… Si queréis estar informados podéis seguirnos en redes sociales: Youtube, Instagram, Twitter. Y si no quieres perderte nada, suscríbete también a nuestro canal de Telegram.

Imágenes obtenidas de la propia web del estudio publicado por la Clínica Mayo.