En este 2.020 estamos sintiendo un sentimiento de dejavú para quienes estamos pendientes de las noticias diarias. Y es que ya hace 6 años, en 2.014 vivimos el brote de ébola sufrido en nuestro país tras varias personas afectadas por haber convivido en lugares donde se luchaba contra la enfermedad en África. Ahora, más de un lustro después, lo estamos viviendo con el coronavirus y la tecnología está diciendo bastante sobre la enfermedad.

La problemática de la enfermedad asiática hace que todo el sector económico mundial pueda caer en picado durante todo este tiempo en que la epidemia pueda permanecer hasta encontrar la última solución para atajarla. Entre ellas, todo aquello relativo a la producción de tecnología realizada en el país oriental. En China se encuentran grandes sedes de grandes corporaciones.

Pese a que Google no sirve servicios en el país pese a sus intenciones, sí que cuenta con una sede allí. De la misma manera que Apple cuenta con varias tiendas e incluso Tesla abrió su Gigafactoría en China para abastecer la demanda europea y asiática y además evitar así los impuestos de exportación a su propio país.

Una persona con guantes utilizando una tablet con tecnología para detectar dónde puede estar el coronavirus

Las grandes fabricantes de tecnología cierran sus puertas por el coronavirus.

Por un lado, Apple ha enviado un comunicado a toda su plantilla para hacer efectivo el cierre de todas sus tiendas en China continental, al menos hasta el 9 de febrero, tomando “mucha precaución y haciendo casos a los expertos en salud”. De esta manera se intenta conseguir no propagar el virus a través de sus empleados y empleadas. Además, también se han restringido por completo los viajes programados al país oriental hasta nuevo aviso.

Del mismo modo, su competencia directa también ha restringido los viajes al país hasta que se calme la situación. Google ha decidido que su plantilla tampoco vaya a trabajar a sus oficinas y que nadie realice viajes a lugares donde su salud pueda verse comprometida. Todo esto después de la confirmación por parte de la Organización Mundial de la Salud de activar la “emergencia sanitaria internacional”.

Logo de la sede de Google en Hong Kong completamente nevado
Crédito de la imagen | Fan Yang a través de Wikimedia.

Las empresas chinas continúan con su trabajo.

Según informaba a primera hora de la mañana la gente de Reuters, Huawei sigue siendo una de las compañías de tecnología que siguen con sus plantas abiertas pese al coronavirus; ya que la gran parte de la producción de la compañía se encuentra en Dongguan, al sur del país, cerca de Hong Kong. A más de mil kilómetros de distancia de Wuhan, la ciudad donde comenzó todo.

Y no sólo ellos han seguido con sus plantas de producción abiertas y a pleno rendimiento sino que incluso hay empresas de fabricación de tecnología en Wuhan con sus plantas también abiertas y personal activo. Como es el caso de Yangtze Memory Technologies, una compañía fabricante de memorias externas. Su planta se sitúa en la misma ciudad de Wuhan.

“En la actualidad, la producción y las operaciones en YMTC se desarrollan con normalidad y de forma ordenada”, comentó un portavoz de la empresa a Reuters. Y es que han configurado un espacio aislado para mantener la seguridad de todo el personal de la compañía.

Imagen de refuerzo. Grupo de hombres chinos entrando a trabajar con cascos amarillos

La tecnología de la Inteligencia Artificial está siendo clave en el coronavirus.

Una de las premisas para hacer que la medicina evolucione es la prevención de las enfermedades. Si se previenen, no suceden y si no suceden, no pasa nada. En eso mismo trabaja la gente de BlueDot, una compañía tecnológica canadiense que utiliza un algoritmo por Inteligencia Artificial. Este algoritmo lo que hace es rastrear las noticias del mundo, independientemente del idioma en el que se escriban, las redes de enfermedades de animales y plantas y las comunicaciones oficiales para avisar de un posible peligro sanitario.

Pues eso fue lo que hizo el algoritmo el 31 de diciembre. Mismo día en el que Wuhan diagnosticó 27 casos que fueron informados a la OMS; informe que la Organización no hizo público hasta pasados diez días. Y todo esto lo consiguió BlueDot gracias a la existencia de una enorme minería de datos mundial que a lo largo de los años se ha ido perfeccionando.

Esto no quedó así sino que BlueDot también pronosticó cuales iban a ser las primeras zonas afectadas tras el brote en Wuhan. Bangkok, Seúl, Taipei y Tokio fue lo que dijo y lo que sucedió. Grandes capitales de países colindantes en los que los viajes se realizaron en los primeros días. Datos a los que la empresa canadiense tenía acceso y que, básicamente, puedes encontrar buscando en las páginas webs de las propias aerolíneas.

Los robots también están ayudando a todo esto.

Todas estas empresas existen por una razón que pocas veces cabe en la razón humana. Y es que hasta la propia gente de BlueDot explican a Wired que saben “que no se puede confiar en que los gobiernos proporcionen información de manera oportuna”. Todo esto por razones partidistas de no poner en riesgo su posición en el gobierno y de no crear una alarma social antes de tener una confirmación oficial en un momento en el que ya no hay marcha atrás.

Saben que la tecnología es imprescindible en estos momentos. Las personas están asustadas y los materiales de aislamiento sanitario comienzan a escasear. Es por ello que se está comenzando a utilizar robots para atender a las personas que se encuentran en cuarentena por el coronavirus.

El robot con tecnología autónoma que está ayudando a los pacientes en observación por el coronavirus
Imagen | Keenon Robot

De momento se están utilizando para acercarles la comida. El robot se llama Peanut y pertenece a la tecnológica Keenon. Para ciertos hoteles este tipo de robots no es nuevo pero sí para este que está siendo objeto de aislamiento para unas personas que se encuentran en observación.

Lo que desde luego no va a frenar ni a China ni a ningún país es a seguir celebrando las ferias más importantes que sucederán en estos meses de tecnología haya o no coronavirus. Desde la organización del Mobile World Congress confirman que la feria se celebrará tal y como tenían planeado y que la atención médica se reforzará.

¿Conoces nuestras redes sociales?

Y para no perderte nada puedes y estar siempre al día en el mundo de la tecnología, puedes suscribirte gratis a nuestro canal de Telegram. Además, lo bueno que tiene, que como publicamos de media 5 artículos al día nada más, ¡no damos mucho la brasa!

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO