Dicho así parece que los algoritmos se usan para hacer el bien, sin mirar a quien, y para hacer el mal, mirando a quien. Y, así es, pueden tener ese tipo de control. Más que nada porque su principio es ese, tener un control exhaustivo de una plataforma, entenderla y automatizar gestiones.

Y por mucha automatización que ofrezcan los algoritmos a las empresas, algunas veces hacen jugar malas pasadas. Porque está muy bien que Facebook esté en contra de los mensajes de odio. De hecho, cada vez estamos viendo como ciertas personas y medios de comunicación extremistas controlan su lenguaje para mandar el mismo.

El trabajo de los algoritmos estos días en Facebook y YouTube.

Y es que YouTube ha estado censurando durante todo este mes del Orgullo varios creadores y creadoras de contenido; bien desmonetizando sus vídeos, privatizándolos o incluso llegando a eliminarlos. Además de esto, también ha permitido la divulgación de vídeos con noticias falsas con enfermedades como el SIDA, VIH, Sífilis y otras patologías de índole sexual.

Por su lado, Facebook la lío con un medio de comunicación estadounidense. En concreto el periódico Liberty County Vindicator, de Texas. Donde publicaban el documento oficial de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos de América. Pues ahí entró en juego de nuevo los algoritmos y censuraron la publicación.

Evidentemente la Inteligencia Artificial hace grandes maravillas excepto sobreentender o predecir un comportamiento natural humano. La censura vino a través de una referencia que hizo en el documento Thomas Jefferson. En la cual declaraba “salvajes despiadados indios” y los algoritmos de Facebook lo catalogó como ‘discurso de odio’.

Pues ambas se han disculpado por el trabajo de sus algoritmos.

De un lado, Facebook se dio cuenta de lo que había sucedido con el periódico Liberty County Vindicator. El director de este último contestó a la primera. “Tal vez si Thomas Jefferson hubiera escrito ‘los nativos americanos atraviesan una etapa difícil de desarrollo cultural’ hubiera sido mejor. Desafortunadamente Jefferson, al igual que muchos colonos británicos sus contemporáneos, no tenía una visión amigable de los nativos. Tampoco existía el concepto de ‘políticamente correcto’”.

Facebook sentenció que “parece que hemos cometido un error y eliminamos algo que se publicó en Facebook que no era contrario a los estándares de nuestra comunidad. Nos disculpamos y le informamos que hemos restaurado su contenido y eliminado cualquier limitación en su cuenta relacionada con esa intervención incorrecta”. En una respuesta al propio periódico el cual estaba publicando diariamente un pasaje de la Declaración.

Por último, YouTube creó un hilo en Twitter de cuatro publicaciones donde reconocía la importancia del rol de la comunidad LGTB ?️‍?. También reconocían que no habían tomado medidas contra anuncios violentos y que van a mejorar sus políticas realizando mejoras. Además de declarar que su objetivo es hacer de la plataforma un lugar donde las personas se sientan bienvenidas, seguras y respaldadas.

YouTube no para de tener problemas con la Comunidad LGTB.

Al parecer, la plataforma sufre de distintos problemas debidos a la presión de algunos anunciantes intolerantes y conservadores. Los cuales no quieren vincularse con contenido que pueda ser ‘potencialmente conflictivo’. Por el mero hecho de conocer las diferentes controversias alrededor de las diferencias identidades sexuales.

Y esto ya lo sufrió el youtuber Chase Ross quien sufrió una disforia de género. YouTube desmonetizó quitando los anuncios e incluso eliminó muchos vídeos pertenecientes al contenido del canal de Chase.

Los algoritmos obligan a pagar mucho dinero.

Es que claro, los algoritmos no dejan de ser máquinas que trabajan por los humanos. Y en Facebook quieren aumentar su plantilla de 15 mil personas a 20 mil para fiscalizar a los algoritmos. En YouTube también existe una gran plantilla para realizar este trabajo.

Algoritmos

La última plataforma de vídeos en streaming no les ha quedado otra que la creación de contenido premium. Haciendo así que los y las creadores y creadoras de contenido puedan seguir cobrando independientemente de los fallos del algoritmo. Ya que una vez desmonetizado el vídeo, hasta que pasa todo el proceso para volver a ser monetizado; ya ha obtenido las visitas principales de ingresos y el resultado final es ínfimo. Obligando así a la gente que dejen de crear contenido de calidad.

¿Conoces nuestras redes sociales?

¿Aún no nos sigues? Puedes hacerlo a través del Instagram de Miguel. También en mi Instagram tendrás noticias diarias. De igual modo, en mi Twitter verás opiniones de actualidad. Al igual que en el pájaro oficial de Easy Smart Tech.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here