Desde la invención de las nuevas tecnologías siempre hemos querido intentar ser más eficientes y eficaces. Ya sea para facilitarnos nuestra vida cotidiana o nuestra vida laboral. De hecho esa es una de las bases de la tecnología; poder ayudarnos a que nuestra vida sea más sencilla. Si estás inscrito/a en alguna web, aplicación o red social de trabajo seguro que de lo que vamos a hablar te sonará: Mejorar tu capacidad de trabajo.

 

¿De verdad nos puede mejorar nuestro rendimiento bajando el estrés usar una aplicación móvil? Pues eso vamos a intentar descubrir hoy en Easy Smart Tech, y además siendo mi primer día y mi primer post como redactor, me gusta meterme en berenjenales. Mucho se habla que los videojuegos aumentan la capacidad de liderazgo, la habilidad de estrategia o la capacidad de resolución de problemas. Esto es cierto, a nivel terapéutico. De hecho, llevan desde 1.980 realizando diferentes estudios para ello. En muchos centros es una de sus grandes bazas, poder mejorar la reacción cognitiva y la coordinación mano-ojo. Incluso se utiliza como terapias para el dolor de la quimioterapia, gracias a las experiencias inmersivas y de cambio de roles de personalidad, cuerpo, aspecto, etc. Todos estos siempre se han realizado a través de videojuegos de ordenador ya que suelen ser más abiertos y se pueden adaptar de mejor manera.

Suelen ser más bien ayudas y para aumentar las habilidades que solemos tener de forma ‘escondida’. Los seremos humanos realmente no pensamos en ellas cuando las realizamos, igual que cuando respiramos. Es algo innato que acaba proporcionando el practicar con ese tipo de aplicaciones que acaban siendo repetitivas y que memorizamos igual que cuando hacemos el examen teórico de conducir. Si todo esto, en algún momento, sirve para, al menos, poder mejorar alguna respuesta de nuestro cerebro siempre será agradecido por nuestro cuerpo pero en ningún momento existe la fórmula perfecta ni la fórmula Madre. Una aplicación, un videojuego o cualquier pasatiempo realmente nos va a ayudar a relajarnos, a tomarnos ese ‘break’ que necesita nuestro cerebro y que nunca nos paramos a pensar por el estrés. Creemos perder nuestro tiempo por la presión sometida en el trabajo. Ahí es donde radican muchas de las incidencias.

En mi opinión, creo que es mejor tomarse las cosas con un poco más de calma, intentar relajarnos. No perder el tiempo frente a intentos de mejora de eficiencia. Como hablaba antes, la mejora de esa eficiencia siempre será la repetición de factores, desde el comercial que vende un producto aunque la clientela responda de forma diferente y sean cada uno de su padre y de su madre, hasta el político que se ve en un Gabinete de Crisis. Todo es la repetición de cosas. Es intentar ponerle empeño y descansar cada cierto tiempo. Busca tu objetivo e improvisa sus actuaciones medias porque no habrá aplicación en el Market que te salve. Tampoco hay antivirus perfecto para el smartphone.

Entonces, ¿qué haces para mejorar tu capacidad de trabajo?

¿Has probado alguna aplicación para la mejora de la eficiencia en la vida, en el trabajo o en los estudios? Tómate media horita cada cierto tiempo para descansar y verás resultados, relajación y motivación para tu cerebro y cuerpo. Así será como conseguirás mejorar tu capacidad de trabajo.

Quizás también te interese personalizar tu Google Assistant y así echarte una mano para buscar cómo relajarte.

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO