Si estos días España ha estado de luto por el fallecimiento del pequeño pez Gabriel, hoy todo el universo se viste de negro. A primera hora de esta mañana Lucy, Robert y Tim Hawking nos han comunicado el fallecimiento de su padre. “Estamos profundamente entristecidos porque nuestro querido padre haya fallecido hoy. Fue un gran científico y un hombre extraordinario cuyo trabajo y legado perdurarán muchos años”. Estas ha sido la declaración. Stephen Hawking ha fallecido hoy a los 76 años.

Sus tres hijos están en lo cierto, su legado perdurará en la historia. Stephen Hawking mezclaba su prodigiosa inteligencia con un sentido del humor inigualable. Humor inglés pero humor al fin y al cabo. Hawking fue conocido tras la publicación de su libro ‘Historia del Tiempo‘ que tras publicarlo en 1.988 vendió más de diez millones de copias.

Stephen Hawking e Intel.

Intel Corporation llevaba colaborando con el científico más de 20 años. Gracias a todo el equipo de ingenieros de la marca y al prodigio de Hawking fueron creando el ordenador más inteligente del mundo. Y no por sus especificaciones técnicas o su potencia para jugar al Fortnite sino para poder ayudar verdaderamente a la población. En septiembre Intel presentó su nueva silla de ruedas inteligente. Stephen Hawking fue su presentador.

Esta silla podía moverse a través de movimientos oculares. No es extraño pensar que se puede hacer ya que el sintetizador de voz de Stephen Hawking funciona así. Equipada con GPS la silla podía generar rutas actualizando la base de datos de las ciudades del mundo con el fin de sortear los obstáculos que se encontrasen. La colaboración Hawking-Intel siempre ha sido estrecha ya que él mismo servía para probar nuevas tecnologías que en el futuro pudieran ayudar a quienes lo necesitasen.

La Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) no le impedía seguir divulgando su conocimiento.

A sus 21 años recién cumplidos mientras comenzaba su doctorado fue cuando comenzó con los primeros síntomas de la enfermedad. También conocida como Enfermedad de Lou Gehrig, ésta afecta a las neuronas motoras del cerebro, del tronco encefálico y de la médula espinal. Haciendo que las células encargadas de transmitir la orden del movimiento voluntario del cerebro a los músculos no funcionen.

La ELA es esa enfermedad que se conoció a través del famoso reto en redes. El ‘Ice Bucket Challenge’. Que no fue más que una campaña de publicidad para divulgar información. Campaña que sirvió para recaudar dinero para su investigación y que incluso hizo encontrar el gen NEK1. Gen que provoca la Esclerosis Lateral Amiotrófica.

“Preguntar qué ocurrió antes del Big Bang es cómo preguntar qué hay más al sur del Polo Sur».

La teoría del Big Bang fue apuntalada por Stephen Hawking. Comprobó que el universo pudo surgir espontáneamente. Un punto de densidad infinita “que no pudo haber provenido de un universo previo”. Gracias a su noviazgo y posterior matrimonio con su primera esposa, Jane Wilde, su lucha fue más fuerte. Dejó de “escuchar a Wagner” para volver a estudiar los agujeros negros.

Según el Professor Hawking “los agujeros negros no son tan negros” ya que éstos emiten algunas partículas. La ‘radiación Hawking’. Todos sus descubrimientos le ayudaron a conseguir la Cátedra Lucasiana de Matemáticas en Cambridge. Siendo sucesor que de, ni más ni menos, Isaac Newton.

Según Stephen Hawking deberemos abandonar La Tierra.

Es ya muy difícil evitar un cataclismo en el planeta Tierra en los próximos cien años. A largo plazo, la raza humana no debería poner todos sus huevos en la misma cesta, en este planeta. Esperemos poder evitar que la cesta se caiga hasta haber esparcido su carga (es decir, nosotros) por otros lugares. Las graves amenazas que nos acechan son que nos estamos situando al borde de una segunda era nuclear y este cambio climático sin precedentes.

Ahora toca el autodiseño. Estoy seguro de que, durante este siglo, se descubrirá cómo modificar tanto la inteligencia como instintos como la agresividad. Surgirán leyes contra la ingeniería genética con humanos, pero algunos no resistirán la tentación de mejorar características como el tamaño de la memoria, la resistencia a enfermedades o la duración de la vida. Una vez aparezcan estos superhumanos, habrá problemas políticos graves con los humanos no mejorados, incapaces de competir. Presumiblemente morirán o se convertirán en irrelevantes. En su lugar, habrá una raza de seres autodiseñados que se mejorarán cada vez más a sí mismos.

Estas palabras son de Stephen Hawking mientras estuvo en 2.008 en Galicia y fue entrevistado por La Vanguardia.

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO