Un equipo de científicos en la Universidad de Arizona, y otro equipo en el Centro Nacional de Nanociencia y Tecnología de China, han logrado algo increíble. Con un nanorobot de origami y ADN, son capaces de localizar tumores y luchar contra ellos.

Un nanorobot de origami es capaz de combatir el cáncer

Así es, los científicos han construido un nanorobot de origami, de tan solo 90 x 60 nanómetros de tamaño. Casi imperceptible al ojo humano. La idea, es introducirlo por los vasos sanguíneos y descubrir posibles cánceres ocultos en las personas. Es decir, son capaces de detectar el cáncer a través de la sangre.

Os estaréis preguntando, ¿de qué está compuesto este nanorobot de origami? Sencillo, de compuestos de fragmentos de ADN. Además de detectar el tumor, lleva una enzima llamada «trombina» que resulta clave para coagular la sangre. Ésta, reacciona formando una barrera que impide el paso de más sangre a la parte maligna, y produce la muerte de los tejidos dañados por el cáncer.

nanorobot de origami
Imagen proporcionada por la Universidad de Arizona.

De una manera más sencilla, si la sangre, que se encarga de transportar a las células del cuerpo los nutrientes y oxígenos necesarios. No consigue llegar a la parte afectada por un tumor o por un cáncer. Se puede luchar contra él, ya que no recibe refuerzos para seguir creciendo.

¿Cómo utilizar la nanotecnología?

Hoy en día, la nanomedicina o la aplicación de la nanotecnología a las ciencias de la salud está en auge. Ya que ayuda a prevenir, diagnosticar y tratar enfermedades de una manera mucho más rápida y eficaz.

Para poder llevar a cabo este experimiento, y poder crear este nanorobot de origami con ADN incluido. Tenían que tener en cuenta dos características principales. Primero, tuvieron que reconocer los vasos sanguíneos que nutrían al cáncer. Y por supuesto, diferenciarlos de las células normales. Segundo, las nanopartículas que se introducían de nuevo en el cuerpo, tenían que poder liberar un agente coagulante que hiciese de barrera.

nanorobot de origami
Imagen proporcionada por la Universidad de Arizona.

Por estos motivos, los nanorobots de origami están compuestos por ADN. Que además, tienen la capacidad de plegarse y llegar a muchos más sitios. Los científicos lo han bautizado con el nombre de «Origami de ADN«.

¿Cómo es el procedimiento?

Según han explicado los científicos, es más sencillo de lo que parece. Los investigadores inyectan nanorobots de origami con ADN y trombina en la corriente sanguínea. En este caso, han hecho experimentos con animales modelo de laboratorio.

Cuando llegan dichos nanorobots a los vasos sanguíneos que nutren el tumor cancerígeno. Éstos, detectan la presencia de necleolina y se activan. Pudiendo plegarse o abrirse en cualquier momento, y dejando expuestas las moléculas de trombina. Las cuales, inician un proceso de coagulación de la sangre, que bloquea el cáncer y consigue que no reciba más nutrientes para seguir creciendo.

nanorobot de origami
Imagen proporcionada por la Universidad de Arizona.

El tema del cáncer es algo muy delicado y hay que tener mucho cuidado con todo lo relacionado con la salud. Es muy importante y es fantástico que haya cada vez más descubrimientos para lograr combatir cualquier tipo de enfermedad. Ojalá podamos leer más noticias así en el futuro. Y sobre todo, el campo científico de los nanorobots se siga expandiendo y ayudando a las ciencias de la salud. Por otro lado, a través también de nanoparticulas, también se avanza en los tejidos artificiales para facilitar la vida a las personas.

¡Para no perderos ninguna noticia de actualidad, sigue nuestro canal de Telegram para enterarte de todo al momento!

¿Conoces nuestras redes sociales?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here