Parece que la Unión Europea y todos los organismos encargados de ayudarnos con nuestra protección de datos se van a tener que poner las pilas. Y es que parece que estas cuestiones ya se realizan de manera normalizada; Netflix almacena nuestros datos con la película Bandersnatch, aquella película interactiva, aunque después no exista un motivo muy allá. O quizás sí…

Y es que cuando parece que algo puede ser inofensivo; llega alguien que le da la vuelta a todo esto. Y debemos agradecer al Reglamento General de Protección de Datos (RGPD, o GDPR en sus siglas en inglés) por poder conocer este tipo de situaciones.

La investigación de la investigación que ha descubierto como Netflix almacena nuestros datos.

El investigador inglés Michael Veale, de la UCL Computer Science, pidió los datos que Netflix hubiese recabado de su perfil en la aplicación. Basándose en uno de los puntos del Reglamento de Protección de Datos de la Unión Europea.


Al parecer el motivo de Veale era educar a las personas sobre la utilización de la ley; además de alentar a las empresas a que la cumpliesen como deben. Y eso fue lo que hizo, escribiendo un correo a Netflix Europa.

Netflix Europa tiene sede en Ámsterdam y como empresa que opera con datos de la ciudadanía europea debe tener una persona encargada de todo esto. Y la verdad es que no tuvo grandes problemas en facilitar esta información. Solo que la que aportó no sorprendió pero sí demostraba como Netflix no cumple la ley europea.

Bandersnatch registra más datos de los debidos.

Netflix almacena nuestros datos al seleccionar las opciones que se nos otorgan en la película. Eso era de cajón y no es algo que debería sorprendernos. Lo que sí es que en ningún momento se nos informa de que esos datos se asociarían a nuestro perfil y usuario de la plataforma de streaming.

Netflix almacena nuestros datos

Al parecer cuando todo esto fue encontrado en los archivos PDF y CSV que se le mandó a Veale; el investigador pidió explicaciones a la compañía. Netflix respondió que “los datos almacenados se utilizan para informar sobre las recomendaciones personalizadas determinando la mejora del modelo de narración de la película”.

Eso sí, Veale tuvo que informar a Netflix sobre los datos que quería en concreto. Parecía como que la compañía de vídeo en streaming no iba a darlo todo. Aún así, lo consiguió tras identificarse a través de su pasaporte.

Que aun así, los archivos recibidos no eran del todo legibles como la propia RGPD exige que debe ser “entendible por cualquier adolescente de 15 años con un nivel de educación medio”.

Ya se vio como Netflix quería superar en usuarios y usuarias a Fortnite, de Epic Games; quien esta última ha sido denunciada por la FACUA. Y es que tener datos de las personas es algo que en un futuro será muy beneficioso para tener un control extremo sobre la influencia en sus compras.

La paradoja de Netflix y sus creaciones.

Hemos visto como en toda esta saga de Black Mirror, todo parecía una conspiración tecnológica. Incluso el propio protagonista se ve como que alguien elige por él; que parece sacado del libro y que no tiene el control total. O a veces incluso como que sí tiene el control y quien lo ve no.

Pero resulta paradójico que Netflix almacena nuestros datos y luego intenta hacer pensar a la gente sobre la importancia de todo esto.

¿Conoces nuestras redes sociales?

Y para no perderte nada puedes y estar siempre al día en el mundo de la tecnología, puedes suscribirte gratis a nuestro canal de Telegram. Además, lo bueno que tiene, que como publicamos de media 5 artículos al día nada más, ¡no damos mucho la brasa!

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO