Viajar al extranjero en muchas ocasiones produce las mismas sensaciones de ansiedad que las de disfrute. Sobre todo en la organización del viaje. Y es que ahora mismo siempre tenemos la misma necesidad con independencia de quien haga el viaje. La necesidad de estar comunicados en todo momento. Y así hemos querido estar durante nuestra estancia en Nueva York probando la eSIM de HolaFly.

La eSIM es un servicio que ha dejado de asociarse a un producto. Ya no tenemos la necesidad de tener que introducir un trozo de plástico dentro de nuestro smartphone. Pero claro, también depende del smartphone. En el caso de los últimos lanzamientos de Apple y Google son compatibles aunque con los de la G hay ciertos puntos a tener en cuenta.

Nuestra experiencia ha sido realizada con un iPhone XR que tan solo debía de leer un código QR para que instalase el perfil de la tarjeta electrónica y comenzar a disfrutar de tener cobertura estadounidense. La gente de HolaFly intenta trabajar con los mayores operadores de cada país. En el caso de Estados Unidos, la experiencia ha sido completamente satisfactoria gracias al haber estado conectado en todo momento a la red de AT&T; la Movistar de allí.

Ventajas de la eSIM y de hacerlo con HolaFly.

La utilización de una tarjeta electrónica, o eSIM de HolaFly (y de cualquier compañía), hace que tengamos componentes más seguros dentro de nuestros dispositivos. El chip de lectura de tarjetas SIM físicas es un componente extremadamente frágil; es por ello que no se recomienda sacar e introducir mucho las tarjetas de su bandeja.

eSim HolaFly

Además, la utilización de tarjetas físicas contribuye a seguir teniendo más plásticos y metales en nuestro planeta. Además de tener que utilizar ciertas herramientas que en algunos dispositivos no son iguales que en otros. Me acaba de pasar al cambiar del Samsung Galaxy A80 al LG V50 ThinQ. El LG tiene un agujero para introducir la herramienta extractora mucho más fino que el del Galaxy y la herramienta de Samsung no funcionó con el LG.

Con las eSIM esto no sucede. Va todo a través de software que en caso de existir algún inconveniente se puede solventar rápidamente. En cambio con el lector físico para cambiarlo tienes que palmar mucha pasta (por propia experiencia…). Y claro, que esto te suceda en el extranjero no es de mucho agrado.

eSim HolaFly
Gracias a la eSIM y al 5G, el Internet de las Cosas tendrá mucho más agarre.

Es por ello, que en este mes de septiembre, HolaFly lanzará los servicios de eSIM con las compañías mundiales en las que sea posible. En unos 25-30 destinos diferentes. Nosotros, hemos tenido la suerte de probarla en primicia en Estados Unidos y, la verdad, que funciona igual que una tarjeta física pero con las ventajas de ser electrónica. No ha habido pérdidas de conexión, no ha habido errores en la instalación; todo ha sido coser y cantar.

También es cierto que son conscientes de que esta nueva tecnología no es muy conocida. Por ello, cuando te mandan la tarjeta, viene con un explicativo que también te pueden mandar al correo para su correcta instalación. Y en su página web, obviamente.

Tener servicios de eSIM es de ser visionarios.

Tanto las compañías de telecomunicaciones como las fabricantes de dispositivos móviles inteligentes siguen un paso por detrás de todo. La eSIM de HolaFly quiere ser mundial e ilimitada en todos los aspectos pero le frenan cuestiones en las que ellos no pueden hacer nada.

Con los dispositivos Píxel, en España existe un problema a la hora de querer configurar la eSIM; pese a que los dispositivos cuentan con la tecnología necesaria pero es imposible. En la actualidad, los dispositivos que sí funcionan bien son los XR, XS y XS Max de Apple. Esto es un inconveniente a la hora de querer avanzar hacia la eficiencia. Es mucho más fácil recibir un código QR en nuestro correo y escanearlo que esperar a que nos llegue la tarjeta a nuestro domicilio, y eso que HolaFly las manda de manera urgente.

Por otro lado están las compañías de telecomunicaciones. Siendo una compañía prácticamente nueva, no pueden conformarse con trabajar con teleoperadoras low cost. Hay que posicionarse por la calidad del servicio antes que por el precio, y eso es lo que hace HolaFly tanto con la eSIM como con las tarjetas tradicionales en los paquetes para viajes.

eSim HolaFly
Es tan sencillo como escanear un simple código.

Desde HolaFly quieren introducir los paquetes de datos ilimitados, o al menos de una gran cantidad de GB, para que no vayamos con miedo. A la hora de viajar utilizamos muchas veces la navegación. Ya sea para ir caminando o conduciendo a cualquier sitio y es evidente que no conocemos el lugar.

De la misma manera que poder disfrutar de nuestras series, programas o vídeos favoritos. El problema está en que las compañías cobran por todo pero cada vez se están dando cuenta de esta necesidad y cada vez es más barato conseguir planes ilimitados.

Hasta luego al Roaming.

Por mucho que la Unión Europea haya obligado a retirar el roaming para que la ciudadanía europea pueda moverse sin que le quiten el riñón para pagar su factura; las compañías teleoperadoras se agarran a cualquier clavo para darte unos megas irrisorios para tus viajes al extranjero.

Es por eso, que en la gran mayoría de las ocasiones se vuelven imprescindibles este tipo de empresas. Con la que nosotros, además de habernos dejado la eSIM y una tarjeta física para un mes completo en Estados Unidos, hemos acabado bastante contentos con todo su servicio.

¿Conoces nuestras redes sociales?

Y para no perderte nada puedes y estar siempre al día en el mundo de la tecnología, puedes suscribirte gratis a nuestro canal de Telegram. Además, lo bueno que tiene, que como publicamos de media 5 artículos al día nada más, ¡no damos mucho la brasa!

*Este artículo ha sido patrocinado por HolaFly.

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO