Qué es una conexión VPN y cómo usarla en cualquier dispositivo

VPN son las siglas de Virtual Private Network (Red Privada Virtual). Su uso no es nada reciente, las grandes empresas llevan tiempo sirviéndose de ellas para conectar ordenadores que se encuentran a largas distancias.

Para conectar cualquier dispositivo a internet, este debe comunicarse con un módem o router. El cual se conecta a nuestro ISP (proveedor de servicios) para ofrecernos la conexión con la red. Es común tener más de un dispositivo conectado a la misma red. Estos dispositivos son capaces de comunicarse entre sí y compartir recursos sin necesidad de pasar por internet. A esto se le conoce como red local.

Una VPN permite crear una “red local” sin necesidad de que los dispositivos se encuentren conectados entre sí. Incluso sin que se encuentren en la misma ubicación geográfica. Esto permite tener la capacidad de compartir recursos y obtener todas las ventajas de una red local con un plus de flexibilidad.

Las VPN llevan un tiempo poniéndose de moda debido a ciertas funciones que ofrecen. La más popular entre los usuarios es la de utilizar lo que se conoce como un túnel de datos. Esto se basa en que mientras normalmente para conectarnos a internet nuestro dispositivo se comunica con el ISP y este con los servicios, usando una VPN la conexión pasará de nuestro proveedor de servicios al servidor VPN que será el que se conecte a los servicios. Esto da la ventaja buscada por muchas personas de usar la dirección IP del servidor en lugar de la tuya propia. Lo que permite cosas como falsear nuestra ubicación.

VPN

¿Para qué sirve una VPN?

Una de las funciones más buscadas es la ya comentada de falsear la ubicación. Esta función puede resultar útil para cosas como saltarse un bloqueo geográfico. Muchas páginas web y aplicaciones limitan su contenido a un espacio geográfico determinado, como puede ser netflix en Estados Unidos. Si tú te encuentras por ejemplo en Alemania y quieres acceder a esas páginas, te abordará una advertencia de que ese contenido no está disponible para tu país. Sin embargo si te conectas a un servidor VPN de Estados Unidos, la web creerá que te encuentras en dicho país, y te permitirá acceder a todas sus funciones como si así fuera.

Otra función interesante está relacionada con la descarga de archivos P2P (los clásicos torrents). Y es que en ciertos países la descarga de dichos archivos está prohibida. En otros los proveedores de servicios simplemente bloquean o limitan esas descargas. Esto es debido a la cantidad de tráfico que consumen. Es posible también usar las redes VPN para evitar esto. Así el ISP no sabrá que estás descargando archivos P2P y no hará nada para evitarlo.

Aparte de esas funciones que algunas personas pueden considerar moralmente “dudosas”, las VPN se usan para otras muchas cosas. El teletrabajo por ejemplo es una de las más antiguas. Usando estas conexiones, una empresa puede poner en contacto a trabajadores de distintas oficinas sin permitir que nadie ajeno a la empresa pueda acceder a la red. Con esto consiguen más seguridad en sus conexiones. También permite que compartir recursos entre sus trabajadores y oficinas sea mucho más sencillo.

Por último la seguridad es una de las cosas más buscadas por usuarios de estas conexiones. Cuando te conectas a cualquier red, sobre todo redes inalámbricas, siempre existe el peligro de que alguien esté capturando los datos que circulan por esa red, poniendo en peligro la integridad de tus datos. Mediante una VPN los datos se envían cifrados, por lo que estas conexiones pasan a ser mucho más seguras. Pero cuidado, esto también implica confiar en el servidor VPN, que será por el que pasarán nuestros datos realmente.

¿Cómo se configura una VPN?

En Windows

En windows 10, si abres el menú Inicio y escribes VPN, verás la opción “Cambiar las redes privadas virtuales (VPN)“. Al pulsar sobre ella se nos abrirá la configuración. Aquí aparece un símbolo + que indica “Agregar una conexión VPN“. Basta con pulsar sobre él, introducir los datos del servidor y la autenticación, y pulsar en guardar.

En Linux

En Linux es necesario instalar el paquete  network-manager-vpnc. Lo cual podemos hacer mediante el comando sudo apt-get install network-manager-vpnc. Después basta con hacer click en el icono de red de la parte superior, y posteriormente elegir Conexiones VPN -> Configurar VPN. Por último pulsaremos en agregar e introduciremos los datos del servidor.

En Mac

En Mac es suficiente con abrir las Preferencias del sistema y pulsar sobre Red. Por último hacemos click en Añadir y seleccionamos VPN para introducir los datos correspondientes a la conexión.

En Android

En los ajustes de nuestro dispositivo android, encontraremos un menú que se llame conexiones de red o algo parecido a esto. Una vez dentro habrá que buscar Más Redes u Otros, que se suele encontrar al final de las opciones. Aquí seleccionaremos en añadir una conexión VPN. Introducimos los datos del servidor y listo.

En iPhone o iPad

Por último si lo que queremos es establecer una conexión VPN en nuestro dispositivo iOS, entraremos en ajustes. Iremos al apartado General y buscaremos VPN. Una vez dentro basta con seleccionar el tipo de servidor e introducir los datos correspondientes.

 

¿Qué te parecen las conexiones VPN? ¿Las usarás a partir de ahora?

Echa un ojo a más tutoriales interesantes aquí.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram.

Deja un comentario