Convierte tu Raspberry Pi 3 en un servidor NAS con Open Media Vault

Los servidores NAS están a la orden del día. Los usuarios cada vez tienen una percepción mejorada de la NUBE. Un servidor NAS en pocas palabras es un servidor de almacenamiento en red. Otra forma de denominar NAS es la NUBE. ¿Conoces Google Drive , Onedrive, Dropbox? Verdad que si los conoces, pues imagina tener uno de estos servicios en el cual tú eres el dueño. Pues es posible y lo realizaremos con nuestra Raspberry Pi 3.

En primer lugar con  los servidores NAS tenemos dos formas de trabajar. La primera forma es en la red de casa, es decir, podremos tener nuestra nube personal y acceder a ella desde cualquier dispositivo de casa. Y la segunda forma que tenemos es conectando nuestro servidor NAS a internet, lo cual nos permitiría acceder a nuestra propia nube desde cualquier punto del mapa.

Raspberry Pi 3 y Open Media Vault

En primer Lugar comencemos hablar de Open Media Vault, es un sistema operativo Linux basado en la famosa distribución Debian. Para poder usar OMV en nuestra Raspberry, necesitamos una Raspberry Pi 2 o Raspberry Pi 3, puesto que el sistema no funciona en la versión 1 o en Pi Zero. Los modelos mencionados anteriores son los idóneos puesto que tienen la potencia suficiente para cargar el sistema y los servicios que nos ofrece.

Pues comencemos con el proceso de convertir nuestra Raspberry Pi 3 en nuestro servidor NAS. En primer lugar debemos de descargar del sitio Sourceforge nuestra imagen de OMV para nuestra Raspberry Pi. Una vez tengamos nuestra imagen del sistema necesitaremos una tarjeta MicroSD de al menos 8 GB de capacidad. Y debemos que grabar nuestra imagen .iso en nuestra tarjeta de memoria. En este caso recomiendo Etcher, un programa multiplataforma que nos permitirá grabar imágenes .iso en nuestra SD.

Raspberry Pi 3 etcher

Cuando el proceso de Etcher finalice ya tendremos instalado nuestro sistema Open Media Vault en nuestra tarjeta SD. Ya tan solo nos basta con introducir nuestra SD en nuestra Raspberry Pi 3.

Lo siguiente que deberíamos hacer es proporcionarle una IP fija a nuestra Raspberry desde la configuración de nuestro propio router. Si accedemos a 192.168.1.1 desde nuestro navegador accederemos a la configuración de este. Y en el apartado de servidor DHCP.

Configuración router

Introduciremos la dirección MAC de nuestra Raspberry Pi 3 y en IP Address pondremos una IP libre (Ej: 192.168.1.66). Y aplicamos y guardamos los cambios, pero aun no hemos acabado nos queda el último paso configurar nuestro servidor NAS. Tendremos dos nuevas opciones:

  • Mediante nuestro navegador web introduciendo en la barra de direcciones la IP que le hemos asignado al Raspberry Pi.
  • O bien mediante línea de comandos usando una conexión SSH, esta forma es algo más compleja si no estamos acostumbrados a usar la línea de comandos.

OMV Raspberry Pi 3

Los credenciales de acceso para conectarnos y administrar nuestro NAS Raspberry Pi son:

  • Web: admin/openmediavault
  • SSH: root/openmediavault

Cómo hemos podido ver tendremos un servidor NAS por el módico precio de 40 euros, ni comparación con los NAS comerciales que podemos encontrar en las tiendas. Respecto al espacio que tendremos disponible es tan fácil como conectar un disco duro externo en uno de los puerto USB del Raspberry Pi.

¿Conoces nuestras redes sociales?

¿Aún no nos sigues? Puedes hacerlo a través del Instagram de Miguel. También en mi Instagram tendrás noticias diarias. De igual modo, en mi Twitter verás opiniones de actualidad. Al igual que en el Twitter oficial de Easy Smart Tech. Incluso puedes estar al día en nuestro canal de Telegram.

Deja un comentario