Hace algo menos de un mes, se lanzó la marca Realme en España con sus nuevos modelos 5 Pro, X2 y X2 Pro. Y la elección de España para el lanzamiento de este tipo de marcas no es una razón baladí. Primero, vayamos por partes. Realme es una empresa hermana de Oppo, la cual se conjuga también con OnePlus y Vivo; ya que las cuatro marcas pertenecen a BBK Electronics, la empresa matriz.

Todo esto le da una de las mejores bienvenidas a Realme que jamás otra marca podría tener. La clientela de BBK Electronics es un nicho de gente que sabe lo que quiere y conoce los aspectos técnicos de sus smartphones. Es por ello por lo que, evidentemente, no va dedicado en exclusiva estos Realme a ese nicho pero sí a que sean capaces de recomendar estos dispositivos frente a su gran competencia a la que viene a derribar: Xiaomi.

Parte trasera del Realme 5 Pro

El Realme 5 Pro es un dispositivo móvil duro de roer.

Nada más abrir la caja, nos encontramos una presentación típica para quienes hayamos utilizado algún que otro OnePlus. En primera instancia el dispositivo y después unos pequeños detalles que le dan un punto de distinción y que te hace que tu compra sea más satisfactoria. Cableado protegido por gomas –pese a que nuestra unidad no los llevaba por ser de prensa pero a otros compañeros sí les ha llegado así y es un signo de BBK–, detalles coloristas en los puertos USB y un cargador bastante grande que es muy necesario.

La primera impresión que me llevé al utilizar el Realme 5 Pro fue la de recordarme tener un OnePlus 6T en la mano. Lo que habla muy bien del dispositivo. Además de haberme tocado en el color Crystal Green, el cual se conjuga con pentágonos holográficos que le da un diseño bastante espectacular y bonito.

Un diseño que además después sorprende por la batería que contiene. No es un dispositivo para nada grueso y que ni siquiera al añadirle la funda que viene incluida en la caja, se hace complicado de agarrar. Todo lo contrario, la funda hace que no se deslice para nada y que además quede protegido en su totalidad gracias al diseño elevado de las cuatro esquinas.

Una batería real para cualquier tipo de usuarios.

En términos de especificaciones, la batería de este Realme 5 Pro es de 4.035 mAh. Una batería que se ha conseguido incluir en un grosor de menos de 9 milímetros. Pero parece que es una batería grande pero nada atípica y nada especial. Pero no, es una batería muy especial y que es capaz de durarte dos días seguidos sin parpadear.

En una prueba típica de uso, teniendo en cuenta que trabajo por la mañana y tengo clase por la tarde hasta las 10 de la noche; el dispositivo lo desenchufo bastante temprano. Con el dispositivo suelo ver las noticias, gestionar al equipo de Easy Smart Tech por nuestros canales, publicar en redes sociales, ver el correo, escuchar música y podcasts…

Cuando llegué a la noche a mi casa, el dispositivo todavía estaba en un 45 por ciento de batería. Un porcentaje que me sorprendió bastante ya que yo no lo había cargado en todo el día. Así que me dispuse a ver lo que era capaz de aguantar de más. Pues fue capaz, fue muy capaz. El Realme 5 Pro me duró encendido, usándolo sin cuidado alguno, un total de 1 día, 9 horas y 2 minutos.

Más de 33 horas y media encendido con 7 horas y 49 minutos de pantalla encendida. Una brutalidad. Aunque hay que tener en cuenta que contabilizar las horas de pantalla encendida no es un dato muy objetivo ya que se puede tener el dispositivo encendido, con la pantalla apagada, conectado al Bluetooth y escuchando música y esto gasta también bastante batería. Como hago yo de camino a clase todos los días con música y podcasts.

Además, el cargador con el que contamos en la caja es uno especial para estos dispositivos. Con tecnología VOOC a 4A que fue capaz de cargarme al Realme 5 Pro del 2% al 90% en solo una hora. Aunque a la media hora ya estaba sobre el 45%, suficiente para pasar un día con este dispositivo.

Mi primer dispositivo con un Snapdragon de la serie 700.

La verdad es que cuando la gente de Realme me contactó para probar el 5 Pro, me gustó bastante saber que iba a poder probar un dispositivo con el procesador estadounidense de la serie 700. En concreto, este Realme monta un Qualcomm Snapdragon 712 AIE. Un procesador de 10nm capaz de llegar hasta los 2,3 Ghz.

Y, la verdad, es que se nota bastante esta serie 700. He probado muchos dispositivos con procesadores de la gama 600. Estos procesadores son bastante buenos y dan un resultado muy bueno pero jamás se acercaban a la experiencia de los 800. Esta serie 700 sí lo hace y a este Realme 5 Pro le sienta bastante bien.

No he notado ninguna necesidad de más potencia. Ni en videojuegos ni en tareas diarias. Lo que sí que quizás está más verde es la capa de personalización que han decidido tener. En concreto, los Realme montan ColorOS, la misma capa que utilizan los de Oppo. Esto crea ciertas diferencias con Android para intentar mejorar la experiencia. Aunque queda bastante lejana de OxygenOS de OnePlus.

La experiencia multimedia es la esperada en un gama media superior.

Por un lado, la gente de Realme han decidido incluir un sistema especial de disipación del calor. Utilizan un aluminio conductor de la temperatura para mandar el calor hacia otros lados y que no se caliente en ningún momento. De esta manera se puede utilizar el dispositivo durante mucho tiempo realizando tareas duras.

Y esto lo he experimentado jugando y viendo vídeos con el dispositivo. Es cierto que no se calienta más de la cuenta y apenas se nota. Ni siquiera cuando se carga el propio dispositivo con la funda y mientras se utiliza. Esto ha ayudado a que la experiencia multimedia en este dispositivo no sea afectada negativamente. Todo lo contrario.

Realme 5 Pro

Por un lado, hay que tener en cuenta que Realme va buscando un público joven y característico. Por lo que el audio es bastante esencial a la hora de comprarse un smartphone u otro. Pero también es cierto que no tenemos el volumen más alto del mundo. Es un sonido bastante nítido con unos graves y agudos bien ajustados. Pero echamos en falta algo más de volumen. Y mira que el ajuste del volumen en la interfaz es genial porque es de los que más se pueden ajustar.

En lo que respecta a la pantalla, contamos con un panel de 6,3 pulgadas en resolución Full HD+ y protección Corning Gorilla Glass 3+. Esta protección la verdad que tiene bastante tiempo y no protege igual que sus sucesoras. Pero teniendo en cuenta que viene una funda que protege bastante, esto se resuelve rápido. El panel se ve perfectamente, no tenemos ningún pero que ponerle. Y además esta resolución ayuda a esa duración de batería que comentaba anteriormente.

Imágenes por encima de la media para esta gama de productos.

El Realme 5 Pro cuenta con cuatro cámaras diferentes. Por un lado, monta un objetivo Sony IMX 586 de 48 megapíxeles. Después tenemos un ultra gran angular de hasta 119º. Todo esto le sigue un objetivo ultra macro en conjunción a un sensor especializado en el efecto bokeh.

Imagen con sensor principal.
Fotografía Zoom X2
Imagen Zoom X5 enfocando a las antenas del tejado

Es cierto que para usar bien el ultra macro, necesitamos que las condiciones lumínicas sean excelsas. No podremos realizar fotografías ultra macro con una luz ambiente baja. Por lo que está más bien pensado para las fotografías en exteriores de día o en interiores cercanos a puntos de luz natural.

Imagen con el sensor Ultra Macro

Y, como no hay mejor manera de demostrar las cosas que enseñándolas, aquí tenéis muestras de cómo se ve la cámara. En futuros reviews, veréis imágenes de productos también realizadas con este dispositivo para que veáis más ejemplos de fotografías reales que se pueden tomar con este Realme 5 Pro.

¿Es el Realme 5 Pro un dispositivo recomendable?

En líneas generales, podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que sí. Es un dispositivo bastante atractivo estéticamente. Es un smartphone muy bien ajustado y calibrado en todos sus aspectos. Funciona perfectamente y tiene una batería y una carga difícil de encontrar.

Además, esta es la marca que de verdad podrá rivalizar con los Xiaomi de turno. Siempre he dicho que si había una marca que podía hacer un nuevo sistema operativo, era Huawei con HarmonyOS, para así acabar con el duopolio de sistemas operativos móviles. Y después de probar este Realme 5 Pro, puedo decir que BBK Electronics es la compañía capaz de quitarle el monopolio de los dispositivos baratos a Xiaomi.

¿Conoces nuestras redes sociales?

Y para no perderte nada puedes y estar siempre al día en el mundo de la tecnología, puedes suscribirte gratis a nuestro canal de Telegram. Además, lo bueno que tiene, que como publicamos de media 5 artículos al día nada más, ¡no damos mucho la brasa!

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO