Como todos sabemos, BQ es una marca que lleva algunos años creciendo en España, y puede ser que haya encontrado la forma de hacerse un hueco en las altas posiciones. Sus terminales no son caros en comparación con el resto de marcas y similares características. Con esta nueva gama BQ Aquaris V, la compañía sigue apostando por relación calidad-precio, lo que a nuestros ojos es todo un acierto.

Tras probar el terminal durante 15 días, aquí van nuestras impresiones.

¿QUÉ VEMOS EN ESTE BQ AQUARIS V?

El diseño que presenta es algo distinto a lo que BQ nos tenía acostumbrados, siguiendo la buena línea que se empezó con los Aquaris X. También se ha reemplazado el plástico por un acero ionizado, que junto con las equinas redondeadas, dan un toque de mayor gama a este terminal.

En el frontal podemos observar que seguimos manteniendo los marcos; nos libramos del Notch. Nos encontramos con una pantalla 2.5D de 5.2 pulgadas LCD A-SI con 720p de resolución, lo que nos ha sorprendido, puesto que BQ apostó durante mucho tiempo por el estándar de 5 pulgadas en casi todos sus terminales.

En cuanto a la resolución de pantalla, los 720p no es algo que vayamos a notar constantemente, por lo obtenemos una buena sensación de pantalla para la gama de este terminal. También cabe añadir que hemos notado una experiencia de visión angular bastante buena, aunque mejorable; hay momentos donde amarillea y en lugares iluminados los reflejos pueden llegar a dificultar la visualización; pero se puede solventar aumentando el brillo de la pantalla.

¿Qué más podemos encontrar?

En la parte superior del frontal también encontramos una cámara frontal de 8MP acompañada de un flash LED. Aunque funciona bien, en ocasiones sacaba algunos tonos de color no muy naturales; por lo que decidimos instalar Google Camera y el resultado mejoró considerablemente. En la parte inferior, fuera de la pantalla, están los botones de navegación típicos de Android; que también podemos activar la opción para verlos en pantalla. Puesto que vienen marcados como puntos, has de saber que el botón izquierda es multitarea y el de la derecha, retroceso.

En la parte superior del terminal encontraremos un bien recibido Jack 3.5, mientras que en la parte inferior estará situado el puerto de carga microusb; a ambos lados del conector de carga encontraremos los altavoces.

Si giramos el terminal, veremos el buen acabado metálico que ofrece este Aquaris V. Aquí podemos observar la cámara principal de 12 MP junto al Flash. La cámara ofrece buenos resultados, aunque podríamos esperar algo mejor; pero teniendo en cuenta el precio, es algo aceptable.

Aquí podéis ver varias fotos desde esta cámara.

Justo debajo de la cámara encontramos el sensor de huellas dactilar, perfecto para desbloquearlo cuando lo coges, gracias también al tamaño del teléfono.

¿Y que tenemos dentro del terminal?

El BQ Aquaris V cuenta con un procesador Snapdragon 435, pero esto no ha supuesto un problema. El teléfono se desenvuelve a la perfección sin trabarse ante juegos, transiciones o multitarea. Nosotros hemos probado el de 3GB de RAM y 32GB, aunque también está disponible la versión de 2GB de RAM y 16GB.

En nuestro caso, con la versión más potente, no hemos sufrido problema alguno; tras la prueba de 15 días de uso cotidiano. El teléfono se desenvuelve con soltura y rapidez, así como la duración de la batería sigue siendo un punto fuerte de la marca; con 3100 mAh ha conseguido llegar sobradamente al final de la jornada laboral.

El terminal corre sobre Android 7.1.2 Nougat, actualizable a Android 8 Oreo. Tenemos Android puro, fuera aplicaciones innecesarias ni capas de personalización añadidas.

Opinion Sobre el BQ Aquaris V

En nuestra opinión BQ no lucha por estar en “La creme de la creme” de los smartphones; si no por permanecer en lo alto de la competición de los terminales de gama media. BQ opta por un público que de batalla a sus terminales; y eso lo demuestra con su duración de batería, y la soltura y fluidez que ofrece el software. Mantener su relación calidad-precio es su prioridad, pero no por eso va a defraudar.

Cabe destacar que el audio en las llamadas es muy nítido y se escucha a la perfección; aunque el altavoz se queda un poquito corto para lo que esperábamos. El micrófono es una auténtica maravilla, ya que capta perfectamente la voz. En nuestro canal de Ivoox podéis escuchar este podcast grabado desde el BQ Aquaris V para que juzguéis vosotros mismos.

Aprovechando la ocasión no dudéis en suscribiros a nuestro Ivoox y seguirnos en nuestras redes sociales Twitter, Instragam y Youtube. ¡También tenemos canal de Telegram si quieres estar al tanto de todas nuestras noticias y no perderos nada!

También podéis seguir a BQ en su cuenta de Twitter para estar informados de sus novedades.

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO