El smartphone ya es imprescindible en nuestras vidas. Pero, ¿Podrán en un futuro sustituir a los ordenadores de trabajo? Ya empiezan a aparecer intentos de ello como el Samsung Dex Pad.

Samsung Dex Pad emulando a un touchpad de ordenador

No es un secreto hoy en día que dependemos en gran parte de nuestros smartphones. Y cada vez más son los que apuestan por un futuro en el que estos dispositivos acaben por sustituir completamente a los ordenadores.

El Dex, es un dispositivo que samsung ya anunció junto con el galaxy s8. Este consistía en una base que usaba el teléfono como cerebro, y a la que conectándole un monitor, un teclado, y un ratón, nos permitía realizar funciones básicas como escribir o ver vídeos.

Ahora samsung ya está pensando en evolucionar esa idea, y lo lleva a cabo mediante el Dex Pad. Este dispositivo es muy parecido al anterior, pero permite usar el smartphone como si fuera un touchpad y olvidarnos del ratón. La idea principal de estos dispositivos no deja de ser la misma, poder sustituir los ordenadores del entorno de trabajo por nuestros teléfonos. Y así llevarnos el trabajo en el bolsillo sin ningún problema.

¿Podrá un smartphone ofrecernos lo mismo que un pc?

Aquí es donde reside la clave del problema, y es que aunque los teléfonos móviles avanzan a pasos agigantados, aún es muy ambicioso pensar en un hardware móvil que nos ofrezca una potencia y una experiencia de uso cercana a la de un ordenador.

Podemos sin problema redactar noticias, realizar contabilidad, y otras tareas simples con la ayuda de nuestro teléfono. Pero para tareas más complejas como pueden ser la edición de vídeo, programación de aplicaciones, etc. Se nos siguen antojando necesarios el teclado y el ratón. Y es que el hecho de trasladar todo nuestro trabajo a nuestro dispositivo móvil, exige una labor de adaptación complicada.

Otro problema que tienen dispositivos como el Dex Pad es la compatibilidad. Este por ejemplo funciona de maravilla con las aplicaciones del propio samsung, pero le cuesta más con aplicaciones de terceros. Sobre todo con programas que no están pensados para ofrecer toda su funcionalidad en dispositivos móviles.

Por todo esto, aunque suena idílico pensar en un futuro en el que llevemos en nuestro bolsillo todo nuestro trabajo y centro de operaciones, aún quedan muchos puntos por pulir, y muchas distancias que salvar. El Dex Pad ya está disponible por un precio inferior a los 70 euros.

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO