Samsung también ha querido seguir haciendo otros tipos de dispositivos en su Unpacked de febrero. Y es que para DJ Koh, su CEO, esta nueva década es para “el cambio. Es una nueva era”. Y como tal, y como ya os adelantamos cuando hablamos sobre los rumores de los Galaxy Buds, han unificado toda la marca. También con los Samsung Galaxy Watch Active y la Samsung Galaxy Fit.

Samsung Galaxy Watch Active

En concreto se han decidido por crear tanto un reloj inteligente como una pulsera cuantificadora. Ambos dispositivos pensados para hacer deporte y que sean unos buenos compañeros de los Samsung Galaxy S10 y del Samsung Galaxy Fold.

Samsung Galaxy Watch Active. Un reloj para todos los gustos.

El reloj se ha fabricado con un panel AMOLED de 1,1 pulgada en formato redondo. En concreto con una resolución de 360 por 360 píxeles. Algo que en realidad, es un panel cuadrado pero bien adaptado.

Samsung Galaxy Watch Active

Los Samsung Galaxy Watch Active vienen a sustituir la gama Samsung Gear que estaban utilizando los surcoreanos, hasta ahora, para diferenciar a los relojes. Hasta que se han dado cuenta que es mejor tenerlo todo bajo el departamento de Galaxy. De esta manera, los procesos de marketing en los puntos de venta se facilitan.

Samsung Galaxy Watch Active

Lo bueno que han hecho con este reloj es su compatibilidad. Y es que da igual que smartphone tengas, podrás emparejarlo con él. Tanto si utilizas el sistema operativo de Google como si utilizas un iPhone de Apple.

Todo de la casa. Nada de fuera.

El smartwatch seguirá teniendo una corona que se rota hacia derechas e izquierdas. Del mismo modo que hace el Series 4 del Apple Watch. Además, no han querido optar por utilizar Wear OS y le han inyectado a Samsung Wearable OS; el sistema operativo propio de Samsung.

Lo que han hecho con este movimiento es que las aplicaciones nativas funcionen como deben. Para así poder cuantificar y monitorizar de manera eficiente y eficaz la actividad de quien la lleva. Eso sí, todo basado en el ya conocido Tizen.

 

De este mismo modo han incluido al Samsung Galaxy Watch Active un procesador propio. El Samsung Exynos 9110; el cual le gustaría ser competencia del Qualcomm Snapdragon 3100. Combinado con 4 GB de almacenamiento interno para sus aplicaciones y cuatro cosas más.

Samsung Galaxy Fit

Samsung Galaxy Fit y Galaxy Fit E.

Estos de Samsung les ha cogido el gustillo a usar la letra E para sus dispositivos menos ‘agraciados’. Aunque no es del todo así, es la nueva manera para no utilizar la palabra ‘Mini’.

En concreto, al smartwatch le acompaña una pulsera cuantificadora. O mejor dicho, dos pulseras inteligentes que querrán competir contra la Mi Band de Xiaomi; o incluso las bandas de Fitbit.

Hablamos de las Samsung Galaxy Fit y Samsung Galaxy Fit E. Dos pulseras inteligentes que cuentan con un panel táctil y un sistema operativo algo desconocido.

La hermana mayor cuenta con un panel de 0,95 pulgadas a color de tecnología AMOLED. La Samsung Galaxy Fit E cuenta con 0,74 pulgadas, en blanco y negro. Ésta cuenta con carga por pines y resistencia al agua.

La Samsung Galaxy Fit cuenta con carga por NFC y podrá ser cargada si se posiciona encima del Samsung Galaxy S10+. Ambas cuentan con una memoria RAM y un almacenamiento interno irrisorio. Lo justo para que el sistema operativo y las aplicaciones preinstaladas funcionen.

¿Conoces nuestras redes sociales?

Y para no perderte nada puedes y estar siempre al día en el mundo de la tecnología, puedes suscribirte gratis a nuestro canal de Telegram. Además, lo bueno que tiene, que como publicamos de media 5 artículos al día nada más, ¡no damos mucho la brasa!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here