Durante toda la vida se lleva hablando sobre la eutanasia en los seres humanos. Una práctica que con buenos o malos ojos; desde el punto de vista médico y científico es sumamente importante. Inclusive, si nos ponemos quisquillosos, desde el punto de vista económico para los gobiernos, las familias y la red sanitaria; sea pública o privada. Es por ello por lo que se ha inventado el Sarco.

Sarco es una máquina que se presentó a finales del año pasado, en 2.017. A partir de ahí comenzó a divulgarse por otro tipo de ferias y de lugares en donde podría conseguir darse a conocer y quizás para venderse en países en donde la eutanasia en seres humanos esté regulada de forma positiva.

Sarco cápsula asistencia suicidio

Morir en Sarco es morir como un faraón egipcio.

Y es que justamente la palabra Sarco viene como abreviatura de la palabra sarcófago. Aquellos ataúdes que se utilizaban para los faraones. Sobre todo se hacía para albergar los cuerpos momificados dentro de estas mega cajas de madera tallada.

La Inteligencia Artificial no sólo sirve para matarte, existen otras empresas que la utilizan para curarte. Pero oye, cuando ya no queda más soluciones que el descanso…

Mientras que los sarcófagos se inventaron generalmente de madera tallada; Sarco es un ataúd que se puede desmontar con un depósito con el gas que hará fallecer a la persona. La verdad es que sabiendo esto, parece más el método utilizado por los nazis que otra cosa. Solo que esta vez se ha fabricado por impresión 3D.

Y es que ese depósito alberga nitrógeno. Un gas inerte que al respirarse y privarse del oxígeno y sólo quedar dióxido de carbono provoca la muerte. Una muerte relajada y tranquila ya que no provoca una respuesta hipercápnica. Es decir, la persona no sufre las típicas convulsiones que suceden cuando el cerebro deja de recibir oxígeno y se recibe una cuantía anormal de dióxido de carbono en la presión arterial. Esto ya se utilizaba en la década de los 90 en Estados Unidos.

Sarco cápsula asistencia suicidio

“Elegir cuando morir es un derecho humano”.

El australiano Philip Nitschke es quien ha desarrollado esta máquina llamada Sarco. Quien lleva mucho tiempo hablando sobre la necesidad de las personas de decidir si queremos alcanzar el descanso eterno o no.

Todos deberíamos tener el derecho de morir como y cuando queramos. Sarco proporciona a las personas una muerte cuando ella desee morir. Es un derecho humano fundamental y no sólo es un privilegio médico para los muy enfermos. La sensación de entrar en la cápsula de suicidio asistido es como la de ahogarse en seco; haciendo que no existan estrés ni dolor al privarse de oxígeno”.

Sarco cápsula asistencia suicidio

A tanto han querido llegar con esta cápsula de asistencia al suicidio que han colaborado con la ayuda de la tecnología de gafas de realidad virtual. Al menos éstos no han tenido toda la historia de Lenovo y Sony con las gafas de realidad virtual.

Y es que antes de entrar en Sarco, con estas gafas de realidad virtual se podrá experimentar la sensación que sucederá al liberar la cápsula de nitrógeno. Quizás de esta manera, el suicidio no se produzca y se dé una oportunidad a la vida.

Sarco cápsula asistencia suicidio
El propio Philip Nitschke probando las gafas de realidad aumentada.
¿Conoces nuestras redes sociales?

¿Aún no nos sigues? Puedes hacerlo a través del Instagram de Miguel. También en mi Instagram tendrás noticias diarias. De igual modo, en mi Twitter verás opiniones de actualidad. Al igual que en el pájaro oficial de Easy Smart Tech. Incluso puedes estar al día en nuestro canal de Telegram.

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO