Los fraudes de las ofertas son muchísimo más comunes de lo que creemos. Esto es de lo que Spotify está intentando guardarse las espaldas. Sobre todo con los planes familiares de Spotify que son usados por personas que ni son familia ni viven en la misma casa ni nunca lo harán.

Y por ello, la empresa sueca va a comenzar a pedir ciertos datos que no les va a gustar a muchas personas. De hecho, es muy probable que cabree a bastantes usuarios y usuarias y que la jugada no les salga demasiado bien. Y es que enseñar realmente donde vives no gusta en muchas ocasiones ni para que te lleguen los paquetes.

Spotify te pedirá la ubicación en tiempo real para mantenerte tus planes familiares.

Es cierto que hay muchas personas que utilizan el plan familiar de Spotify para ahorrarse un dinero. Y es algo normal cuando lanzan ofertas de este estilo. El problema va a comenzar cuando empiecen a pedir la ubicación en tiempo real para saber si estás en el código postal que te corresponde.

De esta manera intentarán conseguir aplacar los intentos de fraudes a los que se enfrentan los suecos desde hace algún tiempo. Pero claro, el realizar este tipo de acciones también conlleva que se hagan las cosas mal y existan ciertos vacíos no contemplados.

Y es que es cierto que los planes familiares de Spotify exigen que las personas que lo comparten vivan bajo el mismo domicilio. Una cuestión que no se respeta pero que también podrían ayudar a quienes quieren pagar por un servicio musical y por ciertos motivos no pueden permitirse el plan normal.

Se podrían cometer ilegalidades con este proceso.

Pedir la ubicación a ciertos usuarios y ciertas usuarias puede llegar a ser ilegal. Y es que los planes familiares de Spotify son justo para que lo disfrute toda la familia. Dentro de esa familia pueden haber personas menores de edad; éstos no pueden compartir su ubicación con este tipo de aplicaciones.

Pero este no es el único vacío que puede sufrir Spotify para dejar a mucha gente sin planes familiares. Sino que pueden también perderlo aquellas personas que estén en ciertos momentos viviendo fuera. Gente joven que se va a estudiar, o no tan joven, y personas que puedan estar trabajando de manera temporal fuera de su domicilio habitual.

Spotify planes familiares

Además, estarían perdiendo a muchos usuarios y a muchas usuarias que están contentas con el servicio que presta Spotify. La plataforma se ha convertido en casi un estándar para la reproducción en streaming de contenido de música. Esto es lo que más llama la atención a quienes quieren disfrutar de la música. Pero claro, hay mucha gente que no puede permitírselo.

El otoño viene cargadito.

Todo esto que está queriendo implementar la gente de Spotify parece ser que se hará realidad a partir del próximo 6 de octubre. A partir de esta fecha la ubicación se pedirá a través de la ubicación que se podrá facilitar a través del servicio de geoposicionamiento de Google.

Y esto es algo que ya me ha pasado a mí cuando inicié mi aventura en los planes familiares de Spotify. En concreto no me pidieron ningún tipo de ubicación (quizás tiene dado el permiso y no lo he visto) pero se me canceló hasta en tres ocasiones diferentes. Tuve hasta que ponerme en contacto con la propia plataforma para así poder continuar con mi cuenta después de un tedioso proceso.

Christopher Weatherhead, Jefe de Tecnología del Privacy International, un grupo de vigilancia británico, comentó que existen “implicaciones preocupantes para la privacidad ya que se permite a Spotify a utilizar de forma arbitraria la ubicación de una persona”. Teniendo en cuenta todo lo que ha sucedido con Facebook y Cambridge Analytica; es completamente lógico los recelos que podamos tener todos/as los/as usuarios/as con estos nuevos cambios en sus términos y condiciones.

¿Conoces nuestras redes sociales?

Y para no perderte nada puedes y estar siempre al día en el mundo de la tecnología, puedes suscribirte gratis a nuestro canal de Telegram. Además, lo bueno que tiene, que como publicamos de media 5 artículos al día nada más, ¡no damos mucho la brasa!

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO