Desde 2011, a partir de la resolución 66/149 aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, el 21 de marzo conmemoramos el Día Mundial del Síndrome de Down. En este día alzamos la voz por aquellas personas con capacidades diferentes. Pedimos la igualdad de condiciones en diversas áreas que atraviesan a la vida cotidiana.

Las personas con Síndrome de Down suelen ser discriminadas, apartadas de la vida activa en sociedad e incluso institucionalizadas. Esto sucede por considerar que poseen capacidades inútiles para reproducir el sistema económico en el que nos encontramos inmersos. Cuestión que han demostrado en numerosas ocasiones ser falsa.

La lucha de las organizaciones por alcanzar la igualdad de condiciones.

Esta es la lucha de las Naciones Unidas y de otras muchas organizaciones. En palabras del titular de la ONU, se trata de conseguir “la igualdad de estas personas y su derecho a tener vidas dignas. Además de “recibir el reconocimiento a las contribuciones que pueden hacer a la sociedad”.

En España existen diversas organizaciones nucleadas en pos de generar un cambio, tanto en la vida de estas personas como en el resto de la sociedad. Citamos el ejemplo de DOWN ESPAÑA quien desde 1991 apuesta por asegurar la autonomía de estas personas con capacidades diferentes.

Los programas que se desarrollan desde Down España abarcan todas las áreas del ciclo vital de las personas con Síndrome de Down. Éstos se enfocan en la atención temprana en los primeros años de vida, en el apoyo en el entorno familiar, y también en la inclusión educativa y en el empleo. También incluyen programas destinados a las personas con Síndrome de Down que se encuentran en la etapa de envejecimiento. Siempre posicionados desde una perspectiva de autonomía plena.

Tecnología y Síndrome de Down.

Una de las cuestiones que interesa destacar en esta ocasión es la inclusión de la tecnología que implementa Down España para llevar adelante su cometido. En colaboración con la Fundación Vodafone España, presentan un Programa de Tecnologías de la Información y la Comunicación para personas con Síndrome de Down.

Se trata de facilitar el acceso a determinados recursos tecnológicos que favorezcan la autonomía personal. Y es que según estudios, el acceso a las TIC va a ser determinante para el desarrollo de las personas con capacidades diferentes. La tecnología puede mejorar el rendimiento cognitivo de la población con Síndrome de Down, tal como lo demuestra la Universidad Camilo José Cela.

El aporte de la Universidad Camilo José Cela.

Dicha universidad publicó un estudio en el “British Journal of Educational Technology”, que evidencia cómo el uso de las nuevas tecnologías puede ser de gran ayuda. Especialmente para la estimulación y mantenimiento del funcionamiento cognitivo de la población con Síndrome de Down.

Los resultados del estudio establecen que las mejoras en el manejo, retención y razonamiento visoespacial se concretan a través del uso autónomo que hacen de los juegos interactivos. Estas evidencias demuestran que el uso de la tecnología es un camino eficiente para achicar la brecha diferencial que nosotros mismos establecimos, muchas veces por desconocimiento.

Visto así, la población con Síndrome de Down cuenta con un gran potencial de desarrollo y manejo de sus habilidades cognitivas, siendo especialmente hábiles en tareas vinculadas a aspectos no verbales.

“La suerte de tenerte”.

Para cerrar, me gustaría dejarte el vídeo que lanzaron a modo de campaña desde Down España para “sensibilizar a la sociedad y contribuir a la inclusión de las personas con Síndrome de Down”.

¿Conoces nuestras redes sociales?

¡Mantente al día! Para evitar perderte algún contenido, puedes estar siempre al día en el mundo de la tecnología, con solo suscribirte gratis a nuestro canal de Telegram. Además, lo bueno que tiene, es que publicamos de media 5 artículos en promedio. ¡Te esperamos!

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO